Lallala

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 23,41 KB

 

Vida:Immanuel Kant nació el 22 abril 1724 en la ciudad de Könisberg. En 1740, con 16 años ingresó la facultad de filosofía de la Universidad de su ciudad natal. Desde 1746 ejerció como preceptor privado. En 1755 obtuvo el título de doctor y comenzó a trabajar como privadozent. Años más tarde, le llegó el reconocimiento con el ofrecimiento de varias cátedras alemanas. Sin embargo, se resistió a abandonar su ciudad y rechazó todos los ofrecimientos hasta que en 1770 accedió a la cátedra de metafísica y lógica de Könisberg. Durante 11 años se dedicó a la elaboración de su filosofía trascendental, con Crítica de la razón pura. Llegó a ser decano de la facultad de filosofía. En 1797, abandonó su puesto en la Universidad por problemas de salud y el 12 febrero 1804 falleció.
Proyecto Cantiano:Immanuel Kant:
Kant compartió con los autores ilustrados la opinión sobre el papel esencial que había de desempeñar la razón en la necesaria transformación de la sociedad. Consideró imprescindible realizar una revisión crítica de la razón humana.Kant fue seguidor del racionalismo y desde esta óptica habría llevado a cabo su labor de no haber tenido la oportunidad de leer las obras de Hume. El reconoció que le había despertado del sueño dogmático por lo que abandonó la confianza plena en las capacidades de la razón para conocer la realidad. Tampoco se dejó caer en conclusiones del pensamiento de Hume. Pero también en determinados asuntos había aplicado escrupulosamente un pensamiento racional y distintos autores habían llegado a conclusiones opuestas. La razón es un instrumento útil pero en el que no cabe depositar una confianza ciega. Kant considera urgente la necesidad de realizar una crítica de la razón para determinar sus posibilidades reales y sus límites.Plan de la filosofía crítica :los racionalistas habían confiado ciegamente en la razón y de toda la realidad sin preguntarse primero si esa era una tarea que estaba a su alcance. Los empiristas en cambio, consideraban la experiencia sensible como el límite más allá del cual la razón es capaz de producir un conocimiento riguroso y científico. Kant consideraba que unos y otros incurren en el error de creer que el conocimiento es un proceso por el que el sujeto capta un objeto tal cual es, sin que sufra ningún tipo de alteración en el proceso.Kant tiene opinión bien diferente al respecto. Para él todo conocimiento requiere de elementos materiales, provenientes de la experiencia, pero también de elementos formales. El conocimiento resultante se obtiene con las aportaciones que hacen tanto el objeto como sujeto. Se puede afirmar que el sujeto cognoscente no es un simple receptor de la realidad sino que la conforma a priori para poder conocerla. Kant definió su doctrina como idealismo trascendental: - Es idealismo puesto que nuestro conocimiento recae sobre ideas: sólo real en la medida que es conocida por el sujeto.- Es trascendental porque para que se produzca el conocimiento éste debe estructurarse a partir de una serie de elementos formales a priori impuestos por el sujeto. Debe quedar claro que la crítica no se limita al ámbito de conocimiento racional. Poner a punto la razón, la crítica tiene que ser ambiciosa en cuanto a su amplitud y ocuparse también del papel que debe desempeñar la razón en el terreno de la moral. Se trata de someter a juicio la razón de modo que pueda resolver de modo riguroso las cuestiones que las grandes preguntas de la filosofía nos plantean: ¿Qué puedo conocer?, ¿Qué debo hacer?, ¿qué me cabe esperar? Son tres preguntas que se pueden sintetizar en una única que sería: ¿qué es el hombre?
Ciencia y tipos de juicio: Razón teórica:
Kant dedicó su obra fundamental, crítica de la razón pura, a resolver la cuestión relativa a los límites del conocimiento racional de la realidad. El problema se plantea balcón para el desarrollo experimentado por la ciencia moderna en los dos últimos siglos, con el estancamiento que parecía estar sufriendo la metafísica. Ante esta falta de resultados que presentaba la metafísica la reacción no podía ser la de desecharla. Los temas son demasiado importantes. Se necesita saber si el límite del conocimiento de la realidad se encontraba más acá o más allá de los objetos de la metafísica. El modo de abordar esta cuestión consiste en averiguar las condiciones que habían hecho posible que disciplinas se convirtiesen en ciencias. Una vez establecidas tales condiciones, bastaba con comprobar si la metafísica podía cumplirlas o no. En caso de que pudiera, había que introducir las modificaciones necesarias para que la metafísica comenzará a progresar; de lo contrario el ser humano lamentaría renunciar alcanzar un conocimiento sólido sobre temas tan importantes. Kant afirmó que las ciencias están compuestas de juicios. Averiguar las condiciones que cumplía los juicios de los que se componían estas disciplinas. Clasificación: Los enunciados presenta un significado universal; los juicios son enunciados proferidos por un sujeto, que se compromete con su verdad.Los juicios deben atender a los criterios: -Relación entre el sujeto y el predicado.--Juicios analíticos (la información que aporta el predicado está ya contenía el sujeto carrera tiene carácter necesario, su fundamento se encuentra el principio de no contradicción, son estrictamente universales).--Juicios sintéticos (se construye mediante una síntesis entre un sujeto y un predicado que no están relacionados entre sí. Éste tipo de juicios si amplían el conocimiento de la realidad, su verdad no es necesaria.-Relación del juicio con experiencia--juicios a priori (su verdad puede ser conocida sin necesidad de realizar comprobaciones experimentales)--juicios a posteriori (aquellos cuya verdad sólo puede ser establecida tras una comprobación experimental. Depende de la experiencia, son contingentes y no pueden ser estrictamente universales.Los juicios analíticos son a priori y los juicios sintéticos son a posteriori. Kant añade una nueva posibilidad que hace que su clasificación de los juicios sea sustancialmente diferente de las otras dos: además de juicios analíticos a priori y juicios sintéticos a posteriori existen juicios sintéticos a priori. Disfrutan de las ventajas y carecen de los inconvenientes, por ser sintéticos amplían el conocimiento y por ser a priori no requieren comprobaciones experimentales para conocer su verdad.Se sabe que los juicios de la ciencia son juicios sintéticos a priori.
Fundamento de los juicios sintéticos a priori:los juicios analíticos a priori tienen su fundamento en el principio de no-contradicción. Los juicios sintéticos a posteriori encuentran su fundamento en la experiencia, son juicios experimentales ( No puede ser el principio de no-contradicción, puede conducir a una falsedad; tampoco puede ser la experiencia, se debe profundizar en su teoría del conocimiento y seguir el esquema que emplean su obra crítica de la razón pura). Dividida en dos partes: estética trascendental y lógica trascendental (analítica trascendental y dialéctica trascendental).Conocer implica al menos 2 procesos diferentes, uno de captación de información y el otro de elaboración de un pensamiento a partir de los datos previamente obtenidos. Estos dos procesos se corresponden con las dos facultades cognoscitivas del hombre: la sensibilidad y el entendimiento. La sensibilidad es pasiva, se limita a recibir la información. El entendimiento, es activo, espontáneo, quiere decir que construir algo nuevo. La lógica es la disciplina encargada de estudiar el funcionamiento del entendimiento humano.
La estética trascendental: una sensación es una afección del sujeto provocada por un objeto. Cuando la sensación es captada por el sujeto, se transforma en un conocimiento inmediato que Kant denomina intuición. El objeto captado captado por la intuición sensible es lo que denomina fenómeno. Al emplear este término, intencionadamente se quiere establecer una distinción entre la cosa misma y su modo de manifestarse a un sujeto. Lo que sujeto capta no es la cosa misma, sino una manifestación suya. Está compuesto de materia y forma: -la materia es el contenido mismo de la sensación y tiene su origen en el objeto conocido, es dada a posteriori. -La forma es el modo como el sujeto capta esa materia; por lo que no procede del objeto conocido, sino del sujeto de conocimiento. La poseemos a priori, está en nosotros y es previa a toda sensación. Nuestra sensibilidad posee una determinada estructura que se impone sobre la materia de las sensaciones, informándola y constituyendo así el fenómeno que es aquello que en definitiva captamos. Las intuiciones sensibles están constituidas por dos elementos: espacio y tiempo. El espacio y el tiempo se tratan de formas de sensibilidad. El ser humano capta las cosas en el espacio y en el tiempo, porque se es un modo de captarlas. Son estructuras del sujeto que se imponen a los objetos para que éstos puedan ser captados. Dado que están en él antes de que se produzca cualquier sensación, diremos de ellas que son a priori (son las formas a priori de nuestra sensibilidad). Puesto que están presentes en toda intuición sensible, diremos que también intuimos el espacio y el tiempo, pero la intuición del espacio y el tiempo carece de materia. Kant dice que éstas son intuiciones puras (vacías de contenido empírico). La geometría y la aritmética constituyen los pilares básicos de las matemáticas. La geometría es el estudio de las propiedades del espacio. La aritmética es el estudio de las propiedades de la serie numérica, es una serie temporal, por tanto la aritmética no es otra cosa que el estudio de las propiedades del tiempo. Dado que el espacio y el tiempo son formas a priori de la sensibilidad, cualquier juicio válido formulado en relación a una u otra disciplina sea a priori y estrictamente universal y necesario. La geometría y la aritmética explican propiedades del espacio y del tiempo que no están contenidas en la noción misma que tenemos de uno y otro, ya que han de ser investigadas y descubiertas, por lo que los juicios de estas dos disciplinas son sintéticos. La conclusión es que las características que hemos descubierto en el espacio y el tiempo son el fundamento de los juicios sintéticos a priori de las matemáticas.
La analítica trascendental: el proceso de conocimiento no acaba con la inclusión sensible, con ella, el entendimiento elabora un producto de conocimiento genuino. En la analítica trascendental, Kant se ocupó del entendimiento que realiza un trabajo doble: construir juicios y encadenar los formando razonamientos. El estudio de los juicios derivó en el análisis de los elementos que la integran: los conceptos. Un fenómeno es comprendido por el trabajo de la sensibilidad, también al del entendimiento que utiliza como instrumento los conceptos para unificar lo que llega de modo múltiple y disperso. Al igual que desde la sensibilidad podían tenerse intuiciones sensibles e intuiciones puras, desde el entendimiento también podía considerarse la existencia de conceptos empíricos y conceptos puros: -los conceptos empíricos son aquellos que el entendimiento crea a partir de lo captado el expediente sensible, son conceptos a posteriori. -Los conceptos puros (categorías) se encuentran en el entendimiento con carácter previo a cualquier experiencia. Representan las distintas formas generales el entendimiento tiene de unificar lo proveniente de la experiencia. Kant consideró que había un concepto puro por cada forma de unificar lo dado en la experiencia y que cada una de las formas unificar la experiencia se expresa en un tipo de juicio diferente, podemos concluir que tantas categorías como tipos de juicios. Éstas dos de categorías son las leyes del intelecto humano. Todo ha de someterse a las estructuras cognoscitivas del entendimiento expresadas en estos conceptos puros. La función de las categorías en el entendimiento es similar al que desempeñan las intuiciones puras en la sensibilidad. Las intuiciones puras del espacio y el tiempo que constituían en fundamento y garantía de la validez de los juicios sintéticos a priori en matemáticas, ahora las categorías hacen lo propio con los juicios sintéticos a priori de la física. Los principios generales en la física son juicios que expresan conocimientos sobre los conceptos puros. Los juicios de este tipo son sintéticos sin embargo hume sostuvo que su verdad sólo podía ser establecida tras la experiencia. Kant afirmó que estos juicios (conceptos puros a priori) son ellos mismos a priori. Dado que todo conocimiento ha de ajustarse al esquema que proporcionan las categorías, los conocimientos que alcanzamos sobre ellas y que expresamos en juicios, son aplicables a toda la experiencia; son estrictamente universales innecesarios.
La dialéctica trascendental: la lógica trascendental se divide en dos partes: la analítica trascendental, que estudia los conceptos con los que se construyen los juicios y la dialéctica trascendental, es la encargada de estudiar el entendimiento concebido como la facultad de encadenar juicios y forma razonamientos. El ser humano razona por medio de silogismos. Un silogismo es un conjunto de enunciados. De ese conjunto de enunciados, uno de ellos llamado conclusión, se obtiene de los otros, denominados premisas. Los silogismos consisten en que aseguran sin margen de error, que, dada la verdad de las premisas, la conclusión también es verdadera. ¿Cómo se puede estar seguro de la verdad de las premisas? La estrategia que sigue la razón para asegurar la verdad de las premisas consiste en obtenerlas como conclusión de otro silogismo que tenga premisas más generales, y así sucesivamente. Con lo que, se va ascendiendo en el grado de generalidad con la esperanza de llegar a un principio absolutamente general que sirva de fundamento último a toda la cadena de conclusiones derivadas. Kant consideró que este proceso rebasaba los límites de la experiencia y aplica las categorías a aquello de lo que no tenemos intuición sensible. La misión de las categorías consiste en unificar fenómenos, facilitando así su comprensión por el entendimiento humano. Su aplicación al noumeno genera en el sujeto la ilusión de estar produciendo conocimiento auténtico, pero sólo conduce al error del extravío. Existen tres tipos diferentes de silogismos, cada uno de los cuales conduce a una idea de la razón pura concebida como principio incondicionado. Al aplicar en las categorías estas tres ideas, se cometen tres tipos de roles diferentes. (Silogismo: categórico, hipotético, distintivo./Idea de la razón: alma, mundo, Dios./Disciplina metafísica: psicología racional, cosmología racional, teología racional./Error: paralogismo (razonamiento falso), antinomia (contradicción entre los principios racionales), ideal de la razón pura.) -S. Categórico: conducen a intentar unificar todos los fenómenos psíquicos en una idea única, la idea del alma. Todas las teorías metafísicas sobre el alma resultan de aplicar las categorías a esta idea de la razón, de la que no se tiene intuición sensible. -S. Hipotético: llevan hacia una idea del mundo concebida como totalidad de los fenómenos físicos. Resulta de la aplicación de las categorías a esta idea de la razón. Tampoco se tiene intuición sensible de la idea del mundo así concebida, puesto que si bien se tienen intuiciones de fenómenos singulares no así de su totalidad. -S. Disyuntivo: encuentran su fundamento último en la idea de Dios. En ellos se unifican tanto los fenómenos físicos como los psíquicos. La metafísica dota de conocimiento a la teología racional al aplicar las categorías a la idea de Dios. Conclusión final: la metafísica, tiene juicios sintéticos a priori aplicando las categorías a las ideas de Dios, alma y mundo. Pero el uso que se hace de las categorías en este caso es ilegítimo y no produce verdadero conocimiento. La metafísica no puede convertirse en la ciencia porque sus objetos de estudio están más allá de los límites del conocimiento humano. Es consustancial a la razón humana es buscar la incondicionado. Por eso, dice Kant que debemos mantener las ideas de la razón, pero no con la aspiración de obtener un conocimiento de ellas, sino empleandolas para guiar el progreso del conocimiento humano.
Etica: Para Kant la razón posee dos funciones claramente diferenciadas, una función es la teórica, que Kant analiza en la Crítica de la Razón Pura donde se plantea los límites del conocimiento y la posibilidad de las ciencias; y otra es la función práctica, pues al hombre, según Kant, además del conocimiento le interesa también el hecho moral y este es propio del uso práctico de la razón, una razón que se plantea la segunda de las preguntas propuestas por el autor: ¿Qué es lo que debo hacer?. Kant, trata este tema en: Crítica de la Razón Práctica y la Fundamentación de la Metafísica de las costumbres.Como también ocurría en el conocimiento, Kant pretende fundamentar la ética de forma universal y necesaria, y tras el análisis de las éticas de autores anteriores decide que ninguna de ellas está fundamentada necesaria y universalmente, pues todas ellas son éticas materiales, es decir, éticas con contenido. Las éticas materiales establecen un fin o bien supremo que el hombre persigue (la felicidad en Aristóteles, el placer en Epicuro, la salvación en el cristianismo…) y establecen unas normas que nos dicen lo que hay que hacer para alcanzar ese fin (por ejemplo, en la ética epicúrea: si quieres una vida placentera, aléjate de la política, en el cristianismo los mandamientos que deben ser cumplidos, en Aristóteles, la elección del término medio…) Kant rechaza las éticas materiales
por varios motivos: - Porque son empíricas, es decir, a posteriori, y según Kant, de la experiencia no se pueden extraer principios universales. Solo lo a priori proporciona universalidad. - Porque las normas o preceptos de las éticas materiales son imperativos hipotéticos, es decir, condicionales del tipo si quieres B haz A, por ejemplo: si quieres salvarte ten fe. Según Kant, los imperativos de este tipo no pueden ser universalmente válidos, pues no valdrían para aquel que dijera: no quiero B, en nuestro ejemplo: me da igual salvarme. - También las rechaza porque son éticas heterónomas, es decir, porque las normas nos vienen dadas desde fuera de uno mismo, desde fuera de la propia razón. - Por último, porque son éticas teleológicas, esto es, porque buscan un fin. Frente a las éticas materiales, Kant propone una ética formal, es decir, vacía de contenido empírico, que no nos dice qué es lo que tenemos que hacer sino cómo debemos hacerlo; propone una ética a priori, es decir, independiente de la experiencia y por tanto universal. Una ética autónoma, donde la ley viene dada por la propia razón, frente a lo teleológico, propone una ética deontológica , a saber, una ética cuyo ideal es el deber y no el logro de ningún fin; y que se expresa mediante el imperativo categórico que ordena haz A, sin condiciones. El imperativo categórico es por ello válido de forma absoluta y necesaria. ¿Y en qué consiste esta ética? Para Kant ni las cosas ni los actos son en sí mismos buenos o malos, lo único que hay bueno en-sí es la buena voluntad. ¿Y cómo será un voluntad buena?: será aquella que obre por deber, por respeto a la ley misma, no solo conforme a deber (legalidad) sino por respeto a la ley moral (moralidad), una ley que emana de la razón y que en el hombre se expresa mediante el imperativo categórico. Aunque el imperativo categórico es único, Kant lo formula en cinco versiones diferentes, entre ellas estas dos: - Obra solo según una máxima tal que puedas querer al mismo tiempo que se torne en ley universal * *(Entendemos por máxima la ley subjetiva que sigue el sujeto en el momento de la acción) - Obra de tal modo que uses la humanidad tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro siempre como un fin y nunca solo como un medio Vemos pues, cómo no se nos dice qué cosa en concreto debemos hacer, sino cómo debemos hacerlo: un acto será moralmente valioso si el sujeto que lo realiza lo hace porque lo considera como absolutamente debido y entiende que el principio subjetivo (máxima) que en ese momento dirige su acción podría convertirse en una ley universal válida para todos; porque cree que lo que hace es lo que en esas circunstancias todo hombre debería hacer (no para conseguir un fin), sino entendiendo al hombre y a su acción como un fin en sí mismo.
Religión y Politica:
Ahora bien, para que la moral sea posible son necesarios tres supuestos o condiciones necesarias, esto es, tres postulados propuestos por la razón práctica, postulados que por ser afirmaciones metafísicas son consideradas no científicas en la Crítica de la Razón Pura y que aquí encuentran su lugar. Son los siguientes: - La libertad del alma: para que se de el hecho moral es absolutamente necesario que la voluntad pueda querer o no querer la ley moral. Sin libertad no hay moralidad. - La inmortalidad del alma: puesto que en su finitud (como fenómeno) en el hombre no se da la concordancia absoluta entre querer y deber, entre voluntad y ley moral,(no siempre se quiere hacer lo que se debe hacer) se hace deseablemente necesaria la infinitud del alma para que esta concordancia pueda realizarse. Además, en esta vida terrena el máximo bien, que para Kant es la suma de felicidad y virtud no se da (no siempre el hombre bueno es feliz) y parece sensato esperar que el hombre de buena voluntad sea merecedor de la felicidad, se hace pues necesaria la inmortalidad del alma para que este sumo bien sea realizable. - La existencia de Dios: es necesaria como ser en quien sí coinciden plenamente ser y deber ser, único ser que posee una voluntad santa. Y su existencia también es necesaria como causa que garantiza la felicidad al alma inmortal del hombre de buena voluntad. Como vemos, los postulados de la razón práctica abren el camino a la religión.

Entradas relacionadas: