El intermediario del seguro

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Derecho

Escrito el en español con un tamaño de 9,17 KB

 

37.1. Carácterísticas generales de la aseguración


La institución del seguro marítimo es la que da origen al seguro. La historia de la aseguración nace con el seguro marítimo. Después nace el seguro de vida, mas tarde el seguro de responsabilidad y luego todos los demás (automóvil, vivienda, médico, etc.).
El seguro es una institución que desarrolla y da origen es el seguro marítimo.
La segunda idea importante a tener en cuenta es que el seguro marítimo es desconocido en el mundo griego y romano, puede haber autores que lo atribuyan, pero eso es el préstamo marítimo.
Por otro lado el seguro marítimo es una institución que nace en la Baja Edad media en Italia, en la Toscaza, e incluso está identificado el primer seguro de los tramitados es el GROSSETTO (1334). Generalmente las instituciones mercantiles no creadas por el Derecho Romano, nace en la Italia Medieval. El seguro marítimo, la letra de cambio, el cheque, la transferencia bancaria.
Otra idea importante es que algún autor, REATZ, atribuye su origen a Portugal, durante el reinado del Rey Fernando, entre los años 1367-1383, sin embargo esto no es cierto, era conocido en Italia.
Sin embargo el seguro es Español, se ha dicho que la cuna del seguro marítimo es Barcelona, sin embargo, parece más probable que el seguro marítimo se introdujo en España por influencia Pisana, Toscaza o Genovesa, antes en Mallorca que en Barcelona.
Sin embargo, en Barcelona, tiene importancia porque se aprobó en el S. XV una normativa de seguros de gran influencia en el Mediterráneo. Las primeras ordenanzas del seguro de Barcelona, son de 1432, que son unas ordenanzas interdictorias, es decir, que prohíben contratar seguros con genoveses, toscanos y Ligures, etc. Porque está en una situación bélica.
Estas ordenanzas, se derogaron en el año 1434, sin embargo las siguientes son más extensas y contienen una normativa más amplia, son de 1435. En 1436, se dan otras ordenanzas que añaden tres capítulos más a esta de 1435.
En 1452 se dan otras ordenanzas que derogaban las otras. En 1458, otras, en 1461, se hacen un añadido y en 1484, se dieron las últimas.
Estas ordenanzas de 1484, fueron traducidas al italiano e incorporadas con un apéndice a las ediciones en Italiano del Libro de Consulado de Mar.
Estas últimas ordenanzas influyeron en el privilegio Valenciano Mercantil de 1493, donde se regula el procedimiento u orden procesal, respecto a los seguros marítimos.
También influyeron (copiaron) en las ordenanzas del Consulado de Mar de Perpiñan en Francia (1493-1495). También en Mallorca, el consulado, copió estas (Barcelona) y las publicó como propias (1512).
También influyó las ordenanzas de Barcelona en algunas normas, por ej., en la primitiva legislación de principios de S. XVI, sobre seguro marítimo de Florencia y de otros lugares de la Toscaza. En la legislación de seguro marítimo de la ciudad de Ancona, de 1567. También en la normativa del seguro marítimo de Venecia de 1586, 1602 y 1624. Influyó también en las ordenanzas de Nápoles de 1610 y en Sicilia, en la regulación del seguro en la ciudad de Messina. Además la primera normativa Castellana de seguros, que es la declaración de póliza de Burgos de 1514, hay quienes afirman que están influidos por la ordenanza de Barcelona y otros que lo niegan, indicando que la regulación del seguro marítimo en Burgos y en Bilbao está influida por un Derecho de tradición atlántica con conexiones en los Países Bajos, es decir, por el derecho de Brujas y de Amberes.
Hay un autor Japónés que ha estudiado el modelo de póliza Toscazo y ha señalado que ese modelo ha influido en el modelo de póliza de la LLOYD´S inglesa y que a su vez ha servido de modelo para las pólizas de seguros marítimos japoneses del S. XIX y XX.

37.2. Elementos personales del seguro


Los elementos personales del seguro son, el asegurador y el asegurado y el Intermediario.
· .-
El Asegurador es cualquier persona históricamente que tenga capacidad económica suficiente para asumir el riesgo y se dedique a la actividad asegurativa, bien sobre las mercancías transportadas por mar o bien sobre la misma nave. Históricamente los aseguradores solían ser personas físicas (particulares) que en ocasiones eran un número elevado de los mismos, los que corrían con el riesgo respecto a las mercancías. Las compañías de seguros (jurídicas) nacen en el S. XVII y la primera que tenemos referencia en Cataluña es del año 1707, a veces, con los contratos de seguros podían aparecer en número elevado de aseguradores, hay un contrato del S. XVII, que tiene 167 aseguradores
·

.-


El asegurado es aquella parte del contrato que como propietario de las mercancías desea que las mismas sean cubiertas, para lo cual paga la prima y que desea que las mercancías estén cubiertas en algunos riesgos con respecto a su posible pérdida.
.
·

.-

El intermediario

El tercer elemento a tener en cuenta, es aquella persona que redacta el contrato del seguro y reciben nombres distintos, podía realizarse ante un notario, que da fe pública o ante un mediador privado, estos mediadores privados podían ser el Bróker (inglés), en francés el COURTIER, en italiano el SENSALE, en Cataluña el CORREDOR D´ORETTA.
El Bróker, es un intermediario entre el asegurador y el asegurado que tiene que realizar las siguientes funciones:
Ø Moverse dentro de los términos y fines que le haya indicado el asegurado.
Ø Buscar al asegurador.
Ø Indicar al asegurado cual es la solución mas conveniente para su caso concreto.
Ø Redactar la póliza del contrato de seguro.
Ø Determinar la prima.
Ø Responsabilizarse del pago de la prima al asegurador.
Ø Contratar la cobertura más favorable para su representado.

37.3. Elementos reales y objeto del contrato. “Interesse assecurati”. El riesgo y su cobertura


El elemento principal en el contrato es el INTERESE ASSECURATI, el interés es el deseo que tiene el asegurado en la conservación de la mercancía y es el fundamento principal del seguro, sin el cual no existe dicho contrato. Lo que se asegura es la mercancía en si considerada sino que el interés que tiene el asegurado en la conservación de la mercancía, porque sino existiera ese interés no existe el seguro. El seguro no puede cubrir la totalidad del precio de la mercancía, sino solamente una parte del mismo y existe lo que se llama el descubierto obligatorio. Es aquella cantidad del precio de la mercancía de la que es asegurador el propio asegurado.
Los objetos del contrato de seguro, que podía ser la nave que se permite asegurar la totalidad o solo las mercancías o solo el buque y puede ser a tiempo fijo o por un precio determinado.
· También puede ser objeto, bienes consumibles.
· Todo tipo de mercancías, animales vivos, oro y objetos de gran valor, esclavos. Con relación a los esclavos lo que se asegura es la vida del esclavo en una travésía marítima, pero no es un seguro de vida, es un seguro de mercancías porque el esclavo se considera una mercancía.
Un seguro en el que se protege es un bien, una cosa, aunque ese bien físicamente exista. La protección no es la vida del esclavo, sino el interés que tiene el dueño del esclavo en conservarlo vivo. Se puede asegurar la vida del esclavo, la fuga y el seguro puede ser la esclava embarazada, se protege también con un seguro más elevado si es joven, etc., o un esclavo más fuerte, habilidoso, etc.
El seguro IN QUOVIS, es aquel en que se ha realizado sin determinación de la nave y el riesgo, no se indica la embarcación que ha de asegurarse y el buque sobre el que se depositarán las mercancías.
Este tipo de contrato se admitía en algunos territorios italianos y aparece por primera vez detectado en Génova en 1350, el más antiguo. Sin embargo las ordenanzas de Barcelona del S. XV, no admite este tipo de seguro. El riesgo (RISICUM) es muy importante, es un acontecimiento futuro, sino hay riesgo no hay necesidad de seguro.
Otra idea importante es que no hay universalidad del seguro. Los riesgos que están cubiertos son especificados en el propio contrato. El riesgo fundamental es el naufragio del buque (NAVIS FRACTURA). Otro tipo de riesgo cubierto es el incendio de la nave, el maremoto, las lluvias torrenciales, los ataques de enemigos, el robo de piratas y ladrones, el granizo y en general todo lo que se derive del mar (riesgo del mar). La rotura de recipientes que contengan líquidos (vino, aceite, que el vino se vuelva agrio), el robo de monedas y metales preciosos por parte de la tripulación, los secuestros y embargos por parte de las autoridades locales, lo que se denomina la Retención de Príncipe, una nave es retenida en un puerto y no se permite salir.

Entradas relacionadas: