Lampsaco egospotamos

Enviado por Chuletator online y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 23,13 KB

 

[16]1 De allí Lisandro navegó a Rodas. Y los Atenienses, Partiendo de Samos, hacían mal al territorio del rey y navegaban contra Quíos y Éfeso, y hacían los preparativos para la batalla naval, y eligieron, además de Los existentes, a Menandro, Tideo y Cefisódoto como estrategos.

[17]1 Lisandro, por su parte, zarpa de Rodas costeando la Jonia en dirección al Helesponto y los puertos de las naves y contra las Ciudades que le han hecho defección. También se hacen a la mar desde Quíos los Atenienses por alta mar.

[18]1 Pues Asía les Era hostil. Lisandro siguiendo la costa navega de Abidos a Lámpsaco, que era Aliada de los atenienses. Y los Abidenos y los restantes se presentaron por Tierra. Era su jefe el lacedemonio Tórax.

[19]1 Y atacando la Ciudad la conquistaron por la fuerza y la saquearon los soldados al ser rica y Estar llena tanto de vino como de trigo y demás víveres; a todos los hombres Libres perdonó la vida Lisandro.

[20]1 Los Atenienses, por su parte, anclaron, siguiendo sus Pasos por mar, en Elayunte del Quersoneso con 180 naves. Allí, cuando estaban Desayunando, les fue anunciado lo referido a Lámpsaco e inmediatamente zarparon A Sesto.

[21] 1Y de allí en cuanto se hubieron abastecido navegaron Hacia Egospótamos, enfrente de Lámpsaco; se extendía en este punto el Helesponto unos quince estadios. Allí precisamente cenaron.

[22]1 Lisandro, por su parte, a la noche siguiente, cuando Era el alba, ordenó que una vez desayunados embarcaran en las naves, y habiendo Preparado todo para una batalla naval y poniendo las defensas, ordenó que nadie Se moviera de la formación ni zarpara.

[23]1 Por su parte, los Atenienses, con el sol naciente, se Colocan en línea frente al enemigo, en el puerto, para una batalla naval. Y Puesto que no salió a su encuentro Lisandro y era ya al caer la tarde, Regresaron de nuevo a Egospótamos.

[24]1 Lisandro, por su parte, ordenó a las más rápidas de sus Naves seguir a los Atenienses y, tan pronto desembarcaran, tras haber observado Qué hacían, regresar y revelárselo. Y no desembarcó de las naves antes de que Regresaran. Y esto hizo durante cuatro días. Y mientras los Atenienses ganaban Alta mar.

[25] 1Alcibíades, por su parte, observando desde las murallas A los Atenienses anclados en la playa y lejos de cualquier ciudad, y que iban En busca de víveres a Sesto, a 15 estadios de las naves, y que los enemigos en El puerto y junto a la ciudad tenían todo, les dijo que anclaban no en un buen Lugar; es más, les aconsejaba cambiar de fondeadero a Sesto, ante un puerto y Una ciudad.

[26]1 “Estando allí -dijo-, combatiréis cuando queráis”. Pero Los estrategos ,especialmente Tideo y Menandro, le ordenaron marcharse: pues Ellos eran ahora los estrategos, no él. Y aquel se marchó. (...)

[28] 1Lisandro, por su parte, inmediatamente ordenó navegar Lo más rápidamente posible. Avanza también Tórax con la infantería. Coñón, al Ver el ataque naval, dio la orden de correr en ayuda de las naves vivamente. Y Habiéndose dispersado los hombres, unas naves sólo tenían hombres para dos Filas de remos, otras para una y otras estaban completamente vacías. La de Coñón y las otras siete que la rodeaban con su dotación completa se hicieron a La mar en grupo, y también la Páralo, pero todas las otras las capturó Lisandro Junto a la costa. A muchísimos hombres reunió en tierra, pero también otros se Refugiaron en las pequeñas fortificaciones.

[29] 1Conón, que escapa con nueve naves, cuando se enteró que Estaba perdida la situación para los Atenienses, atracando en Abarnis, el Promontorio de Lámpsaco, tomó allí las grandes velas de las naves de Lisandro y Navegó con ocho naves hacia Evágoras, a Chipre, y, por su parte, la Páralo, a Atenas para anunciar lo sucedido.

[30]1 Lisandro, por su parte, envió las naves, a los Prisioneros de guerra y todo lo demás a Lámpsaco, pero se quedó con Filocles, Adimanto y los demás estrategos. El día en que esto se hizo, envió al pirata Milesio Teopompo a Lacedemonia para anunciar lo sucedido, que lo anunció al Llegar al tercer día.

[31]1 Tras esto Lisandro, habiendo reunido a los aliados, ordenó deliberar sobre los Prisioneros de guerra. Entonces acusaciones surgieron numerosas contra los Atenienses, lo que ya habían cometido ilegalmente y lo que habían votado hacer Si hubieran vencido en la batalla, cortar la mano derecha de todos los Capturados con vida; y que, habiendo capturado dos trirremes, una corintia y Otra de Andros, echaron por la borda a todos los hombres de ellas: Filocles era El estrategode los Atenienses que los mató.

[32]1 Se decían también muchas otras cosas, y se decidió Ejecutar a cuántos de los prisioneros eran atenienses, salvo a Adimanto, porque Fue el único que se opuso en la Asamblea al decreto de la amputación de las Manos. Sin embargo, fue acusado por algunos de haber entregado las naves. Y Lisandro, habiendo preguntado antes a Filocles qué debía sufrir el que había Echado por la borda a los corintios y los andrios, el primero en actuar sin Respetar las normas contra los griegos, lo degolló. (...)

[3]2 En Atenas, tras La llegada de la Páralo, de noche se comunicaba la desgracia, y el lamento se Extendió desde el Pireo por las Largas Murallas hasta laciudad diciéndoselo el Uno al otro. De modo que aquella noche nadiedurmió, no solo llorando por sus Muertos sino mucho más incluso porsi mismos, pensando que iban a sufrir lo Mismo que hicieron a los melios, siendo colonos de los lacedemonios, cuando los Conquistaron mediante asedio, y a los histieos, a los escioneos, a los Toroneos, a los eginetas y a muchas otras ciudades de los helenos.

[4]2 Al día siguiente Convocaron una asamblea, en la que se acordó poner diques a los puertos salvo a Uno, y reparar las murallas y colocar vigilantes y preparar la ciudad en todo Lo demás para un asedio. Y en ello estaban.

[5]2 Lisandro, por su parte, habiendo llegado a Lesbos desde El Helesponto con doscientas naves, organizó las demás ciudades en ella y También Mitilene. Y a las plazas fuertes en la costa de Tracia envió a Eteónico Con diez trirremes, que hizo pasar todo aquello a los lacedemonios.

[6]2 E inmediatamente el resto de Grecia abandonó el bando de Los Atenienses después de la batalla naval salvo los samios; estos, tras haber Hecho una matanza de notables, controlaban la ciudad.

[7]2 Lisandro, por su parte, tras esto anunció a Agis y a Decelia y Lacedemonia que se acercaba con doscientas naves. Y los lacedemonios Salieron en masa, y los restantes peloponesios, salvo los argivos, a una orden Del otro rey de los Lacedemonios, Pausanias.

[8]2 Cuando se congregaron todos, llevándoselos consigo Acamparon junto a la ciudad en (el gimnasio llamado) la Academia.

[9]2 Y habiendo llegado Lisandro a Egina, devolvió la ciudad A los eginetas, tras haber reunido al mayor número posible de ellos, y así Igualmente obró también en favor de los melios y de todos los demás cuantos Habían sido privados de su ciudad. Y tras esto, después de devastar Salamina, Ancló ante el Pireo con 150 naves e impedía el acceso al puerto a los barcos.

[10]2 Los Atenienses, asediados por tierra y por mar, no Sabían qué convenía hacer al no tener ni naves ni aliados ni trigo; pensaban Que no había modo de salvarse de padecer lo que habían hecho no por venganza Sino por tratar injustamente, por soberbia,a ciudadanos de ciudades pequeñas y No por otra causa que por haberse aliado con aquellos.

[11]2 Por ello, tras haber devuelto los derechos de Ciudadanía a los privados de ella, resistían y, a pesar de haber muerto muchos En la ciudad de hambre, no hablaban de reconciliación. Y cuando ya se había Agotado completamente el trigo, enviaron embajadores a Agis, con la intención De ser aliados de los lacedemonios manteniendo en su poder las murallas y el Pireo, y en estos términos establecer un tratado.

[12]2 Este les ordena ir a Lacedemonia; pues él no era Autoridad. Cuando los embajadores comunicaron a los atenienses tal cosa, los Enviaron a Lacedemonia.

[13] 2Y ellos, cuando estaban en Selasia (cerca de Laconia) y Se enteraron los éforos por ellos de lo dicho, lo mismo que ante Agis,al punto Les ordenaron que se marcharan, y que, si pedían algo de paz, más conveniente Era llegar tras haberlo deliberado.

[14]2 Cuando los embajadores llegaron a casa y anunciaron Esto a la ciudad, el desánimo se abatió sobre todos. Pues pensaban que iban a Ser esclavizados y que, hasta que enviaran a otros embajadores, muchos iban a Morir de hambre.

[15]2 Sobre la destrucción de los murallas nadie quería dar Su opinión, pues Arquéstrato, por decir en la asamblea que era mejor concertar La paz con los lacedemonios en las condiciones que proponían, fue encarcelado. Y proponían derribar las murallas largas en una extensión de diez estadios de Cada uno. Y se decretó que no era lícito debatir sobre tal asunto.

[16]2 Estando así las Cosas, Terámenes dijo en la asamblea que, si querían enviarlo ante Lisandro, Llegaríasabiendo si los Lacedemoniospersistían en lo relativo a las murallas por querer esclavizar a la Ciudad o por garantía. Y habiendo sido enviado pasó junto a Lisandro tres meses Y más, esperando cuándo los Atenienses, por haber faltado todo el trigo, Estuvieran dispuestos a aceptar cualquier cosa que se les propusiera.

[17]2. Cuando llegó al cuarto mes, anunció en la asamblea que Lisandro lo había retenido hasta entonces y que después le ordenó ir a Lacedemonia; pues -le dijo- no era autoridad para atender sus peticiones, sino Los éforos. Tras esto fue elegido él mismo como décimo embajador Plenipotenciario para Lacedemonia.

[18].2 Y Lisandro envió a Aristóteles, exiliado ateniense, Junto con otros lacedemonios, para comunicar a los éforos que había respondido a Terámenes que ellos eran las autoridades de la paz y de la guerra.

[19]2 Y Terámenes y Los demás embajadores, cuando estaban en Selasia, al ser preguntados con qué Condición venían, dijeron que con plenos poderes para la paz, y tras esto los Éforos ordenaron llamarlos. Cuando llegaron, celebraron una asamblea, en la que Los corintios y los tebanos especialmente, y también otros muchos de los Helenos, replicaban que no se pactara con los atenienses, sino que los Aniquilaran.

[20]2 Los lacedemonios, por su parte, afirmaron que no iban a Esclavizar a una ciudad helena que había hecho un gran bien en los mayores Peligros tenidos por Hélade, sino que establecerían la paz con tal que, Habiendo derruido las murallas largas y el Pireo, habiendo entregado todas las Naves menos doce y acogido a los desterrados, compartiendo amigos y enemigos, Siguieran a los lacedemonios tanto por tierra como por mar a donde los Condujeran.

[21]2 Terámenes, por Su parte, y los embajadores que lo acompañaban volvieron a llevar este pacto a Atenas. Y cuando entraban una gran multitud los rodeó, temiendo que regresaran Sin éxito; pues ya no era posible demorarlo por el gran número de los que se Morían de hambre.

[22]2 Y al día siguiente comunicaban los embajadores en qué Términos los lacedemonios ofrecían la paz; habla en nombre de ellos Terámenes, Diciendo que era necesario obedecer a los lacedemonios y derribar las murallas. Oponiéndose algunos a este, y muchos más aprobándolo, se resolvió aceptar la Paz.

[23].2 Y tras esto Lisandro navegó hacia el Pireo y los Desterrados regresaron y derribaron las murallas al son de las flautistas con Gran ardor, creyendo que aquel día comenzaba para la Hélade la libertad.

[24] 2 Y el año terminaba, en el que, en la parte central, el Siracusano Dioniso, hijo de Hermócrates, se convirtió en tirano, tras haber Vencido los siracusanos antes en guerra a los cartagineses, perohabiendo tomado Éstos Acragante por falta de trigo tras haber abandonado los siciliotas la Ciudad. (...)

[11]3 Y los Treinta fueron Elegidos tan pronto como las murallas largas y las que rodeaban el Pireo fueron Demolidas. Y habiendo sido elegidos a condición de recopilar las leyes, por las Cuales se iban a gobernar, siempre estaban a punto de recopilarlas y hacerlas Públicas, pero mientras organizaron la Asamblea y las restantes magistraturas Como les convenía.

[12] 3Y después, en primer lugar, arrestando a los que todos Sabían que habían vivido de la delación en democracia y eran molestos para los Aristócratas, los acusaban de homicidio. Y con gusto condenaba a estos la Asamblea y también los demás, todos los que, siendo conscientes de que no Estaban en tal situación, nada se afligían.

[13]3 Pero cuando comenzaron a deliberar sobre cómo podrían Servirse de la ciudad como querían, a partir de aquí, en primer lugar, tras Haber enviado a Lacedemonia a Esquines y Aristóteles, convencieron a Lisandro De que los ayudara en el envío de una guarnición hasta que, tras haberse Desembarazado de los peligrosos, establecieran su gobierno. Y ellos se Encargaban de su manutención.

[14].3Este, convencido, les ayudó enviándoles la guarnición y Al harmosta Calibio. Ellos, tras recibir la tropa, atendían a Calibio con todo Cuidado para que aprobara todo lo que hacían, y habiendo sido traídos ante ellos Por alguno de los guardas que habían elegido,apresaban ya no a los peligrosos y Los dignos de poca estima, sino también a los que juzgaban que de ningún modo Iban a soportar ser desdeñados y que si intentaban hacer algo en contra de Ellos, podrían conseguir al mayor número de seguidores. (...)

[24]4 Y los Treinta se marcharon a Eleusis. Y los diez Magistrados,juntamente con los hiparcos, se preocupaban de los de la ciudad,que Estaban en la anarquía al tiempo que desconfiaban unos de otros. Y velaban por La noche también los caballeros en el Οdeón con caballos y escudos, y por Desconfianza hacían la ronda desde el anochecer con los escudos a lo largo de Las murallas, y al amanecer a caballo, siempre temiendo que cayesen sobre ellos Algunos de los del Pireo.

[25]4 Y estos, siendo ya muchos y de todas partes, se hacían Armas,unos de madera, otros de mimbre, y las blanqueaban. Antes de que pasaran Diez días, tras haber dado a todos los que combatieran con ellos, aunque fueran Extranjeros, garantías de que tendrían igualdad de tributos, salieron muchos Hoplitas y muchos de infantería ligera. Y llegaron a tener unos setenta Jinetes. Forrajeando y cogiendo madera y frutas, regresaban a dormir en el Pireo.

[26]4 Por su parte, ningún otro de los de la ciudad salió con Armas, pero a veces los jinetes capturaban a los bandidos del Pireo, y dañaban Su ejército. También encontraron casualmente a alguno de los Exoneos que iban a Sus campos para aprovisionarse. Y a estos, a pesar de sus muchas súplicas y Llevándolo mal muchos de sus caballeros, los degolló el hiparco Lisímaco.

[27]4 Y también los del Pireo mataron en represalia, tras Capturarlo en el campo, de los jinetes a Calístrato de la tribu Leóntida. Pues También entonces estaban envalentonados hasta el punto de que incluso se Lanzaban contra la muralla de la ciudad. Y si también se ha de de hablar del Constructor de las máquinasbélicas de La ciudad, este, cuando supo que iban a acercar las máquinas por elcamino del Liceo, ordenó que las yuntas llevaran todas piedras enormes y las echaran en el Punto del camino que quisiera cada uno. Y puesto que esto se hizo, cada una de Las piedras creaba muchos problemas. (...)

[38]4 Y habiendo escuchado a todos ellos, los éforos y la Asamblea enviaron a Atenas a quince hombres y les ordenaron que, con la ayuda De Pausanias, se reconciliaran de la mejor forma posible. Estos se Reconciliaron con la condiciónde mantener la paz entre ellos y marchar cada uno A su casa salvo los Treinta y los Once y los Diez que habían gobernado el Pireo. Y si algunos de los de la ciudad estaban asustados, les pareció bien que Residieran en Eleusis.

[39] 4 Y habiendo sido hecho eso, Pausanias licenció el Ejército y los del Pireo subiendo con las armas a la Acrópolis, hicieron un Sacrificio a Atenea. Y despuésde bajar... Los estrategos, allí Trasíbulo habló:

[40]4 “A vosotros, ¡Hombres de la ciudad! -dijo-, os aconsejo Que os conozcáis a vosotros mismos. Y os conoceríais mucho mejor si Reflexionarais por qué debéis estar orgullosos como para intentar gobernarnos. ¿Acaso sois más justos? Pero el pueblo, aun siendo más pobre que vosotros, Nunca por dinero osha agraviado; en cambio, vosotros, siendo los más ricos de Todos, habéis realizado muchos y vergonzosos actos por lucro. Y puesto que a Vosotros en nada os interesa la justicia, considerad si entonces debéis estar Orgullosos por vuestra hombría”.

[41]4 “¿Υ qué mejor distinción de esto habría que el haber Luchado unos contra otros? Es más, ¿Afirmariáis que sois superiores en Conocimiento, los que, teniendo tanto murallas y armas y dinero como aliados Peloponesios,

habéis sido cercados Por los que no tienen nada de ello? ¿Y pensáis que tenéis que estar orgullosos Por los espartanos? ¿De qué manera? ¿Exactamente como los que han entregado Unos perros mordedores, tras haberlos atado con un collar, también ellos así se Van habiéndoos entregado a este pueblo ultrajado?”

[42] 4“Y ciertamente no considero que vosotros, ciudadanos, Hayáis transgredido nada de lo que jurasteis, sino que incluso mostrasteis junto A las demás virtudes esto, que sois rectos y piadosos.” Y diciendo esto y otras Palabras semejantes, y que no era necesaria la anarquía, sino servirse de las Leyes antiguas, levantó la sesión.

[43]4 Y entonces, tras Reponer las magistraturas, volvieron a vivir bajo una constitución. Y tiempo Después, al oír que los de Eleusis habían contratado mercenarios, saliendo en Campaña en masa contra ellos mataron a sus estrategos cuando iban a hablar, Pero a los demás, tras haber enviado amigos y allegados, los convencieron de Reconciliarse. Y habiendo prestado juramento de que no pensarían en vengarse, Todavía ahora se gobiernan juntamente y el pueblo permanece fiel a los Juramentos

Entradas relacionadas: