El juicio ordinario

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 5,04 KB

La novela española desde 1939 hasta 1974. Tendencias, autores y obras principales. Introducción:el aislamiento de España, el exilio de algunos de los mejores novelistas y la censura se tradujeron en una narrativa que abandonó la innovación y se alejó de las nuevas corrientes mundiales. Exilio:Ramón J.Sender, Max Aub y Francisco Ayala tratan todos los aspectos de la Guerra Civil, desde su génesis hasta el exilio, mostrando un compromiso con la libertad y con quienes lo dieron todo por ella.Temas como la maldad humana, el abuso de poder, la violencia y la degradación de los valores son recurrentes en sus obras. Años 40:novela existencial y tremendista:Carmen Laforet muestra en Nada una dura metáfora de las consecuencias de la guerra:la oscuridad y la cerrazón de la España en la que vive la protagonista, la destrucción del país, el enfrentamiento entre hermanos y la falta de estímulos para prosperar en unos personajes que se han anclado en el rencor.Camilo José Cela, premio Nobel de literatura, inaugura el tremendismo con La familia de Pascual Duarte.Presenta la vertiente más brutal del ser humano:las personas se comportan como animales y son capaces de los críMenes más atroces.Miguel Delibes La sombra del ciprés es alargada se caracteriza por la sobriedad, sencillez y riqueza de su lenguaje y por la capacidad de reproducir registros lingüísticos, así como la maestría de sus descripciones de ambientes y personajes.Retrata tanto ambientes burgueses de capital de provincias como marginados, con dosis de ácido humor, aunque muestra su predilección por personajes humildes portadores de valores morales puros que ya no se encuentran en el mundo burgués de la ciudad:el mundo rural y el universo de la infancia se asocian a la idea del paraíso perdido.



Años 50:novela social:el protagonista pasa a ser colectivo y la mayor parte de los personajes representan, mediante el predominio del diálogo, la clase social a la que pertenecen.La acción tiende a reflejar la vida cotidiana, a centrarse en un espacio muy concreto y bien caracterizado y a desarrollarse en un breve espacio de tiempo.En La colmena, de Cela, los personajes viven en un presente eterno que se pinta como su destino:no hay lugar para el cambio, ni para las esperanzas, ni para los sueños.En Las ratas, de Delibes, la existencia de los personajes no tiene más sentido que la mera supervivencia.Sánchez Ferlosio, en El Jarama, emplea una técnica cinematográfica para reflejar la realidad sin realizar juicio alguno y Aldecoa muestra en sus obras la asfixia moral y económica de la España de posguerra. Novela experimental:la novela se va abriendo a las nuevas corrientes exteriores gracias a la paulatina relajación de la censura.Se rompe con la estructura lineal del tiempo, se incluyen distintos puntos de vista, se sustituyen capítulos por secuencias, se busca un lector activo, se emplea el estilo indirecto libre y el monólogo interior y se llega a prescindir de los signos de puntuación.La obra cumbre es Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos, en las que se mezclan todos los registros posibles del lenguaje y se introducen todos los elementos narratológicos que ya habían triunfado en el extranjero.Delibes, en Cinco horas con Mario, presenta un largo soliloquio de Carmen, quien pasa cinco horas velando el cadáver de su marido. Conclusión:el régimen franquista impone un aislamiento cultura que aparta a nuestra literatura de las nuevas tendencias y que obliga a los autores a buscar maneras de esquivar la censura.

Entradas relacionadas: