Libro rimas y leyendas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 5,35 KB

 

Gustavo Adolfo BÉCQUER


Como prosista, becker escribíó además de numerosas obras, colaboraciones periodísticas, una inconclusa historia de los tiempos de españa, dos colecciones epistolares, cartas literarias a una mujer y cartas desde mi celda, así como las leyendas, que se recogieron en libro en 1871 junto a las rimas. 
Las leyendas son un conjunto de relatos cortos de carácter fantástico y ambientación ROMántica, muchas de ellas son muy conocidas: el caudillo de las manos rojas, el monte de las ánimas, el miserere. Las leyendas se encuentran cerca del Romanticismo tradicional, por los precedentes del género y por los temas que desarrolla, así como por los personajes y por los ambientes exóticos o legendarios. La prosa becqueriana destaca en las leyendas por sus valores rítmicos y musicales y por sus calidades pictóricas.

Las composiciones en verso de Bécquer apenas vieron la luz en vida de su autor, pues sólo unas pocas aparecieron en periódicos de la época. La primera edición de sus textos poéticos se publicó con el título de rimas en 1871, al año siguiente de su muerte. Se conserva también el manuscrito autógrafo con el título de libro de los gorriones en el que Bécquer re reescribíó sus versos. Las rimas recogen todos los poemas que tiene el libro de los gorriones salvo 3, pero ordenados de distinto modo. Las rimas se presentan como un largo poema unitario que, tras la exposición de unos principios estéticos generales, desarrolla una historia amorosa que va de la ilusión inicial al fracaso amoroso que sume al poeta en el desengaño, la desesperanza y la soledad.
Las rimas no son una autobiografía amorosa, sino la expresión lírica de las ideas generales del poeta sobre el amor.
Los temas de las rimas son básicamente dos; el amor y la poesía. Varios de los primeros poemas del libro versan sobre la poesía concebida como una forma de expresión inmediata de emociones íntimas o de sentimientos que están más allá del poeta mismo,

Y que solo esperar al escritor que sepa formularlos


Sin embargo, bécquer se aparta del Romanticismo declamatorio y estruendoso. Sus poemas normalmente breves se caracterizan por una dicción sencilla en apariencia, sintética, nada grandilocuente.
En la búsqueda de la forma expresiva, bequer se acerca al simbolismo al aludir a ideas y sentimientos interiores mediante vocablos que designan realidades exteriores.
Si su concepto de la poesía preludia la poesía posterior, hay todavía, por el contrario, muchas reminiscencias ROMánticas en los versos de Bécquer. Así, el tema del amor abunda aún en tópicos ROMánticos. El amor se identifica con la mujer, expresión máxima de la belleza, pero la mujer becqeriana es poco más que un ideal, porque se muestra inaccesible. La mujer queda a menudo desrealizada y el corolario es evidente. El resultado final no es otro que la desilusión, la angustia y la soledad. En cuanto al estilo poético de Bécquer, tras su aparente sencillez y espontaneidad, hay una cuidada elaboración de los textos.
En la métrica: utiliza a veces estrofas clásicas, pero lo más frecuente son las combinaciones de endecasílabos y heptasílabos, así como de empleo de formas populares. Rasgo general de sus versos es la preferencia por la rima asonantada. El ritmo poético obedece a la estudiada distribución de los acentos del verso, lo que proporciona a los poemas su tenue musicalidad. Son numerosos también los encabalgamientos, que dan sensación de mayor naturalidad: ahora la unidad poética es el conjunto de poemas y no cada uno de los versos.
Compositivamente, los poemas de Bécquer suelen ser breves y, muchas veces, parecen quedar truncados al cerrarse con un verso quebrado que compensa la idea expresada y abre nuevas sugerencias.
El lenguaje becqueriano también es sencillo en apariencia. No son raras las metáforas y también son habituales los símiles.

Entradas relacionadas: