La honra en el Lazarillo de Tormes

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 7,8 KB

 

2.- LA NOVELA PICARESCA. EL NACIMIENTO DE LA NOVELA MODERNA: LA FIGURA DEL ANTIHÉROE

Con la aparición de La vida de Lazarillo de Tormes, de sus fortunas y adversidades en 1554, surge en España un nuevo género que alcanza su máxima expresión durante el Siglo XVII:
la novela picaresca
, que no solo pretende ser un simple medio de evasión de la realidad circundante, sino también de denuncia o, al menos, de espejo de la sociedad. Una sociedad en declive, agravado éste por las guerras, el abandono del campo y la emigración de la población rural a las ciudades, la decadencia de los hidalgos empobrecidos que despreciaban el trabajo, la vuelta de soldados inválidos y aventureros venidos de América, que provocan la llegada a las ciudades de gente dispuesta a buscar acomodo de cualquier forma. A todo ello, hay que añadir la difícil situación religiosa (reformistas, conversos, inquisidores…).

El Lazarillo representa, pues, el primer síntoma de crisis del idealismo renacentista. De autor desconocido, se le ha querido relacionar con algún judío converso debido a los ataques contra el clero y los cristianos viejos.

Por otro lado, se presentan por primera vez las vulgaridades de la vida ordinaria, las bajas pasiones, la necesidad o el dolor, que sistemáticamente quedaban ausentes en los géneros de la época. Así, al pastor idealizado y al héroe caballeresco se les opone un personaje antiheroico y ásperamente real:

El pícaro

. Se advierte en la novela una inversión de valores, de tal modo que el honor del escudero va acompañado del hambre, y el milagro fingido del vendedor de bulas produce la devoción que la verdad no consigue. El engaño y la mentira producen casi siempre beneficios. De esta forma Lázaro se convierte en una especie de anti-héroe, defensor de un antihonor, que permite el amancebamiento de su mujer con el arcipreste porque le proporciona una vida desahogada y un estómago siempre lleno.  

-Los rasgos principales que configuran este género son:

  • El protagonista es un pícaro, un desheredado, hijo de padres sin honra. No tiene oficio concreto, lo que le lleva a ser criado de muchos amos. En muchas ocasiones sobrevive mendigando o robando. Es un cínico porque para él las cosas de este mundo no valen lo que cuesta conseguirlas y pesimista porque siempre ve la miseria de lo humano.

  • La voz narrativa: presentan siempre un narrador en primera persona, son autobiográficas, ya que el autor de la novela considera que sólo el mismo personaje puede ser el biógrafo de una vida tan insignificante y miserable.

  • Se estructura en diversas partes (“Tratados”) unidas por la presencia del protagonista, que narra sus aventuras y desventuras de forma lineal. Por otro lado, tiene una estructura abierta (carece de final).

    • El argumento: La obra es en realidad una larga epístola que el "autor" envía a un corresponsal anónimo (aquien trata de "Vuestra Merced"). Dividida en siete tratados,  cuenta en primera persona la historia de Lázaro González Pérez, un niño de origen muy humilde nacido en el río Tormes, que quedó huérfano de su padre, un molinero ladrón llamado Tomé González. Su madre, Antona Pérez, amancebada con un negro, Zaide, que le da a Lázaro un hermanastro mulato, lo pone al servicio de un ciego bastante cruel, el primero de sus amos, que lo despertará a la maldad del mundo y le enseñará que tiene que ser astuto para sobrevivir.

Pasa luego a servir a un tacaño clérigo de Maqueda, que lo mata de hambre, y después a un hidalgo arruinado cuyo único tesoro son sus recuerdos de hidalguía y de dignidad. Lázaro simpatiza con él, ya que aunque no tiene nada que darle, por lo menos lo trata bien. El escudero termina por abandonar la ciudad y el chico se encuentra de nuevo solo en el mundo. Tras varios amos: un fraile mercedario, un vendedor de bulas, un capellán, un maestro de hacer panderos y un alguacil, se hace aguador.

Por último consigue el cargo de pregonero gracias al arcipreste de la iglesia toledana de San Salvador y se casa una de sus criadas. Sin embargo, su mujer lo engaña con el religioso y Lázaro es objeto de burlas por parte del pueblo. Tras una vida de penurias en las que ha visto qué es verdaderamente el honor, termina la carta, un alegato autojustificativo, en el que afirma que ha alcanzado la felicidad, aunque para ello ha debido perder su honra, ya que hace oídos sordos a los rumores de infidelidad de su mujer para mantener su posición.


Entradas relacionadas: