hola

Enviado por Chuletator online y clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 6,75 KB

 

La reversibilidad: También podemos estudiar el paso Del tiempo desde el presente al pasado y desde el futuro al presente. En el Caso de la historia, nada impide partir de la situación actual para ir Remontando a estadios anteriores.

La simultaneidad: A los alumnos de primaria no les Es fácil aprender que diversos procesos pueden darse en un mismo tiempo. La observación De cosas que pasan en un mismo tiempo, es necesaria para asumir e interiorizar La simultaneidad entendida como convenció́n. La simultaneidad permite abordar La problemática del desarrollo desigual.

Continuidad y cambio:
A lo largo del tiempo hay cosas Que cambian: Otras, sin embargo, cambian poco o nada.El alumno de primaria debe Proceder de manera sistemática a identificar situaciones de continuidad, Permanencia, transformación y cambio. Puede hacerse a partir de la Observación sistemática.Cuando entramos en continuidad y Cambio a lo largo de la historia, las posibilidades de abordar esta Problemática son prácticamente infinitas, permiten detectar los cambios más Estridentes y las continuidades más claras. Los niños tienden a considerar Que el cambio es siempre positivo y que la continuidad es negativa; esto debe Matizarse porque no siempre es así́.


El tiempo vivido, Percibido y concebido:El niño tiene un buen manejo de Las unidades del tiempo vivido, aquellas sobre las que tiene una experiencia Directa. Pero también está el tiempo percibido, sobre el que no se tiene Experiencia directa, pero al que se puede llegar sumando saberes. Así́ puede el Niño aproximarse a la unidad de siglo, que puede relacionar con el concepto de Generación (cuatro generaciones un siglo) a partir de los padres y abuelos. El tiempo vivido y el percibido Pueden abordarse en toda su complejidad a partir de la experiencia histórica Familiar reciente durante la educación primaria.Finalmente, el Tiempo concebido, es sobre el cual no hay experiencia, ni tan sólo Aproximada. Se trata de la sucesión de siglos, los milenios y los millones de Años. Estas magnitudes son difícilmente comprendidas por los niños en el Periodo de las operaciones concretas.


La reversibilidad: También podemos estudiar el paso del tiempo desde el presente al pasado y desde el futuro al presente. En el caso de la historia, nada impide partir de la situación actual para ir remontando a estadios anteriores.

La simultaneidad: A los alumnos de primaria no les es fácil aprender que diversos procesos pueden darse en un mismo tiempo. La observación de cosas que pasan en un mismo tiempo, es necesaria para asumir e interiorizar la simultaneidad entendida como convenció́n. La simultaneidad permite abordar la problemática del desarrollo desigual.

Continuidad y cambio: A lo largo del tiempo hay cosas que cambian: Otras, sin embargo, cambian poco o nada.El alumno de primaria debe proceder de manera sistemática a identificar situaciones de continuidad, permanencia, transformación y cambio. Puede hacerse a partir de la observación sistemática.Cuando entramos en continuidad y cambio a lo largo de la historia, las posibilidades de abordar esta problemática son prácticamente infinitas, permiten detectar los cambios más estridentes y las continuidades más claras. Los niños tienden a considerar que el cambio es siempre positivo y que la continuidad es negativa; esto debe matizarse porque no siempre es así́.


El tiempo vivido, percibido y concebido:El niño tiene un buen manejo de las unidades del tiempo vivido, aquellas sobre las que tiene una experiencia directa. Pero también está el tiempo percibido, sobre el que no se tiene experiencia directa, pero al que se puede llegar sumando saberes. Así́ puede el niño aproximarse a la unidad de siglo, que puede relacionar con el concepto de generación (cuatro generaciones un siglo) a partir de los padres y abuelos. El tiempo vivido y el percibido pueden abordarse en toda su complejidad a partir de la experiencia histórica familiar reciente durante la educación primaria.Finalmente, el tiempo concebido, es sobre el cual no hay experiencia, ni tan sólo aproximada. Se trata de la sucesión de siglos, los milenios y los millones de años. Estas magnitudes son difícilmente comprendidas por los niños en el periodo de las operaciones concretas.


La reversibilidad: También podemos estudiar el paso del tiempo desde el presente al pasado y desde el futuro al presente. En el caso de la historia, nada impide partir de la situación actual para ir remontando a estadios anteriores.

La simultaneidad: A los alumnos de primaria no les es fácil aprender que diversos procesos pueden darse en un mismo tiempo. La observación de cosas que pasan en un mismo tiempo, es necesaria para asumir e interiorizar la simultaneidad entendida como convenció́n. La simultaneidad permite abordar la problemática del desarrollo desigual.

Continuidad y cambio: A lo largo del tiempo hay cosas que cambian: Otras, sin embargo, cambian poco o nada.El alumno de primaria debe proceder de manera sistemática a identificar situaciones de continuidad, permanencia, transformación y cambio. Puede hacerse a partir de la observación sistemática.Cuando entramos en continuidad y cambio a lo largo de la historia, las posibilidades de abordar esta problemática son prácticamente infinitas, permiten detectar los cambios más estridentes y las continuidades más claras. Los niños tienden a considerar que el cambio es siempre positivo y que la continuidad es negativa; esto debe matizarse porque no siempre es así́.


El tiempo vivido, percibido y concebido:El niño tiene un buen manejo de las unidades del tiempo vivido, aquellas sobre las que tiene una experiencia directa. Pero también está el tiempo percibido, sobre el que no se tiene experiencia directa, pero al que se puede llegar sumando saberes. Así́ puede el niño aproximarse a la unidad de siglo, que puede relacionar con el concepto de generación (cuatro generaciones un siglo) a partir de los padres y abuelos. El tiempo vivido y el percibido pueden abordarse en toda su complejidad a partir de la experiencia histórica familiar reciente durante la educación primaria.Finalmente, el tiempo concebido, es sobre el cual no hay experiencia, ni tan sólo aproximada. Se trata de la sucesión de siglos, los milenios y los millones de años. Estas magnitudes son difícilmente comprendidas por los niños en el periodo de las operaciones concretas.

Entradas relacionadas: