Ser humano filosofía

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,94 KB

 
Antropología y teología agustiniana. San Agustín concibe al ser humano como un compuesto de cuerpo y alma. Las partes se relacionan: - cuando en san Agustín aflora el platonismo, presenta al ser humano como un alama que se sirve de un cuerpo. – cuando predomina su componente cristiano, contempla al ser humano como una unidad de cuerpo y alma. Jesucristo a través de su encarnación y resurrección, dignificó el cuerpo humano, que ya no debe considerarse como la cárcel del alma, sino como su templo. El camino hacia la interioridad del alma es la principal vía, san Agustín ofrece algunas otras pruebas de la existencia de Dios. Nos son argumentos polémicos dirigidos contra aquellos que niegan la existencia del Dios cristiano, sino pruebas que pretenden confirmar racionalmente lo que ya es sabido y admitido  por la fe. Homeomería: son partículas homogéneas de materia; se caracterizan porque las partes que resulten de dividir una homeomería serán cualitativamente idénticas entre sí. Arjé: la pregunta por el principio u origen de todas las cosas Armónía: llevo a los pitagóricos a establecer un dualismo general en la realidad de modo que todo se ordena en parejas de opuestos. Estos tienen que unirse para generar toda la realidad Éter: Elemento sutil, incorruptible e inalterable, con el que estarían formados el cielo y los astros, según la cosmología aristotélica. Al ser distinto de los cuatro elementos de los que estaba formado el mundo sublunar (agua, tierra, aire y fuego) fue denominado también quintesencia, para distinguirlo claramente de los cuatro anteriores. MayéÚtica: “arte de ayudar a dar a luz” una vez que el interrogado, por medio de la ironía, ha descubierto su ignorancia, Sócrates continúa formulándose preguntas para que, al responderlas, encuentre el verdadero saber. Ironía: consiste en interrogar de manera persistente al interlocutor hasta destruir sus certezas más arraigadas. Pretende que el interrogado descubra que no sabe aquello que creía saber. Ápeiron: significa lo indefinido, lo indeterminado, lo que no tiene fin. Es un concepto introducido por Anaximandro para designar la materia infinita, indeterminada. Para los pitagóricos, el ápeiron es un principio sin forma, sin límite y junto con su contrario -el «límite»- constituye la base de todo lo existente. Mal: el mal metafísico va ligado a la imperfección y a la falta de ser; globalmente se encuentra dominado por el bien, con lo que es una visión esencialmente positiva.



Entradas relacionadas: