La novela contemporánea desde 1975 hasta la actualidad

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,48 KB

 

La narrativa desde los años 70 a nuestros días

En los años setenta, surge un nuevo grupo de escritores, la “Generación del 68”, cuyas carácterísticas son:


- la vuelta al “placer de contar”.

- la organización de la trama narrativa según géneros menores.

- la desvinculación aparente del compromiso social y político

- los problemas humanos tratados desde la individualidad con una sensación de desencanto, aunque el tono empleado sea jovial y humorístico.

Novela clave en este momento fue La verdad sobre el caso Savolta(1975), de Eduardo Mendoza donde su autor conjuga magistralmente la intriga tradicional con diversas técnicas experimentales. La obra avanza desde un principio experimental hasta un final lineal propio de la novela policíaca. Destaca también como ingenioso escritor en las divertidas novelas El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y algunas mas recientes.

   Otros autores representativos de esta generación son: Manuel Vázquez Montalbán, Álvaro Pombo, Luis Mateo Díez, Juan José Millás…

Desde 1975 a la actualidad la novela española se hace más compleja:


- Se publican en España obras censuradas y editadas en el extranjero, como las de Juan Goytisolo o Juan Marsé.

- Aparecen ahora íntegros textos inéditos o que habían sido mutilados como fue el caso de la novela Tiempo de silencio.

- Se recupera la narrativa de los exiliados: Francisco Ayala, Rosa Chacel…

- Se traducen obras extranjeras antes prohibidas.

  A este panorama tan variado contribuye la coexistencia de distintas generaciones de escritores: la del 36, la del 50, la del 68 y los novelistas de los 80.

   A partir de 1975, con el fin de la dictadura de Franco y la desaparición de la censura, se produjo una vuelta al interés por la historia contada. Son carácterísticas de esta época la enorme proliferación de títulos, el incremento del número de escritoras, la vinculación entre la labor literaria y la periodística y el gusto creciente por el relato corto, que casi todos estos novelistas han cultivado.

Las tendencias más sobresalientes de la novela desde 1975 son:

Novela de intriga


Su éxito radica en la adaptación de un producto típicamente americano a la cultura española, uno de los escritores más importantes de la época, Manuel Vázquez Montalbán, con la saga del detective Carvalho, excomunista y ex agente de la Cía. En esta misma línea están obras como El invierno en Lisboa, de Antonio Muñoz Molina.

Novela histórica


Uno de los géneros de mayor éxito editorial desde los años 80, se engloban obras que pretenden la recuperación de hechos históricos pasados desde distintos puntos de vista: fabulación imaginaria del pasado, proyección del pasado sobre el presente o aprovechamiento de la historia para indagaciones intelectuales y ejercicios de estilo. Recrean la Edad Media novelas como En busca del unicornio, de Juan Eslava Galán; el Siglo de Oro aparece reflejado en El hereje, de Miguel Delibes.En esta tendencia cabría incluir los relatos sobre la Guerra Civil o la posguerra, que recuperan con cierta distancia la memoria de esta época. Entre ellos se pueden citar novelas como Los girasoles ciegos (2004), de Alberto Méndez.

Novela intimista


Novelas protagonizadas por una persona de mediana edad, desconcertada y angustiada, que vive en un espacio urbano actual y cuyos problemas íntimos se abordan en el relato: amor, soledad, la propia identidad… En ocasiones se difuminan las fronteras entre la vida real y el mundo de la fantasía. Ejemplos de estas novelas son La soledad era esto (Juan José Millás.

Novela lírica o poemática


Aspira a convertirse en un texto creativo autónomo y a difuminar las fronteras con el género lírico. Manifiesta subjetivamente una marcada tendencia a la concentración máxima. Abundan el elemento onírico y las referencias a mitos y símbolos con un lenguaje sugerente en obras como Mazurca para dos muertos (Cela).

Metanovela


Consiste en incluir la propia narración como centro de atención del relato. De hecho, el protagonista suele ser un escritor en obras como El desorden de tu nombre (Juan José Millás).

Novela testimonial


Es una tendencia minoritaria en la que sus autores construyen relatos sobre problemas sociales, como la defensa de la condición femenina en Te trataré como a una reina (Rosa Montero).

Casi todos los autores citados anteriormente siguen publicando en la actualidad novelas o relatos de diferentes tendencias y estilos .Entre las “novedades” de los últimos años destacan:

- El juego del ángel (2008), de Carlos Ruiz Zafón.

- El mundo (2008), de Juan José Millás.

- Los frutos de la niebla (2009), de Luis Mateo Díez.

- Esperadme en el cielo (2009), de Maruja Torres.

- El asedio (2010), de Arturo Pérez Reverté.

- Inés y la alegría (2010), de Almudena Grandes.

En 2010 recibíó el Premio Nobel de Literatura el peruano Mario Vargas Llosa, cuya última novela se llama El sueño del celta (2010). Ana María Matute (autora de obras como Primera memoria) recibíó el Premio Cervantes; Javier Cercas logró el Premio Nacional de Narrativa por su novela Anatomía de un instante, y Eduardo Mendoza consiguió el Premio Planeta por Riña de gatos, Madrid 1936

En 2011 Alicia Giménez consiguió el Premio Nadal con Donde nadie te encuentre. El Premio Nacional de Narrativa fue para Tiempo de vida, de Marcos Giralt Torrente, y el Planeta, para El Imperio eres tú, de Javier Moro. También se publicaron en 2011 Los enamoramientos, de Javier Marías, El Nadal de 2012 ha sido para la novela El temblor del héroe, de Álvaro Pombo, y el Premio de la Crítica 2012, para El día de mañana, de Ignacio Martínez de Pisón.

Muchos novelistas actuales escriben artículos de opinión en la prensa o en suplementos semanales, optan a los grandes premios y publican sus novelas en las editoriales más importantes del país con lo que se aseguran una extraordinaria campaña publicitaria y buenos ingresos.

Entradas relacionadas: