La insurrecció de Cádiz de setembre del 1868

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,91 KB

 

EPÍGRAFE 14: EL SEXENIO DEMOCRÁTICO (1868-1874):


En los años anteriores a 1868 el malestar social y el desprestigio de Isabel II aumentaban. Tras el fracaso de la sublevación del cuartel de San Gil en 1866, Prim firmó el pacto de Ostende una alianza con el Partido Demócrata al que se unieron los republicanos, para promover el cambio de régimen y convocar Cortes Constituyentes.

La revolución de Septiembre de 1868 (conocida como “La Gloriosa”) se inició cuando el almirante Topete junto a Prim y Serrano, se sublevaron en Cádiz. Los sublevados en su manifiesto “España con honra” proclamaban la expulsión de la reina y el establecimiento de un gobierno provisional constitucional que asegurara el orden y la regeneración política del país. Se formaron juntas revolucionarias en muchos puntos del país.

El ejército leal a la reina fue derrotado en la batalla del puente de Alcolea (Córdoba), lo que hizo que Isabel II se encontrara sin apoyos y se exiliara a Francia.

Se formó un Gobierno provisional presidido por Serrano, formado por unionistas (Topete) y progresistas (Serrano, Sagasta, Figuerola, Zorrilla); tomaron medidas inmediatas como la disolución de las juntas locales revolucionarias, reorganización de la Milicia Nacional, o la restitución de la disciplina en el ejército. Para aumentar su veracidad, se publicó un manifiesto con su programa de reformas, cuyos pilares eran el sufragio universal y las libertades individuales. En Diciembre, convocaron elecciones a Cortes constituyentes que dieron la mayoría a la coalición gubernamental.


Las Cortes redactan la Constitución de 1869, la cual establecía la soberanía nacional, división de poderes: legislativo en las cámaras, ejecutivo en el rey a través de los ministros, y judicial a los jueces; consagraba derechos básicos (reuníón, asociación y expresión), y por primera vez libertad religiosa, sufragio universal masculino y la monarquía democrática como sistema de gobierno. El Gobierno aprobó: Ley Electoral, Ley de Matrimonios civiles, Ley Orgánica del Poder Judicial y reforma del Código Penal.

Había una Constitución, pero España era una monarquía sin rey. Se instauró una regencia presidida por Serrano y Prim fue nombrado jefe de Gobierno. Aunque estaba descartada la vuelta de los Borbones, Cánovas del Castillo forma el Partido Alfonsino, en defensa de los derechos del hijo de Isabel II.

Durante el año 1869 se produjeron varios problemas: comienza la guerra con Cuba, los carlistas se reorganizan en torno a Carlos VII, y suceden levantamientos republicanos por todo el país.

Tras una lista de hasta cinco candidatos para la corona (y ninguno de ellos Borbón), Amadeo de Saboyá la acepta, con el consentimiento de las potencias europeas, y en Noviembre las Cortes lo eligen Rey.


Su breve reinado (1870-1873) fue debido a diversos factores: asesinato de su valedor, Prim; el conflicto militar con Cuba, la división interna de los partidos que le apoyaban (unionistas y progresistas, que a su vez se dividieron en dos tendencias, constitucionalistas y radicales), la oposición de las fuerzas monárquicas (el carlismo, con la tercera guerra carlista, y el Partido Alfonsino), a la que se uníó la oposición de la nobleza y burguésía; y las movilizaciones obreras y populares que reclamaban un régimen republicano.

El 10 de Febrero de 1873, Amadeo I abdica, y al día siguiente, las dos cámaras reunidas en una sola Asamblea, proclamaron por una amplia mayoría de votos la Primera República, nombrando a Estanislao Figueras, presidente de una República unitaria, quien inmediatamente chocó con los republicanos federales, pues su principal cometido era convocar Cortes Constituyentes que promulgasen una nueva Constitución.

Se enfrentó con graves problemas: crisis de Hacienda, cuestión de Cuba y la Tercera Guerra Carlista. En su breve gobierno promulgó una amplia amnistía, abolíó la esclavitud en Puerto Rico y suprimíó las quintas.

En las primeras elecciones triunfan los republicanos federales, proclamándose la República Democrática Federal, siendo Pi i Margall presidente. En los republicanos federales surgieron dos tendencias: transigentes querían conseguir el orden social y después construir la República Federal desde arriba; y los intransigentes, defendían la construcción desde abajo, y así vendría la paz social. ->


->Al tiempo estalló una revolución cantonal, protagonizada por la clase media y trabajadores urbanos, comenzó en Cartagena extendíéndose al Sur y Levante.

Al no poder aprobar la Constitución de 1873 (non nata), Pi i Margall dimitíó, le sucedíó Salmerón, quien se limitó a restablecer el orden y reprimir los movimientos obreros, pero su mandato duró poco, pues dimitíó al no querer firmar unas penas de muerte contra revolucionarios.

Emilio Castelar le sucedíó e intentó restablecer el orden. Defendía una república centralista, lo que le enfrentó a los intransigentes, pues tenía en mente varias reformas como la necesidad de separar Iglesia y Estado, la cual planteó en las Cortes.

El Golpe de Estado del general Pavía, en Enero de 1874, disolvíó las Cortes y puso fin a la I República.

1874 fue de transición entre la I República y la Restauración borbónica. El poder pasó a Serrano, quien apoyado por liberales, como Topete y Sagasta, instauró un régimen de república unitaria o dictadura liberal.

Cánovas intentaba el regreso de los Borbones, tratando de facilitar el retorno del hijo de Isabel II, Alfonso. El 3 de Septiembre, se produjo un pronunciamiento en Sagunto del general Martínez Campos, el cual acabó con el Sexenio revolucionario, iniciando así la Restauración.

Entradas relacionadas: