Neopopularismo y poesía pura

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 17,73 KB

 
2.-LA GENERACIÓN DEL 27
Se denomina Generación el 27 a un conjunto de poetas que en apenas dos lustros se convirtieron en el más notable grupo literario de la época. Publican sus obras más significativas entre 1920 y 1935. Lo integran: Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda y
Manuel Altolaguirre. A veces se añade a Dámaso Alonso.Como epígono de esta generación se añade a Miguel Hernández.

Se destacan tres ETAPAS en la evolución de esta generación:


Hasta 1928:


La poesía pura

. Influencia de G. A. Bécquer; las primeras vanguardias: ultraísmo, creacionismo… Influencia de Juan Ramón Jiménez: búsqueda de la belleza absoluta, sin contaminar de circunstancias personales: deshumanizada. Esto les acerca a Góngora.

Hasta 1936: Poesía humanizada

: Jorge Guillén y Pedro Salinas continúan con la poesía pura; los demás buscan una poesía humana y apasionada. Toman elementos del Surrealismo. Libros y poetas más significativos: Luis Cernuda: Los placeres prohibidos; Rafael Alberti: Sobre los ángeles; V. Aleixandre:Espadas como labios; F. G. Lorca: Poeta en Nueva York. En 1935 influirá Pablo Neruda con su revista Caballo verde para la poesía.

Después de la Guerra Civil:

Exilio y dispersión. F. G. Lorca, muerto. V. Aleixandre, D. Alonso y G. Diego se quedaron en España. Miguel Hernández (1910-1942), el epígono de esta generación por su vinculación a la estética neogongorina y surrealista, murió en la cárcel. En el exilio, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, E. Champourcin y J. De la Torre. Los más significativos temas de sus poesías giraron en torno a la nostalgia de España, de los amigos muertos, el desarraigo.

Las principales CarácterÍSTICAS de la Generación del 27 las podemos sintetizar de la siguiente manera:


1)Conocen la literatura y admiran a los clásicos. Algunos de ellos son profesores de Literatura: Dámaso Alonso, Jorge Guillén, Pedro Salinas, Gerardo Diego, Luis Cernuda.
2)Suponen una síntesis entre tradición (literatura tradicional, tanto culta como popular) y renovación o vanguardia. De las vanguardias artísticas toman lo novedoso, lo original y provocador, el juego de ingenio y la ruptura humorística.
3)Equilibrio entre lo intelectual y lo sentimental, lo culto y lo popular.
4)Papel central de la metáfora y la imagen: lenguaje muy elaborado que llevará a algunos poetas hacia el Surrealismo: Lorca, Alberti, Aleixandre.
5)Ideología: visión pesimista de la vida; están en contra de la represión ejercida por una sociedad alienante porque está construida por la razón que es dogmática y antivital. Defienden la vida, lo instintivo, espontáneo y natural. Les interesa lo nuevo, lo diferente, lo raro, lo inocente. Se hace patente la influencia de Freud y la noción del inconsciente.


Autores y obras más relevantes, en el ámbito de la poesía:


Rafael Alberti:


 Su poesía se caracteriza por una gran variedad de temas, tonos y estilos. Podemos destacar, de su poesía neopopularista, sus primeros libros, Marinero en tierra (1924). De su etapa neogongorina y vanguardista: Cal y canto (1929). Poesía surrealista: Sobre los ángeles (1929). De su obra dramática podemos señalar El adefesio (1944).

Vicente Aleixandre:

 Atendiendo a su visión del mundo, su obra se estructura en tres etapas.

Poesía pura

Espadas como labios (1930-1931) y Sombra del paraíso (1939-1943). Poesía surrealista: Historia del corazón, escrito entre 1945 y 1953. Poesía antropocéntrica: Poemas de la consumación (1968). Fue miembro de la R.A.E. Y obtuvo en 1977 el Premio Nobel de Literatura.

Dámaso Alonso:

 En él se aúna su labor crítico-docente con la investigadora y la creación poética. De esta última destacamos su libro Hijos de la ira (1944).

Manuel Altolaguirre:

 Su poesía está dotada de un gran intimismo. Destacamos Las islas invitadas(1926) y Poemas de América (1955).

Luis Cernuda:

 Reuníó sus diversos libros bajo el título de La realidad y el deseo (versión definitiva en 1964).

Gerardo Diego:

 Su obra poética sigue dos líneas simultáneas, la tradicional y la vanguardista (Manual de espumas y Fábula de Equis y Zeda).

Jorge Guillén:

 Es, posiblemente, el máximo representante de la poesía pura, recogida en estos títulos que cada uno representa un ciclo poético: Cántico y Clamor, son la cara y la cruz de la realidad.

Federico García Lorca:

 Su obra poética siguió una evolución desde la sencillez de sus primeros poemas, pasando por la fuerza del Romancero gitano (1928) y llegando a la poesía vanguardista de Poeta en Nueva York (1940). Representa también una de las cimas del teatro español y universal. Su temática giró en torno al destino trágico y la frustración.

Emilio Prados:

 Su poesía abarcó tanto el neopularismo andaluz como el Surrealismo. Destacamos los títulos Canción del farero (1926) y Memoria del olvido (1940).

Pedro Salinas:

 Considerado el poeta del amor por excelencia, escribíó la trilogía amorosa formada porLa voz a ti debida (1933), Razón de amor (1936) y Largo lamento (1939).EL TEATRO Y LA NOVELA EN LA GENERACIÓN DEL 27
La irracionalidad y el experimentalismo propios de las vanguardias se acusaron másllamativamente en la novela y en el teatro que en la lírica, pues en España estos géneros había, sido más conservadores, de modo que narradores y dramaturgos de vanguardia pretendieron romper de una manera má radical con los moldes tradicionales. La novela de estos autores tiende a la experimentación estilística, tratando de provocarcon las palabras un impacto tan novedoso como el de la poesía vanguarista. La acción esmuy escasa y cede terreno a la indagación en personajes de psicología extraña y enconflictos íntimos resueltos por la vía de una imaginación delirante, compaginada con laironía y el humor.Ramón Gómez de la Sena, Benjamín Jarnés : Locura ya muerte de Nadie. Los jóvenes dramaturgos cultivan un teatro experimental más centrado en laoriginalidad lingüística y en los personajes extraños que en la acción dramática. Lorca:La casa de Bernarda Alba; Alejandro Casona: La sirena varada.

Entradas relacionadas: