La detención

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 21,33 KB

 
La detención.
Podemos definir la detención como aquella medida cautelar d carácter personal q consiste en privar de libertad a 1 persona con la finalidad d asegurar su comparecencia ante el Juez q instruye el proceso.
Detención x delito
Los casos en q la Autoridad tienen la «obligación» de detener siguientes supuestos:
1.Delincuentes in fragant, tres requisitos:
? Inmediatez temporal, q se esté cometiendo 1 delito o q haya sido cometido instantes antes.
? Inmediatez personal, q el delincuente se encuentre en el lugar de los hechos .
? Necesidad urgent e , la policia se vea impedida d intervenir x circunstancias concurrentes.
2. Fugados d centros penitenciarios o d detención .
3. Procesados o condenados en rebeldía . E n estos casos el Juez habrá dictado busca y captura.
4. Personas sobre las que existan «motivos racionalmente bastantes» d haber cometido 1 delito .
S upuestos q tenga acreditada su identidad, domicilio ,sea acusado x delito o falta d escasa gravedad, se le advertira d la obligacion d presentarse en el juzgado en la cita correspondi, dejaremos constar en las diligencias dicho aviso.
Detención x falta
L a comisión d una falta no es motivo para la práctica d la det.
Se exige dos requisitos para la detención x faltas:
1. Q el presunto inculpado no tenga domicilio conocido.
2. Q no dé fianza bastante a juicio d la Autoridad.
Derechos del detenido. Derecho a ser informado d los hechos q se le imputan, las razones d la detenció n y sus derechos.
Derecho a no declarar, a no confesarse culpable ni a declarar contra sí mismo.
Derecho a ser asistido d abogado.
(es irrenunciable salvo delitos contra seguridad del trafico)La asistencia del Abogado consistirá :
1. Solicitar, q se informe al detenido d sus derechos y que se proceda al reconocimiento médico.
2. Solicitar d la Autoridad q hubiesen practicado la diligencia en q el Abogado haya intervenido, la declaración o ampliación d los extremos q considere convenientes, así como la consignación en el acta d cualquier incidencia q haya tenido lugar durante su práctica.
3. Entrevistarse con el detenido al término d la práctica d la
diligencia en que hubiere intervenido.
Derecho a q se notifique su det. a la persona q designe.
Derecho a ser asistido x 1 intérprete
Derecho a ser reconocido x un médico

Diligencias d investigación d la policía judicial
. Medios de investigación en nuestro ordenamiento jurídico
la inspección ocular, el cuerpo del delito, la identidad del delincuente y sus circunstancias personales, las
declaraciones d procesados
y testigos, el careo d testigos y procesados y el informe pericia la entrada y registro en lugar cerrado, registro de libros y papeles,detención y apertura d la correspondencia escrita y telegráfica e intervención d las
comunicaciones telefónicas.
Pero existen otros medios d investigación no recogidos en la Ley. Entre ellos,las filmaciones videográficas, los
métodos alcoholométricos, la diligencia d cacheo e
identificación y la identificación dactiloscopia.
La inspección ocular
La diligencia d inspección ocular consiste en el reconocimiento d los lugares y objetos vinculados al delito x el Juez Instructor o los funcionarios de la Policía Judicial .
Práctica de la diligencia
Los fines d la inspección ocular son la comprobación del
hecho para determinar si es real o simulado, la recogida d huellas o indicios para demostrar la culpabilidad o inocencia del sospechoso y identificación d la persona /s responsables.
-Se prevé 2 supuestos en relación con la inspección ocular :
1. Cuando el delito deja vestigios d su perpetración:
a)el Juez Instructor o el q lo haga los recogerá y conservará
si fuere posible, procediendo a la inspección ocular y a la descripción de todo lo procedente.
b) Hará consignar en los autos la descripción del lugar del delito, el sitio y estado en q se hallen los objetos, los accidentes del terreno y todos los demás detalles utiles.
c) Cuando fuere conveniente, se levantará un plano del lugar suficientemente
detallado, o se harán fotografías de las personas que hubiesen sido objeto del
delito.
d) Si se tratare de un robo o de cualquier otro delito cometido con fractura,
escalamiento o violencia, el Juez Instructor deberá describir los vestigios que haya
dejado, con consulta de peritos.
2. En el caso de que el delito no deje huellas de su perpetración, dispone al efecto la Ley de
Enjuiciamiento Criminal:
Rosa Más 4.22 La policia judicial 4.Dret penal i processal
Curs bàsic de Policia Local
a) Cuando no hayan quedado huellas o vestigios del delito, se averiguará y hará constar,
si la desaparición de las pruebas materiales ha ocurrido natural, casual o
intencionadamente, y las causas de la misma o los medios que para ello se hubieren
empleado.
b) Se procurará hacer constar por declaraciones de testigos y por los medios de
comprobación, la ejecución del delito y sus circunstancias, así como la preexistencia de
la cosa cuando el delito hubiese tenido por objeto la sustracción de la misma.
Requisitos formales
Todas las diligencias se extenderán por escrito en el acto mismo de la inspección
ocular, y serán firmadas por las personas que se hallaren presentes.
A la práctica de estas diligencias puede asistir el procesado o el que se halle privado de
libertad, solo o asistido del abogado que eligiese o le fuese nombrado de oficio. A tal efecto se
pondrá en conocimiento del procesado o detenido el acuerdo relativo a la práctica de la diligencia
con la anticipación necesaria y no se suspenderá por la incomparecencia de éstos o de
su defensor.
Conviene recordar al respecto que, a tenor de lo establecido en los artículos 118 y 302
L.E.Cr., todas las partes personadas pueden intervenir en esta diligencia.
4.22.5 Entrada y registro en lugar cerrado
El derecho a la inviolabilidad del domicilio
La Constitución española consagra el derecho a la inviolabilidad del domicilio en el
artículo 18.2: «
El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin
consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.
»
La Ley de Enjuiciamiento Criminal prohibe la entrada en domicilio fuera de los casos
establecidos en las leyes, señala el artículo 545.
El Tribunal Supremo se refiere al domicilio (que menciona el art. 18 CE) como
equivalente a morada y no al domicilio administrativo o domicilio fiscal.
Morada «
es el lugar destinado a la habitación de una persona, lugar cerrado donde se
reside y se satisfacen las condiciones de vida íntima del hogar familiar, al cual no se puede
acceder, ni contra la voluntad del morador, ni por fuerza, ni por intimidación
».
De acuerdo con constante y reiterada doctrina del Tribunal Supremo y del Tribunal
Constitucional no se requiere habitualidad. Así se considera morada: habitación de hotel y
pensión, cueva, coche remolque, choza, barraca, caseta, tienda de campaña, autocaravana,
etc., siendo indiferente que se permanezca unas horas o varios días.
De acuerdo con cuanto antecede, siguiendo la doctrina del Tribunal Supremo no
constituyen domicilio, entre otros: Almacén, casa abandonada, departamento de literas de un
tren, furgoneta destinada al transporte de mercancías, establecimientos públicos en general,
locales comerciales, bares y restaurantes.
Casos en que procede
La Constitución española recoge tres supuestos en que se permite la entrada y
registro: resolución judicial, consentimiento del titular y delito flagrante.
1. Resolución Judicial
Conforme a los artículos 546 y 550 LECr, podrá el Juez decretar la entrada, de día o de
noche, en lugar cerrado (domicilios o edificios y lugares públicos), cuando hubiere indicios
de encontrarse allí el procesado o efectos o instrumentos del delito, o libros, papeles u
Rosa Más 4.22 La policia judicial 4.Dret penal i processal
Curs bàsic de Policia Local
otros objetos que puedan servir para su descubrimiento. En todo caso, se exige que la
resolución sea mediante auto motivado, donde se expresará el lugar y funcionario que lo
haya de realizar.
De especificarse en el escrito de petición la necesidad de la práctica de la diligencia y
cuantos indicios racionales hagan aconsejable su realización
c) Consentimiento del titular
El consentimiento debe ser expreso; aunque se admite el consentimiento tácito, por actos
concluyentes, que recoge el artículo 551 L.E.Cr.:
«
Se entenderá que presta su consentimiento aquel que, requerido por quien hubiere de
efectuar la entrada y registro para que los permita, ejecuta por su parte los actos
necesarios que de él, dependan para que puedan tener efecto, sin invocar la inviolabilidad
que reconoce al domicilio el artículo 18.2 de la Constitución del Estado

Ante cualquier duda, los funcionarios de Policía Judicial deberán solicitar el
correspondiente mandamiento.
Si hay oposición entre los moradores, prevalece el criterio del que niega, por lo que no
podrá practicarse la entrada y registro.
En todo caso, el consentimiento debe ser prestado por el morador y no por el dueño de la
vivienda. Si se encuentra detenido, será preciso que el consentimiento lo preste en
presencia de su abogado.
d) Delito flagrante
Supuestos del artículo 553 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal
Dice el precepto mencionado:
«
Los Agentes de Policía podrán, asimismo, proceder de propia autoridad a la inmediata
detención de las personas cuando haya mandamiento de prisión contra ellas, cuando sean
sorprendidas en flagrante delito, cuando un delincuente inmediatamente perseguido por los
Agentes de la Autoridad, se oculte o refugie en alguna casa o, en casos de excepcional o
urgente necesidad, cuando se trate de presuntos responsables de las acciones a que se
refiere el artículo 384 bis 149, cualquiera que fuese el lugar o domicilio donde se ocultasen
o refugiasen, así como al registro que, con ocasión de aquélla se efectúe en dichos lugares,
y a la ocupación de los efectos e instrumentos que en ellos se hallasen y que pudieran
guardar relación con el delito perseguido.
Del registro efectuado, conforme a lo establecido en el párrafo anterior, se dará cuenta
inmediata al Juez competente, con indicación de las causas que lo motivaron y de los
resultados obtenidos en el mismo, con especial referencia a las detenciones que, en su
caso, se hubieran practicado. Asimismo, se indicarán las personas que hayan intervenido y
los incidentes ocurridos

4.22.6 Práctica del registro
Notificación del auto
La resolución judicial acordando la entrada y registro deberá notificarse, en primer lugar, al
interesado.
Si es un particular, dispone el artículo 566 que se notificará el auto a éste; y, si no fuere habido
en la primera diligencia en busca, a su encargado. Si no fuere tampoco habido el
encargado se hará la notificación a cualquier otra persona mayor de edad que se hallare en el
domicilio, prefiriendo a los individuos de la familia del interesado. Si no se halla a nadie, se hará
constar por diligencia, que se extenderá con asistencia de dos vecinos, los cuales deberán
firmarla.
Si se trata de un edificio o lugar público de los destinados a cualquier servicio oficial y
cualquier otro que no constituya domicilio, el artículo 564 establece que el Juez oficiará a la
Autoridad o Jefe de que aquéllos dependan en la misma población. Si éste no contestare en el
término que se le fije en el oficio, se notificará el auto en que se disponga la entrada y registro
Rosa Más 4.22 La policia judicial 4.Dret penal i processal
Curs bàsic de Policia Local
al encargado de la conservación o custodia del edificio o lugar en que se hubiere de entrar y
registrar.
Si se trata de buques del Estado, las comunicaciones se dirigirán a los Comandantes
respectivos.
Cuando el edificio o lugar fuere de los destinados a reunión o recreo, la notificación se hará a la
persona que se halle al frente del mismo o a quien haga sus veces si aquél estuviere ausente.
No obstante, el Tribunal Supremo viene señalando que la falta de notificación del auto
no invalida la diligencia que se practique, puesto que su ausencia no supone vulneración de
derecho fundamental, sino que constituye tan sólo la infracción de una norma que no tiende
directamente a la protección de derechos de tal naturaleza de los afectados.
Asistencia del Juez
La Ley de Enjuiciamiento Criminal permite que el Juez pueda delegar para la práctica
de la diligencia de entrada y registro en el Juez de Paz o un funcionario de la Policía Judicial si
se efectúa en el territorio de su jurisdicción, y en el Juez de su propia categoría si la diligencia
ha de realizarse fuera de su jurisdicción, el cual, a su vez, podrá encomendarla a las
Autoridades o Agentes de Policía Judicial (art. 563).
Asistencia del interesado, su representante, familiar o dos testigos.
Conforme establece el artículo 569 L.E.Cr., el registro debe practicarse en presencia
del interesado, de la persona que legítimamente le represente o que designe él mismo, o bien
de un individuo de su familia mayor de dieciocho años, y sólo a falta de todas estas personas,
deberá realizarse en presencia de dos testigos de la localidad.
La STS de 24 de marzo de 1995 y 9 de octubre de 2001 establecen: que si el
interesado se encuentra detenido se le debe ofrecer la posibilidad de estar presente en la
práctica del registro domiciliario, ya que su ausencia determina la nulidad absoluta, radical e
insubsanable de la prueba practicada, porque todo imputado tiene derecho a ejercitar su
derecho de defensa y, consiguientemente, a hacer efectiva la posibilidad de contradicción
judicial.
Respecto a la presencia de testigos: no es necesaria su intervención si asiste el
Secretario Judicial.
El párrafo quinto del artículo 569 establece que la resistencia de las personas indicadas
a presenciar el registro constituirá un delito de desobediencia grave a la autoridad, tipificado en
el artículo 556 CP, sin perjuicio de practicar la diligencia, en todo caso.
Otras formalidades y requisitos
1. Evitar inspecciones inútiles y respetar los secretos del titular. Conviene recordar que el
artículo 534.2 CP sanciona a «la autoridad o funcionario público que, con ocasión de
lícito registro de papeles, documentos y efectos de una persona, cometa cualquier
vejación injusta o daño innecesario en sus 'bienes».
2. Adoptar las medidas necesarias para evitar la fuga del culpable y la sustracción del
cuerpo del delito
3. Empleo de la fuerza, si es necesario
4. Suspensión del registro al llegar las horas nocturnas. El que lo haga requerirá al
interesado o a su representante, si estuviere presente, para que permita la continuación
durante la noche. Si se opusiere, se suspenderá la diligencia, salvo que en el
mandamiento de entrada y registro se autorice expresamente la práctica del mismo
durante la noche, cerrando y sellando el local o los muebles en que hubiere de
continuarse, en cuanto esta precaución se considere necesaria para evitar la fuga de la
persona o la sustracción de las cosas que se buscaren.
Rosa Más 4.22 La policia judicial 4.Dret penal i processal
Curs bàsic de Policia Local
4.22.7 Intervención telefónica
Introducción
El artículo 18.3 CE garantiza el secreto de las comunicaciones telefónicas, exigiendo
resolución judicial para cualquier tipo de intervención de las mismas, excepto en los supuestos
de desarrollo del artículo 55 del propio texto constitucional, es decir, en los casos de
declaración de los estados de excepción o de sitio y en la investigación de delitos de
terrorismo.
La intervención puede consistir en la escucha directa de las conversaciones que se
hagan desde o a un teléfono determinado (también puede extenderse su ámbito al telefax y al
módem), en su grabación y/o en la transcripción de lo grabado, según se acuerde en el
correspondiente auto.
La observación de las comunicaciones telefónicas viene regulada en los apartados 2 y
3 del artículo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en los siguientes términos:
«
Asimismo, el Juez podrá acordar, en resolución motivada, la intervención de las
comunicaciones telefónicas del procesado, si hubiere indicios de obtener por estos
medios el descubrimiento o la comprobación de algún hecho o circunstancia importante
para la causa
.». «De igual forma, el Juez podrá acordar, en resolución motivada, por un
plazo de hasta tres meses, prorrogable por iguales periodos, la observación de las
comunicaciones postales, telegráficas o telefónicas de las personas sobre las que
existan indicios de responsabilidad criminal, así como de las comunicaciones de las
que se sirvan para la realización de sus fines delictivos

Requisitos
La insuficiente regulación que hace el artículo 579 L.E.Cr. ha hecho necesario que la
jurisprudencia haya ido perfilando los requisitos siguientes:
1. Auto motivado dentro de un procedimiento penal en curso.
2. Control judicial de la intervención. Este control de la intervención debe ser realizado
por el Juez que esté conociendo de la investigación. Ello implica:
? Que el sistema de escuchas y técnicas empleadas por la Policía deben ser
conocidas por el Juez de Instrucción.
? Que la Policía no puede manipular y seleccionar las conversaciones sin la
asistencia del Secretario Judicial ni de los propios interesados.
? La grabación ha de ser permanente y afectar a todas las conversaciones siendo
conveniente la puesta en marcha de algún procedimiento que impida su
manipulación.
e) Cotejo por el Secretario Judicial del contenido de las cintas.
f) Que la prueba pueda ser reproducida en el juicio oral.
g) El Juez podrá acordar, en resolución motivada, por un plazo de hasta tres meses,
prorrogable por iguales periodos.
4.22.8 El reconocimiento fotográfico
Con mucha frecuencia la identificación del presunto autor de una infracción penal se
realiza a través del reconocimiento fotográfico mediante la exhibición a los testigos del hecho
delictivo de las colecciones fotográficas de delincuentes existentes en las dependencias
policiales.
En estos casos se extiende una diligencia por los funcionarios de la Policía Judicial, a
la que suele incorporarse la fotografía del individuo reconocido, que se acompaña al atestado.
Lo cierto es que nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal no contempla el
reconocimiento fotográfico. El Tribunal Supremo ha hecho referencia en reiteradas ocasiones a
ella señalando que la utilización de fotografías es un punto de partida válido para iniciar las
Rosa Más 4.22 La policia judicial 4.Dret penal i processal
Curs bàsic de Policia Local
investigaciones policiales pero que deberá complementarse posteriormente con la
correspondiente diligencia de reconocimiento en rueda.
Requisitos
1. Es preciso tener cuidado de no enseñar jamás fotografías en solitario, ni fotografías de
distintos tamaños, ni fotografías diversas de una sola persona, sino que se debe acudir
simplemente a los álbumes policiales como tales.
2. No obtener material fotográfico diferenciado ni proceder a exhibir a los posibles testigos
ese material diferenciado.
3. La mejor forma de garantizar un reconocimiento no viciado es que simplemente se le
pongan encima de la mesa los álbumes correspondientes en solitario al observador,
para que éste pueda llegar a sus propias conclusiones sin mediación ni
acompañamiento de nadie.
4. Todo este tipo de actuaciones debe tener una constancia documental en el seno de las
diligencias policial es, porque no basta haberlo hecho, ni tampoco haberlo hecho bien,
sino que es preciso, además, que se haga expresamente constancia en los atestados
de todo el proceso realizado en sede policial.

Entradas relacionadas: