Importancia histórica el bienio reformista 1931-1933 cuestión religiosa

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,15 KB

 

10.1. La proclamación de la Segunda República. La Constitución de 1931. El bienio reformista

- La II República (1931-1939) surgíó en las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931, los resultados favorables a la República, provocaron la salida del rey (exilio voluntario) y la proclamación del nuevo régimen el 14 de Abril.

La República tendría como telón de fondo la crisis internacional iniciada en el “Crack del 29” y aunque en España tardó en llegar la depresión, su economía dependiente de los países desarrollados tuvo tres consecuencias: disminución de las exportaciones (Inglaterra y Francia), colapso de las inversiones extranjeras e interrupción de emigrantes a Francia y América que junto a los retornos aumentaron el paro.

El Gobierno provisional, presidido por Alcalá Zamora, se enfrentó con problemas acuciantes (proclamación de la República catalana independiente (“Estatuto de Autonomía” (1932)), hostilidad de la alta jerarquía eclesiástica y el vandalismo anticlerical), iniciando un programa reformista mediante decretos ministeriales. Convocaron elecciones generales el 28 de Junio, mediante sufragio universal masculino, que dieron el triunfo a la coalición Republicano Socialista.

La redacción de una nueva Constitución fue su primera tarea, tras ser nombrado presidente a Julián Besteiro (socialista moderado). La aprobación de los artículos 26 y 27, relativos a la cuestión religiosa, provoco las primeras acciones violentas que el gobierno no supo reprimir y que conllevó la dimisión de Alcalá Zamora y Miguel Maura poniendo al frente del Gobierno a Azaña (integrante del “Pacto de San Sebastián”). Aprobada el 9 de Diciembre de 1931, al día siguiente Alcalá Zamora es elegido presidente de la República y confirmaba a Azaña como Jefe de Gobierno.

· La Constitución de 1931: configuraba un régimen democrático, parlamentario y laico moderado, descentralizado y en el que se recogía la función social de la propiedad.

Establece la soberanía popular. División de poderes; el legislativo unicameral: en el Congreso de los Diputados; el ejecutivo: la Jefatura del Estado corresponde al presidente de la República elegido cada seis años, este nombra al Jefe de Gobierno y a propuesta de este a los ministros; y el poder judicial: se establecerá el Tribunal de Garantías Constitucionales En materia religiosa libertad de culto y a confesionalidad del Estado, separando Iglesia-Estado, además de la supresión del presupuesto del clero y suspensión de las órdenes religiosas más peligrosas, así como la prohibición de estas de dedicarse a la enseñanza. Por primera vez el sufragio universal masculino y femenino. Se comienzan las exportaciones en las que los dueños reciben una motivación económica, además de la libertad de expresión en todas sus formas. Se contempla la aprobación de estatutos de autonomía para las regiones, y la formación de cabildos en Canarias y Baleares.

· El Bienio reformista (1931-1933): el primer gabinete constitucional presidido por Azaña, se inició la salida de los miembros radicales (Martínez Barrio y Lerroux). Va a llevar una serie de medidas, entre las que destacan:

 - Reforma agraria: se promulgo la “Ley de Bases de la Reforma Agraria” (1932) con el objetivo de solucionar la distribución de tierras buscando una mejor explotación con una mayor productividad creando el “catastro público”, censo de la propiedad rural en la cual si no se alcanzaba la cuota de producción se procedía a la expropiación de la misma, la aplicación de dicha ley va a llevar a la II República a una crisis en Agosto de 1932, causado por el Golpe de Estado a manos del general Sanjurjo.

 - Reforma educativa: marcada por la influencia de la Institución Libre de Enseñanza. Su objetivo era crear un sistema educativo unificado, laico, público y gratuito en primaria, para solucionar así el retraso cultural. Se implantó la coeducación, se prohibíó la enseñanza a las órdenes religiosas y se disolvíó la Compañía de Jesús, provocando el rechazo de la Iglesia. Además se va a llevar a cabo una alfabetización limitada acompañada de la creación de nuevas escuelas e institutos.

 - Reforma militar: con el fin de modernizar el Ejército, se redujo el número ofreciendo  jubilaciones anticipadas, a su vez se intenta reducir el poder del ejercito que ya va a controlar la Administración. Se suprimíó la Academia Militar de Zaragoza por una ideología arraigada para así evitar conspiraciones, que va a llevar a la división entre el bando afín de la dictadura y el bando republicano, quien va a crear una fuerza leal, la “Guardia de Asalto”, centrada en controlar el orden público.

 - Reforma laboral: dirigida por Largo Caballero que intenta solucionar el enfrentamiento social en el ámbito rural, apoyado por la CNT.

  - Cuestión autonómica: el 9 de Septiembre se aprobó el “Estatuto de Cataluña” con Maciá como presidente. El vasco, aprobado en 1933, fue bloqueado por los gobiernos de centro-derecha.

La crisis del gobierno de Azaña quedó patente al perder las elecciones municipales y otra serie de carácterísticas van a dar un cambio político hacía una postura más moderada el

Bienio radical-cedista (1933-1936), centrada en la no cesión del paro consecuencia de la crisis mundial de 1929 y la inmigración procedente de América, además del aumento de la conflictiva social derivado de distintos acontecimientos, como el episodio en “Casas Viejas”. En Enero de 1933 el gobierno ante la ocupación de tierras por parte de los jornaleros y el anuncio de huelgas por parte de los sindicatos, va a responder de forma represiva fusilando a 14 campesinos.


Entradas relacionadas: