Migel de unamuno

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 11,29 KB

Argumento
La narradora Ángela Carballino nos cuenta la vida de Don Manuel que era el párroco de la aldea de Valverde
de Lucerna. Nos cuenta como Don Manuel estaba todo el día ayudando a todas las personas de la aldea,
prácticamente lo tenía como un santo, pero poco a poco va pensando que el motivo de su completa dedicatoria
por el trabajo era el miedo a la soledad. La autora narra la vida de Don Manuel a través de la suya, y cuenta
como cuando estuvo estudiando en un colegio de monjas en otros sitios eran conocidas las batallas de Don
Manuel. Había un muchacho en la aldea, llamado Blasillo, que era un poco tonto y solía imitar a Don Manuel
en las palabras que siempre pronunciaba en los sermones y que tanto impactaban en las personas de la aldea.
Don Manuel solía acostumbrar a pasear por las orillas del lago de Valverde de Lucerna, que era el orgullo de
la aldea, y del que cuenta la leyenda que bajo él están las ruinas de un antiguo pueblo y que en la noche de
San Juan se escuchan voces que provienen del fondo del lago, y por las ruinas del antiguo monasterio
Cisterciense, supuestamente para escapar de su soledad según Angela.
Un día llegó su hermano de América que estaba en contra de las ideas católicas, porque no creía en Dios, pero
poco a poco fue acercándose a Don Manuel y fue adquiriendo confianza con él y se conocieron el uno al otro.
Resultó que el hermano, Lázaro, empezó a ir mucho por la iglesia y se hizo muy amigo de Don Manuel,
porque Lázaro quería creer en Dios y Don Manuel le ayudó a buscar la fe. Pero un día Don Manuel le relató
su secreto, resulta que Don Manuel no tenía fe y no podía creer en Dios ni en la resurrección, aunque si creía
en la eternidad, pero fingía con sus feligreses e incluso les decía que creyeran en Dios y que tuvieran fe.
El día que murió Don Manuel todo el pueblo, como siempre acostumbraban, fue a escucharle en la iglesia sus
ultimas palabras, que fue la ultima vez que les dijo que tuvieran fe y creyeran en Dios, aunque él murió sin
obtenerla, pero nadie se enteró de aquel secreto. Y mientras estaba pronunciando sus ultimas palabras Blasillo
se acercó a él y cogido de su mano entro a la vez que él en el sueño eterno. Lo enterraron en una caja cuyas
maderas había tallado hace tiempo y que eran de un viejo nogal bajo el que solía jugar de pequeño, y todo el
pueblo le acompañó hasta la tumba.
Después de la muerte de Don Manuel, Lázaro solía acostumbrar a ir a visitar la tumba de Don Manuel todos
los días para reflexionar sobre como Don Manuel sin creer hizo que la gente de la aldea tuviera fe y comenzó
a escribir las memorias de Don Manuel.
Más tarde murió Lázaro, y Angela se replanteó la vida, después de que habían muerto Don Manuel y su
hermano Lázaro, se planteo porque tenían que morir esas personas tan importantes para ella y sin haber
podido creer en Dios. Pero se dio cuenta que formaba parte de una familia, la familia de la aldea de Valverde
de Lucerna.
A continuación cuando pasó todo y empezó a vivir su vida con la ayuda del nuevo cura de Valverde de
Lucerna y el obispo consiguió que le proclamaran santo, San Manuel Bueno.
Hoy en día parece que es una tradición el día que se conmemora la tradición del santo acudir a venerar su
tumba, la cual tiene una cruz hecha con dos tablas del mismo nogal que la caja en la que le enterraron.
Tema
El tema principal es la vida de Don Manuel y sus obras, y también su secreto que solo reveló a Angela y a su
hermano.
Estructuras:
?Externa
El libro no se divide en capítulos, pero si se divide en veinticinco fragmentos o episodios. El libro está
dividido en veinticinco fragmentos pero en el ultimo hay unas alusiones del autor.

El autor utiliza la técnica de utilizar un narrador que está escribiendo unas memorias que como siempre le han
pedido que escriba y en este caso se las pide el obispo y en este caso es Angela Carballino.
El libro está escrito en pasado menos el principio y el final en los que hace alusión al momento en el que está
escribiendo el libro.



Ángela Carballino escribe la historia de don Manuel Bueno, párroco de su pueblecito, Valverde de Lucerna. Múltiples hechos lo muestran como un santo vivo, de carne y hueso, un dechado de amor a los hombres, especialmente a los más desgraciados, y entregado a consolar a los amargados y atediados, y ayudar a todos a bien morir. Sin embargo, algunos indicios hacen adivinar a Ángela que algo lo tortura interiormente: su actividad desbordante parece encubrir una infinita y eterna tristeza que con heroica santidad recataba a los ojos y los oídos de los demás.
Un día, vuelve al pueblecito el hermano de Ángela, Lázaro. De ideas progresistas y anticlericales, comienza por sentir hacia don Manual una animadversión que no tardará en trocarse en la admiración más ferviente al comprobar su vivir abnegado. Pues bien, es precisamente a Lázaro a quien el sacerdote confiará su terrible secreto: no tiene fe, no puede creer en Dios, ni en la resurrección de la carne, pese a su vivísimo anhelo de creer en la eternidad. Y si finge creer ante sus fieles es por mantener en ellos la paz que da la creencia en otra vida, esa esperanza consoladora de la que él carece. Lázaro, que confía el secreto a Ángela, convencido por la actitud de don Manuel, abandona sus anhelos progresistas y, fingiendo convertirse, colabora en la misión del párroco. Y así pasará el tiempo hasta que muere don Manuel, sin recobrar la fe, pero considerado un santo por todos, y sin que nadie, fuera de Lázaro y de Ángela, haya penetrado en su íntima tortura.
Más tarde morirá Lázaro, y Ángela se interrogará acerca de la salvación de los seres queridos.
Imagen
B) Temas. Alcance y sentido
La novela gira en torno a las grandes obsesiones unamunianas: la inmortalidad y la fe. Pero se plantean ahora con un enfoque nuevo en él: la alternativa entre una verdad trágica y una felicidad ilusoria. Y Unamuno parece optar ahora por la segunda; todo lo contrario de lo que harían existencialistas como Sartre o Camus. Así, cuando Lázaro dice: La verdad ante todo, don Manuel contesta: Con mi verdad no vivirán. Él quiere hacer a los hombres felices: Que se sueñen inmortales. Y sólo las religiones, dice, consuelan de haber tenido que nacer para morir.
Incluso disuade a Lázaro de trabajar por una mejora social del pueblo, arguyéndole: ¿Y no crees que del bienestar general surgirá más fuerte el tedio de la vida? Sí, ya sé que uno de esos caudillos de la que llamn la revolución social ha dicho que la religión es el opio del pueblo. Opio… Opio… Opio, sí. Démosle opio, y que duerma y que sueñe.
Según esto, el autor estaría polarmente alejado no sólo de los ideales sociales de su juventud, sino también de aquel Unamuno que quería despertar las conciencias, que había dicho que la paz es mentira, que la verdad es antes que la paz.
Por otra parte, San Manuel es también la novela de la abnegación y del amor al prójimo. Paradoja muy unamuniana: precisamente un hombre sin fe ni esperanza es quien se convierte en ejemplo de caridad.
Por otra parte queda el problema de la salvación. El enfoque de la cuestión es complejo, por la ambigüedad que introduce el desdoblamiento entre autor (Unamuno) y narrador (Ángela). Según Ángela, don Manuel y Lázaro se murieron creyendo no creer lo que más nos interesa; pero, sin creer creerlo, creyéndolo…. Tan paradójicas del personaje-narrador, ¿eran compartidas por el Unamuno-autor? El interrogante queda abierto. Cierto es que Unamuno, en el epílogo toma la palabra y, en sus reflexiones finales, podría verse una voluntariosa apuesta por la esperanza. Pero es un punto que queda abierto a la discusión.
Imagen
Estructura
i. Desdoblamiento entre autor y narrador
Destaca el recurso a la técnica del manuscrito encontrado, de estirpe cervantina. Este recurso le permite a Unamuno poner una narradora entre él y el lector y todo nos llega desde el punto de vista de Ángela.
ii. Estructura Externa
La novela está dividida en 25 fragmentos que llamaremos secuencias. Las 24 primeras secuencias son el relato de Ángela, la última es una especie de epílogo del autor.
iii. Estructura interna
Si atendemos al desarrollo de la historia, cabe distinguir tres partes, seguidas de un epílogo del autor.
§

Secuencias 1-8: son las noticias preliminares sobre don Manuel, que Ángela nos transmite de oídas o partiendo de ciertas notas de su hermano.
§
Secuencias 9-20: Es el cuerpo central del relato, a partir del regreso de Ángela al pueblo, primero, y de Lázaro, después. Con ello la narración recibe un nuevo impulso que nos lleva hasta el descubrimiento del secreto del santo. Termina esta parte con la muerte del sacerdote.
§
Secuencias 21-24: Final del relato de Ángela
Secuencia 25: Epílogo del autor
Una cuestión particular dentro de la estructura interna es el tiempo. Al hilo de la lectura se irán observando todas aquellas anotaciones con las que se nos da la idea del paso de los años, en particular, las que se refieren a la edad de Ángela. Por lo demás, y entre otras cosas, es curioso señalar la existencia de algunas elipsis narrativas o saltos en el tiempo.

Entradas relacionadas: