Novela despues de la guera civil

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 2,59 KB

 
4. La novela experimental (novela de los 60)Inaugurada con la publicació n de Tiempo de Silencio (1952) de Luis Martí n Santos, donde se utilizan la segunda persona narrativa y se diseñ an personajes individualizados, dicha novela supondrá un cambio con respecto a la narrativa anterior: a partir de ahora, los escritores empezará n a preocuparse por las té cnicas narrativas, surgiendo así la novela experimental. Se tratará de una experimentació n formal y tendrá generalmente las siguientes caracterí sticas: • Argumento de poca importancia, salvo las anécdotas • Personajes reducidos excepto el protagonista, cuya importancia se resalta con el monólogo interior • Espacio impreciso y tiempo desordenado, con utilización de flash-backs • Estructura compleja, con varias historias a modo de contrapunto, final abierto, etc. • Tratamiento del narrador: o bien omnisciente, o no hay (objetivismo), o en 1ª o 2ª persona, y con varios puntos de vista • Estilo complicado, con sintaxis alterada, lenguaje coloquial y juegos ortográficos y tipográficos Además de Martín Santos, otros autores importantes de este periodo serán Juan Marsé con Últimas tardes con Teresa (1966) o Si te dicen que caí (1973), Juan Benet con Volverás a Región (1968), e incluso podemos incluir la obra de Cinco horas con Mario (1966) de M. Delibes.

5. La novela tras la dictadura franquista: la novela en democracia novela de los 70 Con el fin del régimen franquista en 1975 y la llegada de la democracia, surgirán diversidad de corrientes y tendencias (por ejemplo: novela histórica, novela intimista o del discurso reflexivo, novela experimental, meta-novela, novela erótica, novela de intriga, novela neorrealista). Tras el cansancio por la experimentación, se recuperará la importancia de la trama argumental y de la intriga; el realismo será entendido sólo como un mero marco del personaje; se tenderá al intimismo y al existencialismo, recuperando temas y tópicos románticos; y se utilizarán técnicas formales variadas como el uso de la 3ª persona, o de la 1ª o la 2ª, el monólogo interior, la elección entre narración lineal o desorden cronológico, etc. Una obra clave de este periodo será La verdad sobre el caso Savolta (1975) de Eduardo de Mendoza, narrada desde tres puntos de vista diferentes: el protagonista en primera persona, el narrador omnisciente, y documentos del juicio en el que se investiga el caso.

Entradas relacionadas: