Inicios del liberalismo en España: la guerra de la independencia,las cortes de Cádiz y la constitución de 1812

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,39 KB

 
5.2 LAS CORTES DE CÁDIZ. LA CONSTITUCIÓN DE 1812.
Durante la Guerra de Independencia (1808-1812), tendrán lugar las Cortes de Cádiz, que traerán los inicios del liberalismo y los primeros intentos de acabar con el Antiguo Régimen.
Durante el cautiverio de Fernando VII en Valençay, se crearán Juntas locales, Juntas Provinciales y finalmente, una Junta Central Suprema que asumirá el gobierno de la resistencia frente al invasor napoleónico. 
Esta Junta Central Suprema se constituirá en Sevilla en 1808, donde, ante la ausencia del monarca en la península, tras perder prestigio por las derrotas militares durante el transcurso de la guerra y junto con el comienzo del proceso emancipador americano, dará paso a un Consejo de Regencia en 1810, compuesto por tan solo 5 miembros en La Isla de León, Cádiz, que asumiendo la Soberanía Nacional en nombre del rey, pondrá las bases de la Asamblea Nacional Constituyente que crearán la Constitución de Cádiz de 1812.
Los diputados venían de las clases medias, con una gran presencia de eclesiásticos (solo 3 obispos), profesiones liberales como abogados, militares, funcionarios, catedráticos, un médico, escritores, o comerciantes y también miembros de las colonias americanas que estuvieron representadas. La nobleza se encontraba en inferioridad con 14 miembros de un total de 303.
Entre estos 303 diputados había 3 tendencias. Los Liberales, partidarios de grandes reformas revolucionarias, los Jovellanistas (ilustrados), partidarios del reformismo ilustrado, y los Absolutistas que deseaban blindar dando más poder y atribuciones al rey manteniendo el AR.
La Asamblea Nacional Constituyente promulgó el 19 de Marzo (La Pepa), la Constitución de 1812, siendo la 1ª ley aprobada en un Parlamento, que entre sus medidas y reformas propónía:
- Soberanía Nacional (tanto de España como de sus Colonias), representadas en las Cortes y no en el Rey. El Rey no podrá disolver las Cortes, las cuales deben convocarse anualmente durante un periodo de 3 meses y acepta una monarquía constitucional.  - División de poderes con un legislativo encarnado en las Cortes Unicamerales y el Rey, con derecho de Veto transitorio de 2 años. Un ejecutivo encabezado por el Rey y los ministros que este escoja y un judicial representado por los Tribunales de Justicia. - Sufragio Universal masculino e indirecto, (ser mayor de edad y con ciertas rentas). - Derechos básicos como imprenta y prensa (no en los textos religiosos), educación, inviolabilidad del domicilio, etc.
- Igualdad ante la ley, eliminando diferencias estamentales, privilegios fiscales o jurídicos. Excepto en el ejercito e iglesia, que tienen muchos diputados de estos grupos en Cádiz. - Creación de un ejercito Nacional, “la Milicia Nacional” para proteger la Constitución. - Catolicismo religión oficial, no dando paso a la libertad de culto. (Muchos eclesiásticos). - Supresión del Consejo de la Mesta y de la Inquisición a pesar de la oposición del clero.  - Derecho de propiedad privada, fruto de todos los cambios anteriores y victoria de los liberales, sobre cuya función pivota el capitalismo.  - Inicios de los intentos de organización territorial del país.
Por ello contaremos con una constitución que propondrá una monarquía constitucional (las cortes juraron fidelidad a Fernando VII), en donde los liberales (sufragio censitario, derechos civiles y de propiedad privada) y la iglesia (catolicismo religión oficial) serán los grandes vencedores. 
Las cortes funcionan hasta 1814, pero este texto no llegó a aplicarse debido al conflicto bélico de la Guerra de Independencia contra Francia y a la abolición de la misma a la llegada de Fernando VII tras el manifiesto de los Persas. A pesar de ello es un símbolo del liberalismo. 

Entradas relacionadas: