La narrativa del Siglo XX 1

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 8,47 KB

 

LA NARRATIVA DE LOS AÑOS 70 A LA ACTUALIDAD

LA NOVELA EN LOS AÑOS 70

La experimentación temática y, sobre todo, formal de la novela de la década de los sesenta se extiende a lo largo de los años setenta, pues continúan creándose obras con renovadas técnicasnarrativas que han sido calificadas de “antinovela”. El tratamiento espacio-temporal es diverso, el usode la 2ª persona es sistemático dentro de un dinámico perspectivismo, el monólogo interior setransforma en flujo de conciencia (monólogo caótico) y se juega con la tipografía.

Ejemplos de esta tendencia son Un caracol en la cocina (1970) y El león recién salido de la peluquería (1971), de Antonio F. Molina; ¡Ay! (1972), de Raúl Guerra Garrido, La primavera de los murciélagos (1974), de José Leyva y Escuela de mandarines (1974), de Miguel Espinosa.

No obstante, el año 1975 abre un nuevo período en la novela en el que, abolida la censura, la libertad de expresión se convierte en un factor determinante en la creación artística

España se incorpora al juego literario mundial.
Los narradores se alejan de la novela experimental y se decantan por la búsqueda de una voz propia.

Durante toda esta década y la siguiente publican novelas escritores de varias promociones literarias distintas:


a) La Generación del 36 : Los escritores que vivieron la Guerra Civil y que heredaron el panorama literario de posguerra continúan publicando y, pese a hacer ciertas concesiones a las modas literarias que van surgiendo, mantienen su estilo personal. Recordemos a Torrente Ballester, Cela, Delibes, etc.


b) La Generación del 50 o del medio siglo : Los escritores que se iniciaron en la novela social como Luis Goytisolo, Juan Marsé, Carmen Martín Gaite


c) La Generación del 68 o novísimos : Los escritores que llevaron a cabo la renovación de las técnicas narrativas en los años sesenta, como Juan Benet, Juan Boytisolo, José Mª Guelbenzu, etc.

D) La generación de escritores que se dio a conocer en los 80 : Eduardo Mendoza, Julio

Llamazares, Jesús Ferrero, Antonio Muñoz Molina…

2. LA NOVELA EN LOS AÑOS 80

A partir de 1980, se consolida la vuelta a la concepción clásica del relato y la novela (“Realismo renovado”), La novela que anticipó este cambio fue La verdad sobre el caso Savolta, 1975, E. Mendoza. Estas son las nuevas carácterísticas:

· Se recupera el gusto por contar historias verosímiles en un tiempo lineal.


· Predominio de historias contadas en tercera persona, con narradores testigo u omniscientes, volviendo a ser el protagonista de los hechos un personaje bien definido.
Se recupera el diálogo y disminuye el uso de técnicas experimentales.

· Vuelta a ofrecer historias organizadas en capítulos, con o sin títulos.

· Se vuelve a la sencillez y la naturalidad en el lenguaje;
En cuanto al estilo, cuidadosa construcción de oraciones que, a veces, ocultan la superficialidad del contenido. Los personajes continúan mostrando variedad de registros lingüísticos.

En cuanto a la temática, vuelven a prevalecer las inquietudes existenciales.
El hombre duda de la realidad que percibe, incluida su propia identidad, y continúa la búsqueda de su verdad mientras vive la confusión del hombre moderno. Algunas de las preocupaciones que reflejan estas obras son:

· La decepción de la ideología en crisis que aleja al novelista del compromiso político.

· Los asuntos intimistas: la soledad, la evocación del pasado, el paso del tiempo…

· El misterio y la intriga como una nueva forma de evasión y en la que destaca el sentido lúdico de la literatura.

Ejemplos del “Realismo renovado”:
Los delitos insignificantes (1986), de Álvaro Pombo,

Luna de lobos (1985), de Julio Llamazares, La ciudad de los prodigios (1986) de Eduardo Mendoza o Bélver Yin (1986) de Jesús Ferrero).

3. LA NARRATIVA ACTUAL: DE LOS AÑOS 90 A LA ACTUALIDAD

Tanto la última década del milenio como la primera del Siglo XXI se han revelado como una continuación de las líneas de los años anteriores. El libro se ha convertido en un objeto de consumo y las editoriales, que no solo atienden a los lectores, sino que los crean, trabajan el fomento y consumo de la lectura. Prueba de ello son la publicidad, los premios literarios, las listas de libros más vendidos, los suplementos literarios de los periódicos, las ferias del libro, las firmas de libros en grandes almacenes, la incorporación al mundo de la narrativa de conocidos periodistas, políticos o presentadores de televisión.

Asimismo, es importante destacar que estos narradores contemporáneos suelen también colaborar con algunos periódicos a través de diversos artículos de opinión y columnas, en las que, utilizando gran variedad de estilos y tonos, analizan numerosos temas de la actualidad: Juan José Millás o Manuel Vicent en El País, Antonio Gala o Arcadi Espada en El Mundo, o José Manuel de Prada en el

ABC.

Durante los años 90, se ha producido la consolidación de autores surgidos en las décadas anteriores, y a la larga lista de estos escritores se ha unido una nueva generación bastante heterogénea, pues difieren en los géneros que cultivan, en su estilo e incluso en su edad. Son Almudena Grandes,

Luis Landero, Javier Marías o Maruja Torres, entre otros muchos. Seleccionamos algunas aportaciones:


Novela de aventuras:

Arturo Pérez Reverté se ha revelado en este género como un verdadero maestro:
El maestro de esgrima, La tabla de Flandes, El Club Dumas, la saga de El capitán Alatriste.

Novela policíaca:

Continúa Manuel Vázquez Montalbán (con su detective Pepe

Carvahlo), al que hay que sumar la figura de Juan Madrid, con su obra Días contados y otras.

Novela de pensamiento:

de tipo ensayístico:
Sefarad, de Antonio Muñoz Molina.

Novela histórica:

con muchos ejemplos de gran precisión. Destacamos El manuscrito carmesí, de Antonio Gala;
Los girasoles ciegos, de Alberto Méndez.

Novela lírica:

El valor esencial es la calidad técnica con que está escrita, la búsqueda de la perfección formal: Manuel Rivas, El lápiz del carpintero.

Metanovela:

El narrador reflexiona los aspectos teóricos de la novela que suele trasladar a la ficción como tema o motivo del relato:

El vano ayer,

Isaac Rosa

Novela de “afterpop”:

Su principal representante es Agustín Fernández Mallo (Nocilla

experience, Nocilla dream)
; otros son Germán Sierra y Javier Calvo. En ellos se percibe el influjo de la estética híbrida y fragmentaria de las nuevas tecnologías (blogs, wikis, youtube,

Facebook, chats…).

Neocostumbrismo juvenil o Generación X:

Surge tras la caída del muro de Berlín

(1989); su representante es Ángel Mañas, con Historias de Kronen (1994). En esta obra, unos jóvenes deambulan por la ciudad sin más referencia que la del grupo y lo que en cada momento les apetece. El lenguaje oral, la jerga juvenil, las referencias a lo más inmediato, laadmiración por autores extranjeros y la ausencia de valores caracterizan a esa generación.

Autores: Lucía Etxeberría, Daniel Múgica.                                                                            

Entradas relacionadas: