Medidas para evitar la perdida de minerales del suelo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 32,79 KB

 

TEMA 7. RECURSOS NATURALES

EL SUELO:


El suelo geológicamente es una capa superficial, disgregada y de un variable grosor, que recubre la corteza terrestre procedente de la meteorización de la roca preexistente. Y ecológicamente es la interficie entre todos los sistemas terrestres, ya que está constituido por componentes de todos ellos.
Sirve para el soporte de plantas, para edificar y construir linealmente, para ubicar las fosas sépticas, sirve como fuente de recursos minerales o de materiales de construcción, de recursos geológicos, geomorfológicos y paleontológicos y sirve para concretar la evolución del planeta. El suelo puede sufrir una serie de impactos como es el caso de la erosión, la contaminación, la sobreexplotación y el empobrecimiento de la fertilidad, la degradación biológica, la compactación y la pérdida irreversible por recubrimientos artificiales (cemento).
Está compuesto por tres estados de la materia, distribuidos en dos tipos de componentes: inorgánicos (aire, agua y minerales) que proceden de la meteorización de la roca madre, y que suelen ser fragmentos de rocas y sales minerales (determinan la riqueza del suelo). Y orgánicos (hojas, excrementos, cadáveres, etc) es decir, materia orgánica sin transformar, que posteriormente será transformada en humus (determina la productividad del suelo) por los microorganismos a partir de una serie de transformaciones parciales. La grava, arena, limo y arcilla determinan la textura del suelo. En cuanto a su estructura, llamamos perfil del suelo al corte transversal, así se observan horizontes o niveles, cuyo número está relacionado con el grado de madurez del suelo, muy vinculado al clima de la zona (esta es mayor donde los climas no son extremos. Suponiendo un suelo ideal encontramos 4 horizontes: El h. A de lixiviación- este contiene pocas sales minerales, que son arrastradas por las aguas de infiltración, se localizan las raíces y a su vez se divide en A0 (hojas y restos no descompuestos) A1 (humus que forma agregados con la materia mineral que le dan la estructura y la capacidad de retener agua y cationes nutritivos) A2 (la materia mineral es mayor y el lavado es más intenso). El h. B de precipitación o subsuelo- si hay poco humus es claro, tiene tonalidades peculiares a causa de la acumulación de sales procedentes del nivel superior. El h. C- compuesto por fragmentos procedentes de la meteorización de la roca madre o por materiales depositados por el agua o el viento en un pasado. El h. D o roca madre- que es el material sobre el que se desarrolla el suelo.
El suelo posee una serie de propiedades, las físicas son la textura (proporción entre los diversos tamaños de las partículas de un suelo), la estructura (disposición de sus componentes), la permeabilidad (cantidad de agua que deja pasar en un tiempo determinado), la porosidad (relación entre los poros del suelo y su volumen total) y el color (que depende de la proporción entre los distintos componentes). Las químicas son el pH (concentración de iones H+), la reserva útil (cantidad de agua que puede ser absorbida por la vegetación) y la capacidad de intercambio iónico (capacidad para retener por absorción iones k+, Ca2+, PO43-, NH4+, Mg2+, etc.).
La edafogénesis es la el proceso por el cual se forma el suelo, es un proceso lento que se divide en tres etapas, C- la roca madre se meteoriza, primero física y después químicamente, formando asó el h. C o manto de alteración. A-C- sobre el horizonte anterior se aposenta progresivamente seres vivos, que aportan materia orgánica y que formaran el humus.  A-B-C-  tiene lugar el horizonte B con los procesos que se producen en el A y C, como la disolución de sales minerales y su precipitación. Esta evolución está condicionada por una serie de factores, el clima condiciona el tipo de meteorización de la roca madre, dentro de este factor los componentes que más influyen son el balance hídrico (precipitación-evaporación) si predomina la precipitación se incrementa la lixiviación de iones y si predomina la evaporación aumenta el ascenso capilar de sales pudiendo aflorar en superficie (costras calcáreas). Y la temperatura por el efecto que produce sobre las reacciones químicas. Otro factor es la topografía, la pendiente favorece la erosión que dificulta la formación del suelo, además condiciona la orientación respecto al Sol. La naturaleza de la roca madre, la actividad biológica de los descomponedores y el tiempo. El suelo además los impactos (mirar arriba) está alterado fundamentalmente por la erosión, el proceso geológico natural que puede verse intensificado por las actividades humanas y originar graves consecuencias, como el aterramiento de los pantanos, el agravamiento de las inundaciones (aumentan los sólidos, la escorrentía y su agresividad), el deterioro de los ecosistemas (aumento de sedimentos), formación y acumulación de arenales y graveras y pérdida de suelo cultivable y de su fertilidad que aumenta el proceso de desertización. La erosión se ve afectada por factores climáticos, por el relieve, tipo de suelo, vegetación y por los usos humanos y estos se agrupan en dos: Erosividad y Erosionabilidad. El primero representa la capacidad erosiva del agente geológico predominante (lluvia, hielo, viento) que depende del clima, para medirlo utilizamos el índice de aridez (I)-
Fórmula de Martonne:
I = P (cantidad total de agua en litros)
/ (t (tª media anual)

+ 10)

El índice de agresividad climática (Ia)-
Fórmula de Fournier, para saber el reparto de lluvias, si todo el agua del año cae el mismo mes, p = P, y con ello Ia= P la agresividad climática será máxima:
Ia = p2 (precipitación del mes más lluvioso)
/P (total anual en litros). Y el índice de erosión pluvial (R):

R = E (Ec del agua)
· I30 (intensidad máxima en mm en 30 min)
/100 (J.M2.Cm/h).
El segundo factor representa la susceptibilidad del sustrato para ser movilizado, este depende del tipo del suelo, de la pendiente y de la cobertura vegetal; para medirlo se utiliza, la inclinación de las pendientes (S):
S = A (diferencia de altura entre las curvas de nivel)

· 100 / D

El índice de protección vegetal (Ip)
, este depende del estado de la cubierta vegetal y de la pendiente, el valor máximo es 1 (también podemos calcular el grado de erosionabilidad:

Gr = 1 – Ip

; el índice de resistencia litológica (Ir), que suele valorar según la textura, la estructura y el contenido en materia orgánica. Lo calcularemos Gr = 1 – Ir.
La erosión se puede predecir y prevenir con los mapas de riesgo a partir de todos los factores que le afectan, pero también se elaboran a partir de la observación de indicadores físicos o biológicos; para evaluar este proceso se usan métodos directos que son aplicables en una zona concreta y permiten conocer con exactitud la velocidad y magnitud de la erosión, usando clavos o varillas verticales, comparando perfiles topográficos en intervalos de tiempo y evaluando marcas e incisiones en el terreno; los indicadores físicos de este tipo de métodos evalúan el grado de erosión según marcas o incisiones y manchas observables sobre el terreno y con ellos se establecen tres grados de erosión:
G1 o erosión laminar- remoción uniforme del horizonte superficial. Se observa en zonas sin vegetación, con poca cohesión, escasa materia orgánica y acumulación de arena. G2 o erosión en surcos- el agua de escorrentía se concentra y se abren incisiones centimétricas o decimétricas que pueden sobrepasar la capa laborable. G3 o erosión en cárcavas- surcos de tamaño métrico o decamétrico que progresan en profundidad y anchura, de manera que originan badlands.
Otros indicadores físicos: Fenómenos de reptación y solifluxión, Formación de conductos o túneles en el terreno (piping), presencia de costras superficiales por deterioro de la materia orgánica y manchas blanquinosas por acumulación de sales originadas por el ascenso capilar o por el desgaste de los horizontes superiores. Y los indicadores biológicos, que es la vegetación, en la que se diferencian 5 grados: el nulo cuando hay una vegetación muy densa y sin raíces descubiertas, el bajo cuando hay una vegetación aclarada y una ligera exposición de las raíces junto con acumulación de suelo y piedras a su lado de una altura inferior a 1 cm, el medio cuando la vegetación es aclarada las raíces están expuestas y los pedestales de erosión son de 1-5 cm, el alto cuando las raíces están muy expuestas junto con la presencia de regueros y los pedestales de erosión de 5-10 cm, y el muy alto cuando existen barrancos y cárcavas. En cuanto a los métodos indirectos hablamos de la ecuación universal de pérdida de suelo (USLE): A (pérdida media del suelo en t/ha/año) = R (índice I30, factor de erosividad de la lluvia) · K (factor de erosividad del suelo, Ip o Ir) ·L (longitud de la pendiente) ·S (inclinación de la pendiente) · C (Factor de ordenación de cultivos, como cociente entre las pérdidas de suelo de un cultivo determinado respecto a las que se originarían en barbecho) ·P (Factor de control de la erosión mediante prácticas de cultivo). Este método presenta una serie de inconvenientes, ya que solo predice la erosión laminar o en surcos para un chaparrón determinado y solamente sirve en pequeños terrenos.
Para recuperar y controlar las zonas erosionadas se han llevado a cabo una serie de medidas: en los cultivos se ha producido la ordenación del territorio, cada zona debe ser compatible con sus carácterísticas, se plantan especies de mayor cobertura, se rotan los cultivos para aumentar la producción y para recuperar las zonas erosionadas se ha aumentado la infiltración con cultivos adecuados y aplicando técnicas de arado siguiendo las curvas de nivel o aterrazando con muros; se ha evitado el retroceso de los barrancos con la construcción de diques en las cárcavas o repoblaciones forestales; se han abandonado cultivos en zonas marginales con pendientes, así se transforman en pastos estables para el ganado, reforestación e instalación de cortafuegos; y se ha ido reduciendo la erosividad del viento con acciones que modifiquen la velocidad y turbulencias del viento, barreras cortavientos y recubriendo el suelo. En las zonas erosionadas por construcciones lineales e intentar minimizar los regueros, las cárcavas, etc, se han construido obras adaptadas a la geomorfología, se han hecho cunetas, aliviaderos o drenajes adecuados, se han repoblado los taludes  y se han puesto muros de contención en lugares con peligro de deslizamientos o desprendimientos. Según la conferencia del PNUMA de Nairobi la desertización es el proceso de degradación ecológica por el cual la tierra productiva pierde una parte o la totalidad de su potencial de producción, que lleva a la aparición de las condiciones desérticas.
Desertificación, proceso de degradación de los suelos provocado, directa o indirectamente, por la acción de los humanos. Estos procesos se ven intensificados por, la degradación química ya sea por la pérdida de fertilidad, por la toxicidad o empobrecimiento del suelo causado por elementos contaminantes, o por la salinización y alcalinización de suelos acumulando sales; por la degradación física perdiendo la estructura natural del suelo; por la degradación biológica debido a la mineralización del humus o por la pérdida de la materia orgánica; y por la erosión hídrica y eólica.
En España el riesgo de desertización por erosión es muy elevado como consecuencia de, prácticas agrícolas y forestales inadecuadas, incendios forestales, obras públicas y actividades mineras. Nuestro país posee fuertes pendientes, un acusado relieve, el clima mediterráneo, una abundancia de terrenos arcillosos de difícil drenaje, una precaria gestión de los recursos hídricos y una inadecuada política forestal y agraria, por lo que se aumenta la erosión.

RECURSOS ENERGÉTICOS:


La utilidad de cada tipo de energía se valora según la capacidad para producir trabajo útil por unidad de masa o volumen. La rentabilidad económica está relacionada con la accesibilidad que se tenga de la fuente de energía, la facilidad de explotación, de transporte, etc. Se denomina rendimiento de un sistema la relación entre la energía suministrada al sistema y la que obtenemos expresada en tanto por ciento, este siempre es menor del 100 % porque existen pérdidas inevitables. El Coste energético es el precio que pagamos por utilizar la energía secundaria, la que ya se puede utilizar. Además hay otros costes ocultos, ocasionados con los equipos e instalaciones implicados en el proceso energético; y los impactos ambientales provocados por las diferentes fases del sistema energético, que muchas veces se pagan mediante los impuestos. Muchas de las fuentes no son renovablesy además provocan un fuerte impacto ambiental (energías convencionales)
, en primer lugar encontramos los combustibles fósiles, el carbón es un combustible con un elevado poder calorífico y uno de los más abundantes y sucios, está formado por la acumulación de restos vegetales en los fondos de los pantanos, lagunas o deltas que sin O2 sufren fermentación por acción bacteriana, que además produce metano y CO2. Este puede ser Turba, Lignito, Hulla o Antracita dependiendo de la antigüedad y de esta depende el poder calorífico. Su principal uso es la combustión en las centrales térmicas para producir electricidad, para obtener vapor de agua y este el movimiento de unas turbinas que moverán unos alternadores que transformarán la energía mecánica en eléctrica. Para reducir los impactos  de las centrales se sustituye el combustible, se preprocesa para eliminar S y se diseñan centrales más eficaces. El petróleo se origina por la muerte masiva de plancton marino que sedimenta cerca de lodos o arenas y forma fangos sapropélicos, aquí la materia orgánica se convierte en hidrocarburos por fermentación y los lodos y arenas se transforman en roca madre que queda impregnada de los hidrocarburos. Si durante el ascenso se encuentra con una masa impermeable, se acumulará impregnando las rocas porosas (rocas almacén) con metano (por arriba) y agua (por abajo). Se puede transportar a través de oleoductos o mediante petroleros con un elevado riesgo de accidente, además su uso aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera. El petróleo se extrae en forma de crudo y tiene que pasar por el refinado, destilación fraccionada para separar las diferentes fracciones de menor a mayor punto de ebullición. Se utiliza para calefacciones y calderas, como gasolina, para la industria química y aviones, para centrales térmicas y como materias primas en la industria. El gas natural es el resultado de la fermentación de la materia orgánica depositada y acumulada entre los sedimentos, está compuesto por una mezcla de hidrógeno, metano, butano, propano y otros. Se extrae fácilmente por la presión que ejercen los sedimentos, una vez extraído se transporta por gaseoductos sin mucho riesgo o por licuado en barcos que sin tiene un elevado riesgo por explosión. Se utiliza en la calefacción, cocinas, en la industria y en las centrales térmicas ya que produce un 65 % menos de CO2 que otros combustibles fósiles y no emite óxidos de N y S. Y su eficiencia es mayor. La energía nuclear de fisión, se lleva a cabo cuando se divide un núcleo de uranio-235, por el impacto de un neutrón, y dando lugar a la liberación de energía y neutrones, que produce una reacción en cadena, en las centrales nucleares se controla la velocidad de esta introduciendo un moderador entre las barras de combustible nuclear, que absorbe los neutrones, enfriando así la reacción. Para extraer el calor producido los reactores nuclearesutilizan refrigerantes. Aunque no haya contaminación radioactiva pueden producirse otros impactos, como la alteración del microclima, siendo más cálido y húmedo, y una subida de ta del agua en los ecosistemas por los sistemas de refrigeración. La energía hidroeléctrica que transforma la energía potencial del agua en energía eléctrica, es poco costosa y tiene un mínimo mantenimiento, no emite contaminantes, favorece la regulación del caudal de los ríos y permite el aprovechamiento del agua para otros usos. Pero reduce la biodiversidad, dificulta la migración de los peces, reduce el transporte de nutrientes aguas abajo, disminuye el caudal de los ríos, modifica el nivel freático, cambia la composición química del agua embalsada, varia el microclima, favorece la eutrofización de las aguas, genera riesgos tanto geológicos (aumenta la erosión y la sedimentación) como inducidos (posible ruptura), y los costes de construcción son elevados, destruyendo cultivos y traslados de poblaciones enteras. Por esto se desean las minicentrales para atender mejor la demanda, disminuyendo su impacto y su coste. Como consecuencia de los problemas que implica la utilización de las anteriores fuentes de energía, se están buscando alternativas, casi todas renovables y de bajo impacto ambiental, se diferencian entre las procedentes del sol y las independientes del sol. Las primeras se distribuyen en el siguiente esquema (ver foto),  los sistemas arquitectónicos pasivos o arquitectura bioclimática, se basa en la construcción de casas que con un diseño aplicado al Sol, se calientan y se enfrían pasivamente, siendo más eficientes y con un menor coste. Las centrales térmicas solares se basan en la transformación de la energía solar en térmica para el calentamiento de un fluido, a través de colectores solares planos, de concentradores de la radiación que la refleja a un depósito con un fluido o de la captación y concentración de la energía solar mediantes espejos colectores con orientación automática. Las centrales fotovoltaicas transforman la luz del sol directamente en electricidad, con un material semiconductor que al absorber fotones proporciona una corriente eléctrica, este método no produce contaminación, ni ruido, ni contiene partes móviles además de que el mantenimiento es mínimo y no necesitan agua, pero la fabricación es cara, se necesita un espacio amplio para las instalaciones, tiene gran impacto visual y la producción puede variar mucho. La energía obtenida por la biomasa puede proceder de productos forestales, de desechos agrícolas, de restos de animales y de restos domésticos, es un recurso potencialmente renovable y posee un balance de 0 emisiones de CO2, además reduce el riesgo de incendios al emplear los restos de la limpieza de bosques y cultivos, pero es necesario llevar a cabo la transformación energética al mismo sitio en el que se obtiene, porque hay muchos recursos inutilizables y el transporte resulta muy caro y económicamente ineficiente. Se puede quemar directamente o ser transformada en biogás o biocombustibles como el bioetanol que se obtiene por fermentación alcohólica y posterior destilación y deshidratación, de vegetales ricos en almidón y el biodiesel que se obtiene a partir de aceites vegetales, así como aceites usados, este reduce las emisiones de CO2 y SO2, así como partículas pero aumenta las de NOx y los cambios de adaptación en los automóviles. Y la energía eólica, que con la ayuda de aerogeneradores convierte la energía del viento en energía eléctrica al acoplar una dinamo, no emite contaminantes, el precio va bajando paulatinamente siendo económicamente competitiva, pero tiene un importante impacto visual, mueren muchas aves, incrementa la erosión por resequedad, produce ruidos e interferencia electromagnéticas y su producción es variable. En cuanto a las segundas, encontramos la energía mareomotriz, que aprovechan las variaciones del nivel del mar ocasionadas por las mareas, de forma similar a un embalse hidroeléctrico, es limpia y renovable. La energía geotérmica, aprovecha la energía del interior de la Tierra procedente de las zonas volcánicas para obtener vapor de agua y agua caliente, el vapor que sale después de haber introducido agua fría a cierta profundidad mueve una turbina que hace girar un generador que transformará la energía cinética en eléctrica, el problema es que no es renovable ya que la energía de los pozos no dura más de 15 años y tarda millones de años en volver a regenerarse. El uso de hidrógeno como combustible, ya que es muy abundante en forma de agua, para obtenerlo se usa la electrolisis (corriente continua se descompone el agua en sus componentes) y la fotólisis. El hidrógeno se puede quemar para obtener energía dando como subproducto agua, también se usa como pilas de combustible, baterías que convierten en electricidad la energía química del hidrógeno que entra juntamente con el O2. En el cátodo se produce la ruptura del H2 en H+ y e-, que son los que originan la corriente eléctrica y los H+ se dirigen hacia el ánodo donde reaccionan con el O y liberan agua. La energía nuclear de fusión, que une núcleos ligeros para originar uno más pesado liberando gran cantidad de energía, esto solo es posible a elevadas temperaturas en donde los núcleos están en estado plasma y este solo se puede almacenar en botellas magnéticas. Tras la crisis del petróleo de 1973 se planteó una nueva fuente de energía:
ahorro con la cogeneración de energía o la producción combinada de dos formas útiles de energía (electricidad y vapor de agua) a partir de una única fuente de combustibles así se usa el 90 % de la energía del combustible. Para ello es necesario aumentar la eficiencia del sistema eléctrico, hay que valorar el coste real de la energía que consumimos y lo mismo de los costes ocultos de la energía, hay que reducir el consumo de los diferentes sectores y tomar medidas de ahorro personales.

EL AGUA:


el agua sigue una serie de trayectorias variando su localización y su estado físico constituyendo así el ciclo hidrológico.
El agua disponible se localiza en los continentes en estado líquido, para  disponer de mayores cantidades de agua dulce y así conseguir mayor eficiencia y un mejor aprovechamiento del ciclo hidrológico, el hombre intenta realizar una serie de modificaciones en el ciclo que se fundamentan en la disminución de la evaporación, el aumento de la condensación y en la disminución de la escorrentía. Estas no interrumpirán el funcionamiento natural, y  se pretende afrontar los desequilibrios en la distribución temporal y espacial de este recurso. Las modificaciones más destacadas han sido, la construcción de presas y embalses, la explotación y recarga de acuíferos, la recolección del rocío con rampas y canales, los trasvases entre cuencas hidrográficas y la desalación del agua del mar. Pero aún se planean más como, la cobertura de presas ara evitar la evaporación, la formación de lluvia artificial con estructuras como el “acelerador hidrológico” (tubo de gran longitud y anchura, cargado de He y anclado en una zona costera, que cuando el aire húmedo asciende por él, el agua se condensa y origina lluvia) o la utilización de aviones que “siembran las nubes” con sales de plata para originar núcleos que permitan que el vapor de agua se condense y se genere lluvia.
El uso del agua depende de si ha sido empleada y se puede o no volver a usarse, clasificándose en uso consuntivo (usos agrícolas, urbanos o industriales) o no consuntivo (usos energéticos, recreativos o ecológicos). O también de si es prescindible o no para la realización de actividades, hablaríamos entonces de usos primarios (agrícolas, domésticos, industriales…) y secundarios (energéticos, recreativos...). Los usos urbanos son aquellos que cubren las necesidades de agua en el hogar, comercio o servicio público, esta procede de embalses o aguas subterráneas, su demanda depende del nivel de vida, del desarrollo económico y de la población, supone menos de una décima parte del consumo mundial. Los usos industriales en los que sirve como materia primar, refrigerante, receptor de vertido, transporte de materiales o agente de limpieza. Su demanda depende del desarrollo industrial, es la segunda demanda a nivel mundial. Los usos agrícolas representan el 70 % del consumo total a nivel mundial, su demanda depende de la zona, los tipos de suelos y cultivos, la mecanización agrícola y los sistemas de riego, tiene poca eficiencia porque la mayoría de agua se pierde por evaporación o por canalizaciones en mal estado. En los usos energéticos es muy importante y básica en los países con escasos recursos petrolíferos, se usa en procesos de refrigeración nucleares, este uso no supone un consumo porque una vez empleada siempre presenta índices de calidad adecuados para reutilizarla. Los usos de navegación y ocio no implican consumo pero pueden generar problemas relacionados con vertidos y pérdida de calidad del agua que condicione otras aplicaciones. En la navegación es un uso no consuntivo, su calidad varía y necesita caudales mínimos; en la recreación se necesitan embalses, ríos, lagos y del mar para ocio o deporte, así como la construcción de piscinas, etc. Este uso está relacionado con el nivel y calidad de vida. En los usos medioambientales se necesitan caudales mínimos para mantener el equilibrio en el ecosistema acuático y en su dinámica, son por tanto caudales ecológicos; con ellos se mantiene el paisaje, la recarga de acuíferos y se evita el estancamiento del agua. El uso del agua en países desarrollados induce a una situación insostenible, por ello se necesita modificar la planificación de los usos y demandas actuales del agua en todos los sectores, que pretende la ordenación de los usos del agua, el aumento de su eficiencia y el aporte de soluciones de carácter técnico cuando no haya otras posibilidades para hacer frente a las demandas. Se han tomado medidas de carácter general, que reducen el consumo en el sector agrícola ya que este uso provoca pérdidas de aguan en su distribución y por la evaporación, se cambian los sistemas de riego por el riego gota a gota, se mejora la gestión del agua por parte de los agricultores y los administradores del agua para conseguir una distribución equitativa y regar más campos con la misma cantidad por medio de un control del subministro o aumentando las tarifas agrícolas para evitar el derroche y se reutiliza el agua residual depurada para el riego de determinados cultivos. Además dentro de las medidas generales encontramos la reducción del consumo de la industria, con el reciclaje del agua que se emplea en la refrigeración dentro de la industria y  la aplicación de nuevos diseños de ingeniería evitando pérdidas, u ofreciendo incentivos a aquellas industrias que reduzcan el consumo aplicando tecnologías de bajo consumo y a la vez menos contaminantes del agua utilizada. Reducción del consumo urbano con el uso de instalaciones de bajo consumo, precios que se acerquen al verdadero coste, uso del paisajismo xerofílico (plantas autóctonas), reutilización del uso de las aguas residuales domésticas en el riego o agricultura, y con una educación ambiental (campañas de sensibilización y concienciación ciudadana). Por otro lado se han tomado medidas de carácter técnico, es decir, la construcción de grandes obras, solo en los casos en los que las medidas que permitan una mayor eficiencia no resulten eficientes ante épocas de escasez de recursos, se han construido embalses para regular las aguas de los ríos y controlas las crecidas, para el abastecimiento del agua, para generar electricidad y para utilizarla en el ocio y tiempo libre;
trasvases por medio de un sistema de canales que tiene un elevado impacto en el medio y en el paisaje. Se han restaurado los daños producidos en los cursos de los ríos, con la eliminación de aterramientos y recuperando pendientes, se han limpiado y acondicionado los cauces, se ha revegetado para dar estabilidad a los márgenes y se han canalizado y rectificado los caudales para controlar las inundaciones y avenidas; se ha desalinizado el agua del mar o aguas salobres para obtener agua potable, mediante la separación de las sales disueltas, empleando para ello procedimientos térmicos (evaporación-condensación) o procedimientos de filtración por medio de membranas (ósmosis inversa o electrodiálisis); y control de la explotación de acuíferos, para reducir la demanda y permitir su recuperación de forma natural, ya que puede producir infiltración salina, reducción del caudal de los ríos, fenómenos de subsistencia y hundimiento del terreno. Aparte de las dos medidas anteriormente explicadas se han tomado medidas de carácter político, es decir, la promulgación de leyes que regulan el consumo y la gestión del agua y las conferencias internacionales que tratan de dar una respuesta global al problema de la escasez del agua.
En España la gestión del agua corresponde al Estado, el balance hídrico es negativo por el hecho de un excesivo consumo, hay un déficit de cerca de 3000 hm3 que aumenta en épocas de sequía que ponen en peligro el abastecimiento. La administración central del país se encarga de la redacción del Plan Hidrológico Nacional y la finalidad del Consejo Nacional del Agua  es coordinar y asesorar para conservar, recuperar, tratar y economizar el agua. El Organismo de Cuenca es un gestor que se encargan de la elaboración de los planes hidrológicos de la regíón que integran el PHN, dan permisos para los diferentes usos del agua y son responsables del mantenimiento y de la seguridad de los embalses, protegiendo sus cuencas de captación de agua (1926). La Dirección General de la Calidad de las Aguas (1991) se encarga de preservar y restaurar la calidad del medio hídrico.
La Planificación Hidrológica Nacional pretende aumentar la disponibilidad del agua, aumentar la calidad del agua, racionalizar los usos cuidado el medio y conseguir que los españoles satisfagan sus demandas de agua a través de un aprovechamiento racional sostenible, equilibrado y equitativo del agua, y garantizar su suficiencia y calidad para cada uso y la protección a largo plazo de los recursos disponibles; esta se aprobó en 2001.
Para lograr dichos objetivos, se establecíó la coordinación de los diversos Planes Hidrológicos de Cuenca, se reguló la transferencia de agua entre cuencas, se propuso desalinizar las aguas del mar o salobres, reutilizar las aguas residuales, canalizar las aguas de lluvia, reposionar artificialmente las aguas subterráneas y protegerlas, gestionar las sequías, regular las zonas inundables, conservar las zonas húmedas, fomentar el ahorro y el uso sostenible con la educación, formación, campañas de concienciación y sensibilización de los ciudadanos. Además se prevé la mejora de las canalizaciones y de los regadíos, la reforestación de las cuencas, la regulación de los cauces, la construcción de embalses, desalinizadoras y trasvases del Ebro. Pero esto producía impactos ambientales y tal vez el hecho de que no existieran excedentes de agua por el cambio climático, por esto en 2004 se creó una Nueva Cultura del Agua para promover mejor las medidas de eficiencia, ahorro y reutilización de los recursos hídricos.

Entradas relacionadas: