El hombre al que hay que superar es el que se somete a los valores tradicionales, a la “moral del rebaño”, a la moral basada en la creencia de una realidad trascendente que fomenta el desprecio por la vida, la corporeidad y la diferencia entre las pe

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,98 KB

 

c)Su tarea es la “transmutación de todos los valores”.
Nietzsche no propone vivir sin valores sino invertir los valores:
superar La moral de los esclavos,-
moral de renuncia y resentimiento hacia la vida-
, y crear una nueva tabla en la que Estén situados los valores que supongan un sí radical a la vida.
El superhombre
estará “más allá del bien y del mal”. La autonomía moral más absoluta y Radical sería su ideal

D)Rechaza la moral de esclavos


: la humildad, la mansedumbre, la Prudencia que esconde cobardía, la castidad, la obediencia a una regla Exterior, la paciencia consecuencia del sometimiento a un destino o a un mandato, El servilismo,...

E) Lo Podemos reconocer a partir de su conducta Moral:


El hombre superior no Cree en la igualdad y no tiene miedo a la diferencia:


cree En la natural jerarquía entre los hombres nobles y el resto, el rebaño. Detesta La conducta gregaria, la moral del Rebaño, de los que siguen a la mayoría, de los que siguen normas morales ya Establecidas.“Guardarse de la mediocridad. ¡Antes la muerte!” (El crepúsculo de Los ídolos)

. No tiene miedo a la diferencia

; valora la victoria, el éxito…ama como virtudes La fuerza, el poder, la rebeldía del fuerte y del poderoso….Como consecuencia de su capacidad y determinación crea valores y no los toma prestados de Los que la sociedad le ofrece, por lo que su conducta será distinta a la de los Demás.Es fiel A los valores de la vida, al “sentido De la tierra”:
no cree en ninguna realidad trascendente ni En Dios ni en un destino privilegiado para los seres humanos, una raza, una Nacíón, …;

Vive en la finitud:

acepta la Vida en su limitación sin ocultar las dimensiones terribles de la existencia (el sufrimiento, la muerte); esdionisicaco.
N
o cree que la vida tenga un sentido, como no sea el que él mismo le ha Dado.El superhombre, como “un gran bailarín en la Cuerda floja de la vida” toma la vida Como un experimento, como un juego en el que nada hay seguro ni absoluto. Vive la vida  sin  falsos consuelos. En este sentido le gusta el Riesgo, las nuevas y difíciles experiencias, los caminos no frecuentados,el Enfrentamiento; es duro consigo mismo y con los demás, valiente, no huye del Sufrimiento: sabe que de estas experiencias puede salir en­riquecidoAma la intensidad De la vida y su constante devenir: la Alegría, el entusiasmo, la salud, el amor sexual, la belleza corporal y Espiritual, el placer, las pasiones…Frente A ciertas interpretaciones nazis, el Superhombre rechaza todo estado porque el Estado representa lo abstracto, Su conducta es conducta despersonalizada, y el individuo, cuando se somete a él Y se preocupa por él, pierde su individualidad, creatividad y libertad.  Su crítica despiadada al pueblo alemán (a cuya nacionalidad renunció), le Distancia también de las mencionadas interpretaciones.Es, pues, todo aquel (infrecuente, en Todo caso), que afirma enérgicamente la vida, el que es dueño de sí mismo y de su Destino, es un espíritu libre.

V.4 LA VOLUNTAD DE PODER


.

Es  el principio básico de la realidad que Gobierna todo cuanto existe, es el  la               esencia de la vida pues la vida es voluntad de poder presente en todos seres vivos, -     desde El mundo inorgánico hasta el mundo humano-; es la fuerza primordial que               pugna por existir o mantenerse en el ser y por existir siendo más:
es la vida en           permanente ascenso y superación de sí Misma. CarácterÍSTICAS:


Es de carácter irracional (pues no obedece a ninguna Ley ni medida, es ciega)


Es inconsciente, aunque el ser humano sea consciente la voluntad de Poder es siempre previa a toda consciencia.

• Carece de finalidad


Las Distintas manifestaciones que toman las fuerzas de la vida, sus modificaciones Y consecuencias, no tienen ningún Objetivo o fin, son así pero nada hay en su interior que les marque un Destino; Nietzsche declara con ello el carácter gratuito de la existencia.


Entradas relacionadas: