Ideas simples y complejas hume

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 2,63 KB

 

HUME

1.ELEMENTOS DEL CONOCIMIENTO: IMPRESIONES E IDEAS (contenidos y procesos mentales)

Para Hume, la experiencia sensible es la fuente y el límite de nuestro conocimiento, como empirista hace derivar todos los contenidos de la mente de la experiencia sensible.

Utiliza el término Percepciones para designar los contenidos de la mente en general y divide las percepciones en Impresiones e Ideas.
Las impresiones son datos inmediatos de la experiencia (como las sensaciones) o actos originarios en nuestro conocimiento, mediante los cuales conocemos las cualidades de los objetos del exterior, impresiones de sensación, o nuestros estados de conciencia, impresiones de reflexión. Las ideas son copias, residuos o huellas dejadas por las impresiones una vez que estas han desaparecido. Hume intenta hacer derivar todo nuestro conocimiento de las impresiones, de los datos inmediatos de la experiencia sensible.

Según Hume, la diferencia entre las impresiones y las ideas en términos de intensidad y viveza consiste en los grados de fuerza y viveza con que inciden sobre la mente y se abren paso en nuestro pensamiento o conciencia. Podemos llamar impresiones a aquellas percepciones que penetran con mayor fuerza o violencia; bajo esta denominación incluye nuestras sensaciones, percepciones y emociones que hacen su primera aparición del espíritu. Por ideas entiende las imágenes de las mismas al pensar y razonar, como todas las percepciones que provoca el presente discurso exceptuando las que se derivan de la vista y del tacto.

Las impresiones se diferencian de las ideas, en que aquellas son mucho más vivas y tienen más fuerza que estas. El pensamiento más vivo es todavía inferior a la sensación mas desvaída. Hume matiza añadiendo que en el sueño, en la locura o en algunas emociones violentas del alma, nuestras ideas pueden acercarse a nuestras impresiones; así como también ocurre a veces que nuestras impresiones son tan débiles que no podemos distinguirlas de nuestras ideas.

Establece una distinción entre percepciones simples que no admiten distinción ni separación, no se pueden descomponer en elementos más simples que para él son de mayor valor cognoscitivo; y las percepciones complejas son aquellas que admiten distinción y separación dentro de ellas que se pueden separar en dos partes.

La relación entre las impresiones y las ideas es que hay gran semejanza entre nuestras ideas, pues parecen ser reflejos de aquellas, es decir, impresiones e ideas parecen corresponderse siempre entre sí.

Entradas relacionadas: