Moda etrusca

Enviado por Chuletator online y clasificado en Arte y Humanidades

Escrito el en español con un tamaño de 10,73 KB

 

ESCULTURA

Tiene dos fuertes influencias: la etrusca y la griega o helenizante.

Sigue los principios básicos de la estatuaria griega, especialmente siguiendo la posición y  carácterísticas de Policleto. Las representaciones del relieve deben más a la plástica griega que  a la etrusca.

De la escultura griega se asimilaron todos sus rasgos carácterísticos, el modo de representar el  cuerpo humano y sus proporciones.

En cuanto a los materiales, el mármol y el bronce sustituirán definitivamente a la arcilla, la  piedra y la madera, típicamente etruscos, del mismo modo que a la cera utilizada para la  realización de máscaras funerarias.

Una de las aportaciones romanas será, no ya el culto a los dioses, sino  la costumbre de  honrar  a los muertos y a los hombres todavía vivos. Quizás por este interés más terrenal que divino,  se aleja de la idealización carácterística griega. Opción de la historia en lugar de la religión.

Como consecuencia la temática girará en torno a la escultura oficial, propagandística, funeraria  y al retrato.
Recordar hazañas o virtudes, exaltar la gloria de los personajes o acontecimientos  y recordar los logros de los difuntos para que perduren más allá de su muerte.

Todas estas representaciones buscan impulsar el gran aliado de la Historia: La MEMORIA.

El Realismo romano: La importancia del retrato.

El retrato es una de las aportaciones más importantes de la plástica romana.

Papel importante, además de otras aportaciones etruscas y griegas, de las Imagines maiorum.  Bustos de tradición etrusca hechos a partir de mascarillas de cera o yeso, que se aplicaban al  rostro del difunto para crear un molde. Se veneraban en el altar familiar de las casas patricias  de más abolengo, que eran las únicas con derecho a ello. Constituyen una de las  bases del  Naturalismo en el retrato romano.

Los artífices de los retratos romanos proceden, en su mayor parte, de Grecia, aunque se  adaptaron a las necesidades romanas. Nace así un retrato en el que permanece la solemnidad  griega y parte de la idealización, aunque se incorpora un nuevo interés por la objetividad y la  veracidad en la representación fisiónómica.

Roma desarrolla la tipología del retrato‐cabeza, buscando la expresividad, realizando el cuerpo  como un mero soporte.

Patricio con máscaras de sus antepasados

El retrato en la Roma Republicana. (509‐27 a.C.)

El Arringatore. El Orador. Tiene una inscripción en etrusco, que nos indica la procedencia del  taller donde fue realizada. Rasgos individualizados y realistas pero todavía transmite rigidez y  expresión alejadas de lo real.

Mariscal de Tívoli. De tradición griega aunque con elementos carácterísticos de la vestimenta  romana. Expresión más cercana al pathos helenístico que a la crudeza realista propia de la  tradición de las máscaras mortuorias          

El Arringatore.      Mariscal de Tívoli.

Viejo Torlonia. La prioridad del artista es inmortalizar los rasgos particulares del retratado sin  ningún tipo de idealización. En la representación de las  arrugas vemos una aproximación a las  imagines maiorum.

Entradas relacionadas: