La narrativa española se

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,59 KB

 
LITERATURA POSMODERNIDAD: la posmodernidad vendría a ser la asunción del fracaso de la época moderna, de una civilización que confiaba en alcanzar mediante la razón el progreso y la innovación, la emancipación del hombre. Se caracteriza por los siguientes rasgos: el individualismo hedonista, desinterés por lo político, desaparición del espíritu vanguardista porque ya no hay tradicional aquí escandalizar como en la época de las vanguardias y eclecticismo, la libertad creadora es total. NOVELA ESPAÑOLA A PARTIR DEL 75: para comprender la evolución de la novela desde 1975 hay que relacionar la con la producción novelística anterior. La novela española de la transición supone una reacción contra la novelística precedente. Se publica tiempo de silencio de Luis Martín Santos. El estilo es más rico, con abundante vocabulario, lleno de neologismos y palabras extranjeras y las referencias a la literatura o al arte del pasado son constantes. Sucede un despliegue formal y de originalidad. Se deja de lado el tema y se recupera la trama con gran importancia. A finales de los años 60 y durante la década siguiente comenzar a publicarse en España obras más notables de los principales autores hispanoamericanos, Rulfo y García Márquez destacando la obra
Cien años de soledad. A partir de las años 70 los novelistas españoles reaccionan contra los excesos del experimentalismo de la generación anterior y sin abandonar las conquistas técnicas de la novela del Siglo XXX, recuperar muchos de los elementos característicos de la narrativa decimonónica. Se busca el interés de lo anecdótico intentando mantener a toda costa la intriga y muchas veces se utilizarán técnicas narrativas cinematográficas. Se busca que la calidad literaria y el interés de los asuntos tratados no disminuya la amenidad el relato.
La novela española de estos años es el reflejo de una sociedad democrática, europea y contemporánea. Los novelistas no comparten una causa política colectiva. No pretenden crear una sociedad nueva. Sus obras se centra en el presente y en asuntos más privados e individuales. Carácterísticas generales: la finalidad de vender una gran cantidad de obras de escaso valor literario son los llamados best seller. La cantidad de novelas publicadas y ausencia de una crítica literaria sólida hace difícil establecer un canon. Hay dos rasgos q definen la narrativa en esta época, el individualismo de los autores que ya no forman grupos unidos de autores y la ausencia de líneas dominantes en las novelas. La crítica señal en todo caso como punto coincidente de todas estas obras la recuperación por el placer de contar historias. Otras carácterísticas son el incremento del número de escritoras, la vinculación entre la labor literaria y la periodística, el gusto creciente por el relato corto y el microrrelato. Promociones: siguen publicando autores de la generación de la inmediata posguerra o del medio siglo. Podemos agrupar a los prosistas de estos últimos 30 años en tres promociones diferentes. La de los novelistas nacidos entre finales de los años 30 y finales de los 40. Vivieron plenamente los acontecimientos del 68 y escriben sus primeros libros durante las primeras del franquismo hoy abajo el nuevo régimen democrático. Manuel Vázquez Montalbán, Eduardo Mendoza, Juan José Millas, Soledad Puértolas y Félix de Azúa. Segunda promoción los nacidos a partir del 1950 y hasta mediados de los 60. La influencia en ellos de la literatura extranjera es mucho mayor que la de las generaciones anteriores destacan Javier Marías, Antonio Muñoz Molina, Julio Llamazares, Rosa Montero, Jesús Ferrero, Almudena Grandes y Rafael Chirbes. Y la tercera promoción los nacidos a partir de los años 60. Son autores que crecen en una España democrática y por lo tanto sus experiencias vitales difieren bastante de la primera promoción. Autores como Juan Manuel de Prada, Ray Loriga, José Ángel Mañas, Belén Gopegui, Lucía Etxebarría y David Trueba. Tendencias: rasgos principales de esta época es la multiplicidad de tendencias entre las cuales los críticos señalán como más representativas las siguientes: novela negra en 1970 con yo maté a Kennedy comienza Manuel Vázquez Montalbán una serie de novelas policíacas. Seguirán autores como Eduardo Mendoza Juan José Millas o Soledad Puértolas y Lorenzo Silva. Novela realista hay en estos años una recuperación del gusto por contar una historia. La narrativa adquiere una expresión realista. Autores como Luis Mateo diez con su obra más destacada la fuente de la edad. Crean influencia en estos Ray Loriga o José Ángel Mañas y su exitosa Historias del Kronen. También se dan Realismo de línea cervantina como ocurre en una de las mejores obras del periodo Juegos de la edad tardía. Novela histórica con el éxito de El nombre de la rosa de Umberto Eco. No hay ningún periodo de la historia de España que no sea rey creado por nuestros novelistas. Intimismo Carmen Martín Gaite fue la influencia, novelas más cercanas. Cultivo de una narrativa intimista alejada de problemas. Juan José Millas destaca también por su obra El desorden de tu nombre. Debe ser mencionado Javier Marías el cual desarrolla una estructura original más basada en las obsesiones del narrador que en el seguimiento de una historia con temas como la culpa la verdad y la responsabilidad obra Tu rostro mañana. Culturalismo y metaliteratura la propia creación literaria sobre temas motivos y figuras de la literatura ha centrado muchas obras de este periodo. Mencionando a Juan Manuel de Prada en Las máscaras del héroe. Novela femenina la mujer se ha incorporado a la creación literaria con más asiduidad que en otras épocas pasadas en esta últimas años su presencia es muy relevante. Nombres como Rosa Montero, Almudena Grandes, Lucía Echeverría o Luisa Castro son conocidos y apreciadas por el público. Como consecuencia el universo femenino ha entrado con fuerza en la literatura española. La obra más destacada Todos mienten. Testimonio y autobiografismo, en estos años ha habido una eclosión de la llamada literatura del yo. Muchos de los escritores de una cierta edad han publicado libros de memorias y muchos otros sus diarios relatos de viajes o recuerdos de la infancia. Esta corriente se ha visto influenciada y se ha colmado de elementos autobiográficos destacando la obra Soldados de Salamina de Javier Cercas. Experimentación, la novela de este periodo supone una reacción contra los excesos de la novela experimental de los años 60. Algunos autores persisten en la técnica experimental como Miguel Espinosa. Recuperación del cuento, la narrativa breve con el estímulo que a partir de los años 60 supone la publicación España de los grandes maestros del cuento hispanoamericano. Autores como Rulfo y Monterroso. Muchos de ellos comienzan su producción literaria con libros de relatos como Alguien te observa en secreto. Es importante la producción de Cristina Fernández Cubas y Juan Bonilla. Al lado de ellos los novelistas ya consagrados y los autores pertenecientes a generaciones anteriores publican también libros de relatos. En conclusión podemos decir que la narrativa española de los últimos años es abundante y variada. Una serie de autores tienen prestigio internacional y son regularmente traducidas a los idiomas más importantes. A España llegan rápidamente los ecos de las principales literaturas del mundo occidental lo que hace que el panorama literario español esté integrado en la literatura europea actual.

Entradas relacionadas: