Inicios y consolidación del régimen liberal

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,13 KB

 

6. ¿Qué cambios introdujo la Revolución liberal en las estructuras de la propiedad de la tierra en España?

Los cambios de la Revolución Liberal en las estructuras de la propiedad del suelo se encuentran dentro del nuevo marco institucional que defendía los principios del liberalismo que defendía la propiedad, la liberalización económica y la igualdad ante la ley, entre otros. Para hacer posible este cambios debía desmantelar las estructuras agrarias del Antiguo Régimen.

En primer lugar se abolíó el régimen señorial (1837), las motivaciones fueron tanto económicas como políticas. Ya que los señores eran fuente de rentas y tenían poder político sobre los vasallos, lo que se trató fue diferenciar entre señoríos territoriales y jurisdiccionales. Los señoríos jurisdiccionales se abolieron y los territoriales pasaron a ser propiedad privada. El resultado fue una pérdida de ingresos para los señores y también una pérdida de poder político. Pero en ningún momento produjo una redistribución del suelo.

En segundo lugar, se produjeron dos desamortizaciones, la primera en 1836 (Mendizábal) afectaba bienes del clero regular, la segunda 1855 (Madoz) afectaba bienes eclesiásticos y bienes municipales y comunales. El procedimiento que se seguía fue la nacionalización y posterior subasta y adjudicación. Los motivos por los que se llevaron a cabo fueron ideológicos (eliminar la propiedad no individual), hacendística (sanear las arcas públicas) y políticos (obtener apoyo social de los beneficiarios). Los resultados fueron buenos, se redujo el déficit y se amplió la base social del régimen, aunque los campesinos no pudieron comprar nada y se quedaron sin los usos comunales.

En tercer lugar, una serie de actuaciones no menos importantes como la desvinculación (1841), los bienes que no eran enajenables a partir de ese momento los nobles pudieron vender esos bienes, o la suspensión del diezmo (1837) desaparecíó esta carga fiscal onerosa y la Iglesia perdíó una fuente de ingresos parcialmente compensada por la construcción de "culto y clero". Además, se suprimíó la mesta (1836), institución que tenía privilegios en el pasto. Los agricultores tuvieron disponibilidad para cultivar el suelo y la libertad de cerrar los campos. Otra actuación importante fue la despatrimonialización del agua, que era patrimonio del Rey que la cedía a los señores, monasterios, ciudades, etc.

El balance que se puede hacer de estas actuaciones es que se logró el objetivo fijado, se sentaron las bases de la economía de mercado. A cambio, se consolidaron las grandes desigualdades y el régimen parlamentario fue enormemente restrictivo. Por supuesto, no se logró un crecimiento económico capaz de acercar el Estado español en Europa.

7. Explica la evolución de la economía española desde la I Guerra Mundial hasta la Segunda República

8. Explica el impacto de la crisis de 1973 en la economía española

La crisis del petróleo de 1973 fue causada por el aumento de los precios del petróleo. En España, este hecho coincidíó en el tiempo con el fin de la dictadura y el inicio de la democracia, lo que agravó la situación.
Como energéticamente España no se líder, este choque produjo, además, una falta de reacción.

Se puede analizar esta situación en dos perspectivas diferentes que ayudan a entender lo que sucedíó. Por un lado, se puede analizar los efectos de la recesión mundial. Esta crisis afectó a todo el mundo, entonces, los emigrantes que en temas de la dictadura franquista se fueron, ahora volvieron. Además, como el poder adquisitivo del resto del mundo había disminuido, el turismo en España caure.Com también lo hizo la inversión y las exportaciones. La otra perspectiva en la que se puede ver este problema son viendo los efectos producidos por la inestabilidad política. A las incertidumbres sufridas por los efectos económicos se sumó el retraso en la toma de decisiones y la fuerte demanda en las mejoras en las condiciones de trabajo.

Además, industrialmente, la crisis golpeó por partida doble. Hay cayó la demanda, la competencia exterior era fortísima y los costes laborales y energéticos aumentaron brutalmente. También, la situación del INI no era la mejor, el sector privado perdíó rentabilidad y tuvieron que cerrado empresas.

A todo esto hay que añadir un aumento de la inflación y del paro que dificultaron aún más los problemas. Para poder financiar el déficit se optó por una política monetaria expansiva, produciendo, como ya se ha dicho, una gran inflación. También los costes laborales se vieron afectados negativamente. La deficiente regulación de algunos servicios aún puso la situación de peor manera.

De esta manera el impacto de esta crisis sobre la economía española fue más que negativo. Además de juntarse la crisis económica en una crisis institucional (Cambio de régimen), las consecuencias que llevó acompañada no podrían haber sido peores, aumento de la población parada, caída de la demanda, inversión y exportación.

Entradas relacionadas: