Locke critica a la monarquía absoluta

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 23 KB

 

1.- La pintura Barroca: Carácterísticas generales 1


La pintura barroca participa de la mayoría de los caracteres comentados al tratar la escultura; es decir, Naturalismo, afán de movimiento y gusto por lo efectista y aparatoso.
2. La pintura representar sus temas con la mayor crudeza. Ese deseo por representar escenas religiosas en el tono de la vida diaria.

3

La expresión preocupa mucho al pintor Barroco. Se representan  variadas expresiones como reflejos del estado del alma. Por otro lado, el Barroco se complace en la representación del dolor siendo frecuentes las representaciones de martirios.
4. la luz ocupa la parte superior del cuadro mientras en la parte inferior del cuadro se desarrolla la escena terrenal.
5. el movimiento de la composición se intensifica, y al tranquilo esquema triangular renacentista.
6. los elementos puramente pictóricos, importancia capital a la luz. Se crean contrastes entre zonas de luz y zonas de sombras (tenebrismo)

7

Las formas se dibujan con precisión escultórica, aunque se terminará consiguiendo perfectamente pintar el aire,Barroco el dominio de la perspectiva aérea.

8

El pintor Barroco aprende de la escuela veneciana no sólo el valor del color como pigmento, sino también como creador de formas.

9

Aunque la pintura barroca, continua empleando el fresco, éste se reduce a la decoración de las bóvedas. Se abandona el temple y se generaliza el óleo sobre lienzo que permite la realización de cuadros de proporciones mucho más grandes que la tabla.

10

La temática religiosa se diversifica, observándose claras diferencias entre la pintura de los países católicos y los protestantes. Así se representa el tema de la Inmaculada. Sin embargo, en la pintura holandesa, protestante, abundarán los temas extraídos del Antiguo Testamento.

11

Los temas mitológicos continúan representándose; en España, donde este tema sólo es tratado por Velásquez.
12. otros temas profanos como paisajes, bodegones, batallas navales, pintura de género y retratos, individuales o de grupo.


Tema II: TEORÍA DEL PODER POLÍTICO
La teoría política de Locke forma parte de la tradición liberal y está basada en la conservación de la propiedad privada individual, entendida como el derecho natural más importante. Se trata de un fundamento racional que cuenta con el acuerdo de todas las partes implicadas. A los miembros de una sociedad política no se les pide el consentimiento para formar parte de esa sociedad y acatar la voluntad de la mayoría. Tal consentimiento es tácito y se da en la medida en que un hombre vive conforme a las leyes del Estado y disfruta de los beneficios de su condición de ciudadano. Si no quiere volver al estado de naturaleza, eso significa que acepta las reglas sociales de la sociedad política. El Estado debe contar con el voto de los ciudadanos y, a cambio, garantizar su seguridad y bienestar. Su deber es garantizar la conservación de aquellos derechos que corresponden a cada uno por naturaleza. El poder proviene del pueblo. El gobierno tan sólo debe responder a la voluntad de ese poder. La sociedad civil tiene predominio sobre el Estado. En el primitivo estado de naturaleza, todos los hombres son libres e iguales. Cada uno es dueño y juez de sí mismo y busca su propia felicidad. La ley natural es la que gobierna y guía a todos en el respeto a la vida, la libertad y la propiedad de sus semejantes. Pero los individuos, libremente, deciden firmar un contrato social para abandonar el estado de naturaleza y organizar una comunidad política. El Estado, por lo tanto, no es algo natural sino elegido para evitar los problemas que puedan surgir en el estado de naturaleza. El poder legislativo es el poder supremo de toda comunidad política. Consiste en formular y administrar las leyes. Su principal función consiste en proteger la vida, la libertad y la propiedad. Todos los demás poderes estarán supeditados a éste. Pero elpoder legislativo no es un poder absoluto y debe cumplir con las siguientes condiciones:
1.    Las leyes promulgadas serán iguales para todos, sin excepción.
2.    Las leyes estarán inspiradas en el bien del pueblo, ya que éste es el objetivo que pretenden alcanzar.
3.    Las leyes serán promulgadas y aceptadas por el pueblo, y no dictadas por decreto o de manera imprevisible.
4.    El poder legislativo sólo recae sobre aquellas personas en las que el pueblo ha depositado su confianza, de manera que no puede ser transferido a nadie sin contar con la voluntad del pueblo.
Además del poder legislativo, existen otros tres poderes: el ejecutivo, encargado de que las leyes se cumplan; el judicial, encargado de juzgar y castigar; y el federativo, que representa a la comunidad ante cualquier agente exterior a ella. Todos los poderes dependen de la voluntad de los ciudadanos. Esta división de poderes (legislativo, ejecutivo, judicial y federativo) es muy importante para evitar la aparición de un poder absoluto: al quedar repartido entre cuatro instancias, no hay peligro de que un poder imponga su criterio sobre los otros dos. El gobierno debe proteger a los individuos. A cambio, los individuos se comprometen a mantener al gobierno mediante el pago de impuestos. Estos impuestos estarán en función de los recursos de cada uno. Se trata de un compromiso recíproco entre gobernantes y gobernados, guardándose éstos últimos el derecho a la insurrección. Cuando un gobierno abusa de su poder, los ciudadanos tienen derecho a rebelarse contra él. Si el gobierno pone sus intereses por encima de los intereses de la comunidad, la comunidad está en su derecho de reestablecer el interés por el bien general de todos. Cuando se trata del poder político, los intereses de la comunidad siempre estarán por encima de los intereses de los individuos. El poder político puede ser reasumido por la comunidad para reestablecer el respeto a los derechos naturales que les corresponden por el simple hecho de ser personas. Las principales formas de gobierno que podemos señalar son: 
a)    La democracia, que es el gobierno de la mayoría. 
b)    La oligarquía, que es el gobierno de unos pocos.
c)    la monarquía, que es el gobierno de uno solo. Puede ser heredada o electiva. 
Cada comunidad puede crear otras formas mixtas de gobierno combinando estas tres (por ejemplo: en España tenemos una monarquía democrática). Locke rechaza el origen divino del poder de los reyes, ya que aceptar esto implicaría que los hombres no son libres e iguales por naturaleza. La elección del soberano no depende del derecho divino sino del contrato social. Además, una monarquía absoluta sería contraria a la teoría política de Locke. Iglesia y Estado deben quedar separados. La tolerancia religiosa debe ser un compromiso del poder político, ya que la intolerancia de algunos hacia las creencias de otros es origen de conflictos dentro de la sociedad política. La conciencia no se puede reprimir porque la fuerza es ineficaz contra la fe. Por otro lado, la verdad no puede ser monopolizada por unos pocos en perjuicio de otros. La libertad religiosa necesita que el Estado y la política queden secularizados, así como también establece una diferencia radical entre lo civil y lo religioso.


Tema II: TEORÍA DEL PODER POLÍTICO
La teoría política de Locke forma parte de la tradición liberal y está basada en la conservación de la propiedad privada individual, entendida como el derecho natural más importante. Se trata de un fundamento racional que cuenta con el acuerdo de todas las partes implicadas. A los miembros de una sociedad política no se les pide el consentimiento para formar parte de esa sociedad y acatar la voluntad de la mayoría. Tal consentimiento es tácito y se da en la medida en que un hombre vive conforme a las leyes del Estado y disfruta de los beneficios de su condición de ciudadano. Si no quiere volver al estado de naturaleza, eso significa que acepta las reglas sociales de la sociedad política. El Estado debe contar con el voto de los ciudadanos y, a cambio, garantizar su seguridad y bienestar. Su deber es garantizar la conservación de aquellos derechos que corresponden a cada uno por naturaleza. El poder proviene del pueblo. El gobierno tan sólo debe responder a la voluntad de ese poder. La sociedad civil tiene predominio sobre el Estado. En el primitivo estado de naturaleza, todos los hombres son libres e iguales. Cada uno es dueño y juez de sí mismo y busca su propia felicidad. La ley natural es la que gobierna y guía a todos en el respeto a la vida, la libertad y la propiedad de sus semejantes. Pero los individuos, libremente, deciden firmar un contrato social para abandonar el estado de naturaleza y organizar una comunidad política. El Estado, por lo tanto, no es algo natural sino elegido para evitar los problemas que puedan surgir en el estado de naturaleza. El poder legislativo es el poder supremo de toda comunidad política. Consiste en formular y administrar las leyes. Su principal función consiste en proteger la vida, la libertad y la propiedad. Todos los demás poderes estarán supeditados a éste. Pero elpoder legislativo no es un poder absoluto y debe cumplir con las siguientes condiciones:
1.    Las leyes promulgadas serán iguales para todos, sin excepción.
2.    Las leyes estarán inspiradas en el bien del pueblo, ya que éste es el objetivo que pretenden alcanzar.
3.    Las leyes serán promulgadas y aceptadas por el pueblo, y no dictadas por decreto o de manera imprevisible.
4.    El poder legislativo sólo recae sobre aquellas personas en las que el pueblo ha depositado su confianza, de manera que no puede ser transferido a nadie sin contar con la voluntad del pueblo.
Además del poder legislativo, existen otros tres poderes: el ejecutivo, encargado de que las leyes se cumplan; el judicial, encargado de juzgar y castigar; y el federativo, que representa a la comunidad ante cualquier agente exterior a ella. Todos los poderes dependen de la voluntad de los ciudadanos. Esta división de poderes (legislativo, ejecutivo, judicial y federativo) es muy importante para evitar la aparición de un poder absoluto: al quedar repartido entre cuatro instancias, no hay peligro de que un poder imponga su criterio sobre los otros dos. El gobierno debe proteger a los individuos. A cambio, los individuos se comprometen a mantener al gobierno mediante el pago de impuestos. Estos impuestos estarán en función de los recursos de cada uno. Se trata de un compromiso recíproco entre gobernantes y gobernados, guardándose éstos últimos el derecho a la insurrección. Cuando un gobierno abusa de su poder, los ciudadanos tienen derecho a rebelarse contra él. Si el gobierno pone sus intereses por encima de los intereses de la comunidad, la comunidad está en su derecho de reestablecer el interés por el bien general de todos. Cuando se trata del poder político, los intereses de la comunidad siempre estarán por encima de los intereses de los individuos. El poder político puede ser reasumido por la comunidad para reestablecer el respeto a los derechos naturales que les corresponden por el simple hecho de ser personas. Las principales formas de gobierno que podemos señalar son: 
a)    La democracia, que es el gobierno de la mayoría. 
b)    La oligarquía, que es el gobierno de unos pocos.
c)    la monarquía, que es el gobierno de uno solo. Puede ser heredada o electiva. 
Cada comunidad puede crear otras formas mixtas de gobierno combinando estas tres (por ejemplo: en España tenemos una monarquía democrática). Locke rechaza el origen divino del poder de los reyes, ya que aceptar esto implicaría que los hombres no son libres e iguales por naturaleza. La elección del soberano no depende del derecho divino sino del contrato social. Además, una monarquía absoluta sería contraria a la teoría política de Locke. Iglesia y Estado deben quedar separados. La tolerancia religiosa debe ser un compromiso del poder político, ya que la intolerancia de algunos hacia las creencias de otros es origen de conflictos dentro de la sociedad política. La conciencia no se puede reprimir porque la fuerza es ineficaz contra la fe. Por otro lado, la verdad no puede ser monopolizada por unos pocos en perjuicio de otros. La libertad religiosa necesita que el Estado y la política queden secularizados, así como también establece una diferencia radical entre lo civil y lo religioso.


Noción I: ESTADO DE NATURALEZA Y REPÚBLICA
El Estado de Naturaleza es la situación previa a la sociedad y a la política, anterior a la agrupación de las personas en un Estado. Representa la condición original de toda la humanidad en su estado más primitivo, antes de la invención de cualquier forma de organización social. En el Estado de Naturaleza todos los individuos son absolutamente libres e iguales, y cada uno tiene un poder ilimitado para disponer de sí mismo y su propiedad. Las relaciones entre individuos se rigen por la ley natural que cada uno puede descubrir por medio de su propia razón. Esta ley natural establece una serie de derechos fundamentales que tienen todos los individuos: derecho a la vida, a la libertad, a la propiedad privada y al castigo. Si estos derechos fueran respetados por todos los individuos, el Estado de Naturaleza sería pacífico y ordenado. Los principales inconvenientes del Estado de Naturaleza son los siguientes: 1) Ausencia de una ley establecida y conocida por todos que nos permita interpretar adecuadamente la ley natural. 2) Inexistencia de un juez imparcial capaz de decidir cuándo se incumple la ley y qué castigo corresponde a cada delito. 3) No hay un poder organizado que asegure la aplicación y el cumplimiento de las leyes. La palabra “república” proviene de la expresión latina “res publica”, que podemos traducir como la cosa pública, el Estado o la sociedad política. Para Locke, laRepública es el Estado elegido por los ciudadanos que son gobernados, está regido por leyes y su objetivo es el bien común de toda la sociedad y la garantía de las libertades individuales. La República (o Estado) es una institución social establecida a partir de la siguiente división de poderes: legislativo (poder para hacer las leyes), ejecutivo (poder para hacer cumplir las leyes), judicial (poder para juzgar y castigar) y federativo (poder para regular las relaciones exteriores de la sociedad). Las personas se unen en una República (o Estado) y se someten a un poder político para poner remedio a los posibles fallos que puedan aparecer en el Estado de Naturaleza, principalmente a la inseguridad y a la subjetividad en la aplicación de la ley natural. Cada individuo cede una parte de sus poderes a la República, por ejemplo, el poder de castigar o el poder para interpretar y aplicar la ley natural: estos poderes quedan en manos de la República (o Estado), quien se encargará de ejercerlos. Conocida la existencia en el Estado de Naturaleza de la ley natural, basada en la razón, ésta es quien hace posible la convivencia social pacífica mediante un voluntario sometimiento de las libertades individuales a un poder superior para que éste las proteja: el Estado.


LOCKE. Noción II: LEY NATURAL Y LEYES ESTABLECIDAS
La ley natural es la regla de conducta que debemos seguir por el hecho de ser personas. Es la ley que rige el estado de naturaleza previo a cualquier organización social o política. Forma parte de nuestra naturaleza humana y tiene una existencia objetiva, al margen de las consideraciones individuales de cada persona. Locke la entiende como un mandato de Dios, una regla de la razón y una ley contenida en todas las cosas tal y como éstas son. La ley natural tiene su fundamento en el derecho natural: un conjunto de leyes surgidas de la propia naturaleza. Se trata de una ley moral que establece los límites a la conducta y la conciencia de las personas: siendo todos iguales, ninguno puede dañar a otro en su libertad, salud, vida o propiedad. La ley natural está escrita en el corazón de las personas y es prueba de la igualdad de los seres humanos como seres racionales. Lo contrario a la ley natural son las leyes establecidas (o ley positiva). Las leyes establecidas son un código establecido por los hombres para regular la vida en sociedad. La ley natural debe ser la que gobierne a las personas tanto en el estado de naturaleza como en la República. Por este motivo, las leyes establecidas deben respetar a la ley natural. Una vez descubierta por la razón, la ley natural se nos muestra como el mejor camino para alcanzar la felicidad de todas las personas y evitar todo tipo de conflictos. ¿Para qué necesitamos, entonces, las leyes establecidas si ya tenemos la ley natural? En el estado de naturaleza no existe ningún tipo de organización social o política capaz de obligar a todo el mundo a cumplir y respetar la ley natural, de manera que algunos individuos pueden violar los derechos y libertades de los demás. Algunas personas ni siquiera serían capaces de descubrir con su razón aquello que dice la ley natural, y otras, simplemente, no querrán respetarla. Esa es la razón de que necesitemos unas leyes establecidas que muestren a todo el mundo por igual cuáles son los derechos y obligaciones contenidos en la ley natural. 


Contextualizacion


El texto objeto de comentario es un fragmento del Capítulo 9 del


Segundo tratado sobre el gobierno civil, del filósofo inglés John Locke (1.632- 1.704). La obra se divide en diecinueve capítulos subdivididos, a su vez, en diferentes parágrafos (el fragmento que se analiza en la PAU corresponde a los parágrafos 123-128 del Capítulo 9). El tema central de esta obra es el origen y fundamento del poder político y de la autoridad, que Locke sitúa en el pacto voluntario entre los súbditos: las relaciones de poder no dependen ni de la voluntad de Dios ni del derecho de herencia, sino del acuerdo entre gobernantes y gobernados. Al hilo de esta temática, la obra aborda otras cuestiones de filosofía política entre las que podemos destacar las siguientes: estado de naturaleza y derecho natural; leyes naturales y leyes establecidas; división de poderes; derecho a la propiedad privada; derecho a la sublevación contra los gobiernos injustos…  El Segundo tratado sobre el gobierno civil forma parte de los 
Dos tratados sobre el gobierno civil, publicados en 1690, donde John Locke defiende los intereses del liberalismo a la luz de las reformas liberales introducidas a lo largo del Siglo XVII.

Otras obras del autor que guardan relación con las ideas expuestas en estos dos tratados son:

Ensayos sobre la Ley de la Naturaleza, donde Locke defiende la existencia de unas leyes naturales que afectan a todos los hombres. Estas leyes pueden ser descubiertas mediante la razón. -Ensayo sobre el entendimiento humano, investigación sobre los límites y las facultades de nuestro conocimiento. -
Tratado sobre el gobierno civil, dividido en dos partes. En el primer tratado niega la legitimidad del derecho divino de los reyes, ya que aceptarla implicaría aprobar la desigualdad entre las personas. En el segundo tratado desarrolla una teoría del pacto social como origen del Estado. -Carta sobre la tolerancia, diversos escritos acerca de la separación entre la Iglesia y el Estado, un requisito que este autor considera imprescindible para toda sociedad democrática. El pensamiento de Locke queda encuadrado dentro de la Filosofía Moderna. Los filósofos de este período centrarán sus reflexiones en el valor del conocimiento y la razón, dando una mayor importancia al individuo como sujeto de conocimiento. Tanto las matemáticas como las ciencias empíricas van a proporcionar el modelo metodológico de las dos líneas de pensamiento europeo más importantes en este período: Racionalismo y Empirismo. Locke formará parte de la corriente empirista, que se desarrolla entre los Siglos XVI y XVIII, junto a otros autores como Hume, Bacón o Berkeley. En el Siglo XVIII, Kant formulará magistralmente una síntesis entre Empirismo y Racionalismo que, en sus formas fundamentales, ha perdurado hasta nuestros días. En el terreno de la filosofía política, Locke es uno de los principales representantes del liberalismo clásico. Las ideas liberales surgen a lo largo de los Siglos XVII y XVIII como una respuesta al poder ilimitado de la monarquía absoluta y de la Iglesia. El liberalismo, con su tendencia naturalista, se enfrentará al absolutismo de origen divino. Así mismo, las ideas liberales representan las exigencias de una burguésía emergente que ve en las antiguas formas de poder un obstáculo para su desarrollo económico, al mismo tiempo que quiere acceder al poder político que, antiguamente, sólo estaba en manos de la nobleza y el clero. El pensamiento de Locke ha influido en multitud de autores posteriores. Su teoría del conocimiento fue recogida por Hume, quien la tomó como punto de partida para desarrollar su Empirismo escéptico. Leibniz elaboró su propia teoría del conocimiento partiendo de una crítica a las ideas de Locke: restó importancia a la experiencia sensible y postuló la existencia de ideas innatas (aquellas que ya están en nuestra mente desde el momento de nacer). Las ideas políticas de Locke fueron recogidas por Rousseau en su obra El contrato social. También ejercieron una gran influencia en Montesquieu, quien llevó las ideas de Locke desde las islas británicas hasta el continente europeo. Adam Smith, Stuart Mill, David Ricardo o John Rawls, por poner sólo unos cuantos ejemplos, son otros de los autores que recibieron la influencia directa de las ideas de John Locke.

Entradas relacionadas: