John Locke

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 6,38 KB

 
   John Locke está considerado como el padre del Empirismo, a la vez que una de las figuras más representativas del pensamiento político liberal, siendo unos de los fundadores de la filosofía política que fundamento teóricamente las revoluciones democráticas liberales.  El pensamiento político de Locke fue una de las claves de la oposición que se desencadenó contra las monarquías absolutas a lo largo del siglo XVIII, del asentamiento de los principios liberales en la sociedad americana y de todas las revoluciones burguesas. Aunque las ideas que expuso en sus tratados no fueran especialmente originales, sistematizó de una manera clara y precursora un conjunto de ideas revolucionarias que constituyeron el fundamento de las monarquías parlamentarias, de las democracias y del liberalismo.
   John Locke (1632-1704) nace bajo la monarquía de Carlos I, en la que se producen constantes enfrentamientos entre el rey y el parlamento, que reivindicaba más derechos. El rey disuelve el parlamento y reina sin él hasta 1640, fecha en que se vio obligado a convocarlo para que ratificara nuevos impuestos. El conflicto entre los partidarios del rey y los del parlamento provocó la Guerra Civil, que concluyó con la derrota de los primeros, la ejecución del rey y la proclamación de una República, que Cromwell transformó en una dictadura. Mientras tanto, el futuro Carlos II está exiliado en Francia, donde Hobbes es su tutor. Muerto Cromwell y fracasado el intento de dar continuidad a la República, se produce la Restauración de 1660, reinando primero Carlos II y después Jacabo II.
    Locke asesora al conde de Shaftesbury, que forma parte de quienes intentaron evitar que el católico Jacobo II accediera a la corona, por lo que fue acusado de alta traición y huyó a Holanda. Locke, para evitar represalias por su vinculación a él, también se exilió a Holanda donde entró en contacto con Guillermo de Orange
En 1668 se produce la Revolución Gloriosa. Las fuerzas continentales partidarias del futuro Guillermo III desembarcan en Inglaterra y consiguen que se les una el ejército de Jacobo II, lo que provoca la huida del monarca. El nuevo rey es obligado por el parlamento a firmar una carta de derechos (Bill of Rights), que reconoce al parlamento el derecho a participar en el gobierno. De esta manera Guillermo III se convierte en el primer monarca parlamentario moderno. Consolidada la nueva monarquía, Locke regresa a Inglaterra y publica Dos tratados sobre el gobierno civil, que respondía de forma fiel a los movimientos políticos que se habían producido en Inglaterra para romper con el antiguo régimen y que habían desembocado en el establecimiento de la monarquía parlamentaria.
   El Siglo XVII fue el siglo del Barroco, pero conforme avanzaba se fueron imponiendo los ideales del neoclasicismo. La época de crisis, de grandes dificultades y de decadencia que supuso aquel momento a nivel político, se traducía, por ejemplo, en un descenso de la población. Sin embargo a nivel cultural encontramos un siglo de gran riqueza, que en arte y literatura mostrarían gran pujanza y creatividad. Junto a figuras de gran relevancia como Cervantes, Quevedo, Calderón, Lope de Vega o Moliere, aparecieron en Inglaterra Shakespeare y John Milton.
    La producción literaria de la época de la que forman parte las obras de Hobbes, y las del propio Locke, está marcada por el contexto político. La figura más destacada del siglo es John Milton, que encarnará las ideas republicanas. Para este autor, el poder reside en el pueblo, que lo delega en un soberano, al que podrá deponer, e incluso ejecutar, si se excede en sus funciones. Esta idea también influirá en Locke, que defiende el derecho de rebelión del pueblo si las instituciones no cumplen su cometido.
Otro referente de la obra de Locke es El patriarca, libro escrito por el noble absolutista Robert Filmer. Este texto defendía las tesis de la monarquía absoluta, y propónía que el fundamento del poder se encuentra en la Biblia. Nuestro autor criticará esta obra en su Primer tratado sobre el gobierno civil, esbozando su propia teoría política, junto a dicha crítica.
    Locke encontró su canal de pensamiento en la tendencia más pragmática del conocimiento científico, la corriente positivista de la clase social más pujante. De hecho, la gran revolución de la ciencia, los avances en su conocimiento y la imposición del Naturalismo fueron clave en el desarrollo del Empirismo y en la necesidad de limitar la razón a la experiencia. Su pensamiento siempre mostró con claridad el rechazo a la filosofía escolástica que siguió a su época de estudio en Oxford. Hay que destacar también la amistad que le uníó a Robert Boyle, quien le orientó hacia las ciencias experimentales.
    Las posiciones filosóficas que sirvieron de referente a Locke fueron las de Descartes y Hobbes, con quienes emprendíó una larga polémica. Tanto Locke como Hobbes comparten su preocupación por la seguridad y la paz, aunque adoptan perspectivas opuestas. Hobbes con su obra Leviathan, junto con Bossuet desde Francia, son los máximos defensores de la monarquía absoluta, pero será el pensador inglés quien mayor incidencia tenga en el pensamiento político de Locke.
Para Hobbes, el estado de naturaleza es un estado de guerra de todos contra todos, en el que reina la inseguridad y el miedo. Es el miedo precisamente el que lleva a los hombres a unirse en una sociedad mediante un contrato, y será el miedo el fundamento de la misma. El soberano estará por encima del contrato y de la ley; poseerá un poder absoluto, incluso para decidir sobre la vida o muerte de sus súbditos. Esta es la única forma de que los seres humanos, que son lobos para ellos mismos, puedan vivir en paz y seguridad.

Entradas relacionadas: