La novela del exilio

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 9,04 KB

 

LA NARRATIVA DESDE 1939 HATSA 1975


España desde 1939 hasta 1975.

Etapas de la época franquista.


Los historiadores establecen dos etapas dentro de la época franquista.


-Autarquía: La primera etapa del franquismo se desarrolla entre 1939 y 1959. Dónde encontramos las bases del nuevo régimen totalitario: concentración de poder en la figura del jefe del Estado, control social, represión ideológica, limitación de las libertades y autosuficiencia económica.

El desenlace de la Segunda Guerra Mundial con la victoria de los aliados dejó aislado al régimen de Franco. Este aislamiento impidió la incorporación del país al proceso de crecimiento económico que se vivíó en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Los años cuarenta y cincuenta son en España años de escasez y racionamiento en los que el Estado controla el mercado de los productos básicos.

-El periodo desarrollista: La segunda etapa del franquismo (1959-1975) viene marcada por un extraordinario crecimiento económico, que trajo consigo un profundo cambio social y cultural en nuestro país.


La novela española desde 1939 hasta 1962.

Narradores en el exilio.


Los novelistas que habían empezado a publicar sus primeras obras en España durante los años treinta tuvieron que dejar el país al finalizar la guerra y continuar su producción fuera de España. Líneas temáticas:


-Rememoración del pasado. Se utiliza para comprender las raíces históricas de los acontecimientos vividos durante la guerra.


-Testimonio del presente. La novela se convierte en un instrumento para saber la realidad en la que se ve inmerso el escritor, como la vivencia personal del exilio, los problemas a los que se enfrenta…


-La España inventada. Los autores del exilio imaginan la realidad con la que han perdido el contacto, sueñan con el regreso y dan testimonio de la experiencia de sentirse extranjeros en su propia patria.


Los narradores exiliados más destacados son: Rosa Chacel, Ramón J. Sender, Max Aub y Francisco Ayala.

ROSA CHACEL. Publica Estación. Ida y vuelta, bajo la influencia de la estética deshumanizada descrita por Ortega y Gasset. En el exilio, a diferencia de los otros novelistas, se mantuvo en su concepción antirrealista de la novela como medio para la indagación metafísica y existencial. Destacan: Teresa, una biografía ficticia de la amante de Espronceda,  Memorias de Leticia Valle y Barrio Maravillas.

Ramón J. Sender. Se conocíó como novelista a finales de los años veinte y se convirtió en uno de los principales representantes del Realismo social. De su amplia producción novelística, que incluye narraciones históricas, relatos de intención satírica y novelas autobiográficas, destacamos Réquiem por un campesino español.

MAX AUB. Se inició como novelista de vanguardia, pero luego se uníó a la tendencia rehumanizadora que triunfó en la literatura española de los años treinta. Destaca El laberinto mágico, un ciclo de novelas dedicadas a la Guerra Civil.

Francisco AYALA. Escribe sus primeras obras narrativas inmersas en la estética vanguardista que imperaba en España en los años veinte. A partir del exilio, sus cuentos y novelas manifiestan una concepción ética de la labor del escritor y muestran la sensación de desamparo del ser humano contemporáneo, que vive inmerso en el mundo caótico.

Frente a la visión monolítica del narrador omnisciente, Ayala prefiere la narración de primera persona y el juego de perspectivas.



Entradas relacionadas: