Mercado secundario +financiación empresas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 5,58 KB

 
El entorno financiero de las empresas El entorno financiero de las empresas está formado por el conjunto de intermediarios y mercados a los que acude la empresa para financiar sus inversiones y en el que influyen los tipos de interés. En este entorno hay dos aspectos clave: los activos financieros que se generan y los mercados en los que se intercambian.

LOS ACTIVOS FINANCIEROS

El aumento de las necesidades financieras ha generado nuevas fórmulas de financiación. Una de ellas es la creación de activos financieros o títulos-valor que permiten a las empresas financiarse a través del reconocimiento de una deuda por parte de quien los emite (empresa) y dan a su poseedor el derecho a cobrarla.
Los activos financieros los crean los agentes con necesidad de financiación como las Administraciones Públicas (que emiten deuda pública: Letras del Tesoro, Bonos y Obligaciones del Estado) o como las empresas (que emiten acciones y bonos u obligaciones). Cuando alguien invierte su dinero en activos financieros (inversiones financieras)
Debe considerar tres aspectos fundamentales de los activos financieros:
1.

Rentabilidad

Es el rendimiento que el inversor obtendrá de él en el futuro. Cuando alguien invierte en un activo financiero está prestando su dinero a quien lo emite, por lo que le exigirá una recompensa o rentabilidad.
Cuando el rendimiento es conocido a priori se denominan títulos de renta fija (bonos y obligaciones). Si el rendimiento depende de como marche la empresa son de renta variable (acciones). 2.

Riesgo

Depende del plazo de devolución y de las garantías del emisor para hacer frente a la deuda a su vencimiento. El riesgo, por tanto, será tanto menor cuando mayor sea la seguridad de recuperar la cantidad prestada. Así la deuda pública tiene menos riesgo que comprar deuda privada, y las obligaciones o bonos tienen menor riesgo que las acciones. 3.

Liquidez

Es la facilidad para convertir el activo en dinero sin costes significativos. Un activo será más líquido cuanto más fácil sea convertirlo en dinero en efectivo, es decir, venderlo sin pérdidas. En general, un activo será más rentable cuando mayor sea su riesgo y menor sea su liquidez.
Por tanto, cuanto más difícil sea recuperar el dinero más elevado será la rentabilidad que se exija a la empresa que emite el activo financiero (es lo que se denomina prima de riesgo)
. Las inversiones más seguras, con menos riesgo y mayor liquidez (como depositar el dinero en el banco) son las que menos rentabilidad generan.

EL MERCADO DE VALORES Y LA BOLSA

El mercado de valores es un mercado especializado en la compraventa de toda clase de títulos (acciones, bonos, etc.) que tiene como función canalizar el ahorro hacia la inversión. Como en todo mercado, existe una oferta formada por empresas y organismos públicos que buscan financiación a través de la emisión y venta de activos financieros y una demanda que la forman los deseos de compra de tales títulos por parte de los ahorradores.
En el mercado de valores distinguimos:- Los mercados primarios o de emisión.
En ellos se venden los títulos por primera vez y, por tanto, los activos financieros son de nueva creación. Su precio de venta es su valor de emisión.
- Los mercados secundarios o de negociación.
En ellos se intercambian los activos ya existentes, es como un mercado de segunda mano. Una vez colocados los activos financieros en el mercado primario, y dado que son transferibles, pueden ser vendidos nuevamente en los mercados secundarios tantas veces como lo deseen sus poseedores. La Bolsa es el mercado secundario más importante y mejor organizado y el precio de venta en este mercado constituye la cotización de los activos financieros (valor bursátil). Ambos mercados están estrechamente relacionados pues el segundo da liquidez al primero y facilita la relación entre inversores que quieren desprenderse de sus activos (recuperando el dinero) e inversores que deseen adquirirlos. Cuanto mayor sea el grado de desarrollo del mercado secundario (y más fácil sea para el inversor vender sus títulos) mejor funcionará el mercado de emisión, pues los inversores contarán con la confianza de poder recuperar su dinero en cuanto les sea necesario.

LA BOLSA DE VALORES

Es el mercado secundario más importante donde el juego de la oferta y la demanda determina los precios o cotizaciones de los activos financieros.
Estas cotizaciones o valores bursátiles dependen directamente de la confianza y las expectativas sobre la marcha de la empresa (y de la economía en general). Otro factor que influye decisivamente en las cotizaciones son los tipos de interés.
Si suben los tipos de interés baja la cotización de bonos y acciones (serán más atractivas las nuevas emisiones, o poner dinero en el banco o en renta fija que comprar acciones) y si bajan los tipos de interés suben las cotizaciones (por lo contrario).

Entradas relacionadas: