Nietszche 1de2

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,01 KB

 
FRIEDRICH NIETZSCHE
Para Nietzsche. la vida no tiene un fundamento exterior a ella, tiene valor en sí misma; y la vida entendida en su dimensió n bioló gica, instintiva, irracional, como creació n y destrucció n, como á mbito de la alegrí a y el dolor. Por esta razó n, Nietzsche creyó posible medir el valor de la metafí sica, la epistemologí a y la é tica a partir de su negació n o afirmació n de la vida.
LA CRITICA DE NIETZSCHE A LA CULTURA OCCIDENTAL
Nietzsche. Apolo la individuació n, la forma, el mundo como una totalidad ordenada y racional, y Dionisos la vida en sus aspectos oscuros, instintivos, irracionales, bioló gicos. lo dionisí aco era la auté ntica verdad. Só lo con el inicio de la decadencia occidental, con Só crates y Plató n, los griegos ocultan esta faceta inventá ndose un mundo de legalidad y racionalidad, lo apolineo. La degeneració n de la cultura por la filosofí a griega triunfó de tal modo que supuso el triunfo de lo apolí neo sobre lo ú nico real, segú n Nietzsche, lo dionisí aco.
II. LAS CRÍ TICAS DE NIETZSCHE A LA CULTURA OCCIDENTAL
A la idea del conocimiento. Nietzsche rechaza la objetividad de la ló gica y de la razó n: la filosofí a tradicional consideraba que las leyes de la razó n (la ló gica) son tambié n leyes del mundo y sus principios los principios bá sicos de la realidad. Frente a ello, Nietzsche afirma el cará cter irracional del mundo: la ló gica, la razó n son invenciones humanas, las cosas no se someten a regularidad alguna. Nietzsche considera que el conocimiento objetivo del mundo descansa en la creencia en algú n tipo de realidad absoluta (el Mundo de las Ideas de Plató n o el Dios cristiano); sin embargo si esta realidad absoluta es una fantasí a humana, dicha confianza carece de sentido. Pero aceptando su cará cter relativo, Nietzsche defiende el perspectivismo.
Para Nietzsche las leyes cientí ficas son invenciones humanas pues no existen regularidades ni necesidad en el mundo y los hechos que lo pueblan, no hay leyes de la Naturaleza. La razó n no se puede justificar a sí misma. Las matemá tica puede expresar con precisió n el comportamiento de las cosas, para é l esta forma de entender el mundo es erró nea pues las matemá ticas no describen nada real, son invenciones humanas; en el mundo no existe ninguna de las perfectas figuras de la geometrí a, ni nú meros, ni unidades. Las matemá ticas prescinden de la dimensió n cualitativa del mundo, de su riqueza y pluralidad.
A la metafí sica. La filosofí a presenta al mundo como un cosmos. La invenció n del Mundo Racional trae consigo la invenció n de los conceptos bá sicos .las categorí as metafí sicas como substancia, ser, esencia, unidad son puras invenciones Pero Nietzsche pone tambié n en la influencia de la gramá tica otro origen de la metafí sica; el lenguaje da lugar a una visió n erró nea de la realidad: la estructura sujeto-predicado, el empleo de las mismas palabras favorecen una “interpretació n substancialista de la realidad, la creencia en entidades dotadas de rasgos permanentes y propios, de esencias y naturalezas universales.” Si nuestra gramá tica fuese distinta, nuestra forma de entender el mundo serí a tambié n distinta.
A la moral tradicional. dice Nietzsche, que los valores morales no tienen una existencia objetiva, son proyecciones de nuestra subjetividad, de nuestras pasiones, sentimientos e intereses. si realmente los valores existiesen en un Mundo Verdadero y Objetivo cabrí a aceptar su universidad, pero no existe dicho Mundo, por lo que en realidad los valores se crean, y por ello cambian y son distintos a lo largo del tiempo y en cada cultura. A la religió n. Para Nietzsche la religió n no es una experiencia verdadera pues Dios no existe; lo que promueve la religió n es el resentimiento.el cristianismo es “platonismo para el pueblo”.La moral cristiana: el cristianismo fomenta los valores de la “moral de esclavos” (humildad, sometimiento, debilidad, mediocridad), los valores mezquinos (obediencia, sacrificio, compasió n) y la idea de culpabilidad, de pecado; es la moral vulgar, de resentimiento contra lo elevado, noble y singular; es la destrucció n de los valores del mundo antiguo. El Dios cristiano representa los valores negativos y contrarios a la vida, mientras que el mundo divino politeí sta representa los valores afirmativos, la fidelidad a la Naturaleza. La superació n del cristianismo ( la “muerte de Dios”) es fundamental para la transmutació n de todos los valores y la recuperació n de los valores de la antigü edad perdidos tras la aparició n de esta religió n y de la filosofí a.

Entradas relacionadas: