Nelson Mándela

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 7,08 KB

 


ROSA MONTERO OTRAS MANERAS
3. Estructura
tres párrafos: Primer párrafo: el interés que suscita Mándela se debe al respeto que se le tiene a su figura política. Segundo párrafo la democracia está desacreditada debido a la existencia de políticos corruptos, expresa esto mediante otras ideas como que todos los políticos son igualmente corruptos e incapaces hace que mucha gente desee la vuelta de la tiranía y da lugar también a que aparezcan populismos de todo signo que defienden sistemas totalitarios que parecen más limpios solo porque son más opacos. Párrafo tres muestra que frente a los populismos de todo signo, la autora defiende la democracia como el mejor de los sistemas posibles y remite a Mándela como ejemplo de que el sistema político puede funcionar. La estructura de esta columna es claramente inductiva pues la tesis o idea principal la encontramos al final del texto: Yo sigo creyendo, en fin, que la democracia es el sistema menos malo, y que, con todas sus contradicciones, ha permitido mejorar notablemente la situación del mundo. Y también creo que no hay que rendirse y que hay otra manera de hacer política. Lo demostró Mándela.

2.-a. Tema


Mándela nos enseñó que la democracia, con sus errores, sigue siendo hoy por hoy el sistema más justo.

2.-B. Resumen


Los funerales de Nelson Mándela y lo que ha representado para la historia actual la figura de este político y activista sudafricano son el punto de partida para defender la democracia, a pesar de que la situación actual de crisis y de corrupción institucional hayan mermado con razón la confianza en la clase política por parte de los ciudadanos y hayan hecho aflorar las simpatías de algunos hacia sistemas dictatoriales.

3. Comentario crítico del texto

Se trata de un texto periodístico, un artículo de opinión publicado en El País en el que la autora comienza con un hecho de actualidad (los homenajes a Mándela) para reflexionar sobre la democracia como sistema político. La forma del discurso es argumentativa y muy bien llevada pues engancha la atención del lector con el tema de actualidad para llevarla a su propia reflexión sobre la democracia. La autora es subjetiva ya que opta por defender un sistema político, denostado por los abusos, frente a otras formas más autoritarias. Lo hace de manera directa (Quiero, creo,...). Sus argumentos apelan más a los sentimientos (la dictadura vivida) que ha hecho objetivos (no da datos de represión en las dictaduras, por ejemplo) y pone como ejemplo al admirado Mándela. Lo hace con un lenguaje accesible al lector medio, pero cuidado estilísticamente (metáforas como flor negra de la añoranza de la tiranía ó figuras de re
petición como político que honró la política) y con referencias que indican cierto nivel cultural como la referencia al periodista John Carlín o a la célebre frase de Churchill (la democracia es el sistema menos malo).
El texto está de plena actualidad por el surgimiento de grupos políticos extremos, de desafección de la ciudadanía respecto a la política en general y al bipartidismo en particular.
En este artículo publicado en El País, la autora, Rosa Montero toma como excusa el interés y la admiración que todo el mundo siente por Mándela para defender la figura del político honrado, que ha hecho de su vida y de su actividad pública un ejemplo de servicio público.

La tesis o idea principal la encontramos al final del texto: Yo sigo creyendo, en fin, que la democracia es el sistema menos malo, y que, con todas sus contradicciones, ha permitido mejorar notablemente la situación del mundo. Y también creo que no hay que rendirse y que hay otra manera de hacer política. Lo demostró Mándela. Para llegar a esta tesis, Rosa Montero ha tenido que ir convenciendo poco a poco a los lectores, porque parte del hecho de que hoy en día la situación de crisis económica y de descrédito del sistema por culpa de los continuos casos de corrupción han conseguido que la población esté más que harta de la clase política. Por tanto, después de hacer una introducción (Me admira….. Esa fiesta interminable que está siendo su despedida) referida a Mándela, inicia el cuerpo argumentativo con el objeto de que los lectores piensen al final con su tesis. Además podemos enumerar una serie de ideas: 1) argumento de autoridad por el cual presenta a Mándela como icono del político honesto e incorruptible, que conducirá al lector a que sin darse cuenta piense que todavía existen políticos honrados como Mándela; 2) empleo del recurso de la "concesión", por el cual la escritora manifiesta su comprensión hacia los que desconfían del sistema ("Veo en todo el mundo una crisis en la credibilidad ....Un creciente enojo ante sus abusos evidentes.."); y 3) argumento de implicación al advertir del peligro que corren aquellos "ignorantes" que se acercan hacia posturas totalitarias buscando otra solución porque ella nacíó bajo un régimen fascista y sabe muy bien lo que supone ("Haber nacido en una dictadura me vacunó contra ello.."). Una vez realizada esta estupenda argumentación, se plantea -como hemos dicho antes- la tesis que nos es otra que la defensa del sistema democrático y de "otra manera" de hacer política como nos enseñó Nelson Mándela.

No existen soluciones fáciles para las cosas difíciles, solo podemos contribuir todos en la vigilancia de las instituciones y las personas que las ocupan durante un tiempo determinado. Hay distintas opiniones sobre este extenso tema como es el de la política y el cual nos influye a todos, pero he de reconocer que estoy de acuerdo con la autora en su criterio, más aún, en que la democracia es el mejor sistema político. Vivimos en tiempos difíciles, aunque no tanto como otros, en los que siempre hay quienes critican el sistema de gobierno actual pero deberíamos pararnos a pensar que tal vez el error no sea dicha democracia sino aquellos que están a cargo de ella. Desgraciadamente vivimos en un país en el que abunda la corrupción y tal vez por ello es que la democracia no parezca para muchos una buena opción a seguir. Asimismo también hay quienes están a favor de regresar a una dictadura. No he tenido la infortunidad de haberla vivido, pero sí estoy al tanto y puedo hacerme una idea. Abundando en la opinión considero que sería un atraso volver a aquellos tiempos pues la idea está en progresar poco a poco y evolucionar en lugar de quedarnos estancados en un sistema que poco haría por levantar al país. Por tanto no me gustaría en algún momento de mi vida pasar por una dictadura pues prefiero una democracia aunque no sea tan limpia por razones que ya he citado en líneas anteriores. Por consiguiente, muchos de los políticos que están presentes en el gobierno y con solo nombrarlos se les da ya más importancia de la que merece, deberían reflejar y tener siempre presente al gran político Mándela, el cual debería ser un modelo a seguir y que se ha ganado el respeto y el afecto de todos.

Entradas relacionadas: