Historia de los sistemas de gestión de la calidad

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 56,79 KB

 


1. INTRODUCCIÓN
La Certificación Forestal PEFC, es una iniciativa voluntaria del sector privado forestal que
proporciona el marco para desarrollar los principios comunes para la certificación,
establece los mecanismos para el reconocimiento mutuo de los sistemas de certificación
desarrollados por los distintos países participantes y ofrece una marca colectiva, el logo
PEFC, que certifica que un determinado producto forestal proviene de un bosque
gestionado con criterios de sostenibilidad.
Las asociaciones más representativas del sector forestal español acordaron incorporarse a la
iniciativa PEFC, en representación de España en Noviembre de 1998, constituyéndose, en
Mayo de 1999, como la Asociación para la Certificación Española Forestal (CEF,
posteriormente denominada PEFC - España). En el acto de constitución del Consejo del
PEFC (PEFCC), celebrado en París en Junio de 1999, ésta asociación es reconocida como la
Entidad Nacional de PEFC en España.
PEFC - España está abierta a la participación de todos los interesados en la gestión forestal
sostenible, como los propietarios y gestores de montes públicos y privados y a cualquier
asociación de ámbito estatal o sectorial de productores forestales, industriales,
comerciantes, consumidores, colegios profesionales y ONG, y su objetivo principal se
resume en la promoción y divulgación de la gestión sostenible en los montes españoles, a
través de la implantación en España de la Certificación Forestal PEFC.
PEFC España, desde su constitución trabajó para el desarrollo del Sistema Español de
Certificación de la Gestión Forestal Sostenible que fue presentado para su reconocimiento
por el Consejo del PEFC en la Asamblea General que se celebró en Santiago de
Compostela en Junio de 2.001. Tras la evaluación realizada, con la consultora
independiente INDUFOR OY, se aprobó por unanimidad como Sistema PEFC el 27 de
Mayo de 2.002.
El Sistema ha estado operativo desde entonces y en cumplimiento de los requisitos de
PEFCC es necesaria su revisión.
Para la revisión del Sistema Español se ha considerado la experiencia obtenida en la
implantación del sistema anterior, así como la nueva documentación normativa del Consejo
de PEFC y los cambios en los indicadores de gestión forestal sostenible acordados en la
Conferencia Ministerial de Viena 2003.
El desarrollo del nuevo Sistema Español de Certificación Forestal se ha dividido en dos
partes, la primera relativa a la estructura organizativa del sistema de certificación o
documento técnico español de la cual el responsable de su redacción ha sido PEFC España,
y en una segunda parte las Normas UNE de la Gestión Forestal Sostenible, que han sido
elaboradas, revisadas y nuevamente aprobadas en el Comité Técnico de Normalización

(CTN) de la entidad nacional de normalización (AENOR) y que PEFC España asume como
parte del Sistema.
Actualmente los miembros corporativos de PEFC España son los siguientes:
1. Propiedad forestal pública - Gestores de Bosque Público
a. Junta de Andalucía. Consejería Medio Ambiente
b. Junta de Castilla y León
c. Xunta de Galicia - Dirección General de Montes e Industrias Forestales
d. Gobierno de Navarra
2. Gestores y propietarios de bosque privado.
a. ASAJA Forestal - Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores
b. COSE - Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España
3. Industria de la madera, empresas forestales
a. ANFTA - Asociación Nacional de Fabricantes de Tableros
b. ASPAPEL - Asociación Nacional de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón
c. ASEMFO - Asociación de Empresas Forestales
d. FEEF Federación Española de Empresarios Forestales
4. Consumidores, ONG y otros agentes sociales
a. C.O.I.T. Forestales - Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
5. Asociaciones Regionales Promotoras de la Certificación Forestal PEFC
a. PEFC Cataluña Asociación Catalana Promotora de la Certificación Forestal
b. PEFC-Euskadi - Asociación Regional para la Promoción de la Certificación
PEFC en el País Vasco
c. PEFC-Galicia - Asociación Galega Promotora de la Certificación Forestal PEFC
d. PEFC Asturias Asociación Promotora de la Certificación Forestal Regional en
el Principado de Asturias.
Finalmente este Sistema Español de Certificación Forestal ha sido debatido y aprobado por
unanimidad por la Asamblea General de PEFC España, en las reuniones celebradas el 31 de

2. BASES DOCUMENTALES
El Sistema Español de Certificación Forestal se basa en la versión en vigor del documento
técnico marco del Consejo de PEFC y sus correspondientes Anexos.
El Sistema Español de Certificación Forestal, describe los requisitos para la certificación
forestal, de las masas forestales y de la trazabilidad de las industrias relacionadas ubicadas
en el territorio Español y está formado por la estructura organizativa del Sistema o
documento técnico español, y por las Normas UNE de Gestión Forestal Sostenible que se
adjuntan como parte del mismo (apéndices normativos).
Asimismo, PEFC España detalla a través de procedimientos generales e internos, aprobados
por su Junta Directiva, las pautas de funcionamiento de las diferentes áreas del Sistema,
como la sistemática para la solicitud de la marca PEFC, la guía para el reconocimiento de
entidades de formación, etc.
Además de los requisitos explícitamente recogidos en este Sistema, las entidades
solicitantes de la certificación deben cumplir las leyes, regulaciones, programas y políticas
nacionales y autonómicas que les sean de aplicación, incluidas las relativas a los convenios
fundamentales de la OIT, y que tengan una relación e incidencia directa en los criterios de
Gestión Forestal Sostenible o en la trazabilidad de los recursos forestales y cualquier
violación aparente de la legislación debe ser considerada en los procesos de auditoría y
certificación.

3. SITUACIÓN FORESTAL ESPAÑOLA
NOTA: Los datos incluidos en este capítulo, salvo que se cite otra fuente, son del Anuario
de Estadística Forestal de 2005, realizado por el Ministerio de Medio Ambiente de España
(AEF 2005).
Actualmente la superficie forestal en España se cifra en 27,5 millones de hectáreas de las
cuales el 65 % se consideran arboladas, al tener una fracción de de cabida cubierta superior
al 5 %; y la vegetación arbustiva y/o herbácea, junto con los espacios abiertos con poca o
nula vegetación ocupan la superficie restante.
Atendiendo a la composición de las masas, la distribución de la superficie forestal arbolada,
presenta una creciente proporción de frondosas frente a coníferas, siendo en la actualidad
un 35 % masas de coníferas, un 48 % de frondosas, y un 17 % de masas mixtas.
En relación con su propiedad, la superficie forestal se distribuye en España entre: el Estado,
Comunidades Autónomas, Administración local y propiedad privada. Es notable la
concentración de superficie de propiedad privada, el 73 %; seguidas de la Administración
local que tiene un 22,3 % frente a una escasa propiedad de la Administración central y de la
Comunidades Autónomas que alcanzan conjuntamente un escaso 5 %. Hay que señalar que
las cifras referidas a la propiedad privada son similares a las de la media europea.
El tamaño de los montes según su titularidad, no ofrece grandes diferencias entre los que
son del Estado y los de otras entidades públicas, con una media de 500 y 600 ha
respectivamente, pero sí hay una gran disparidad con los montes de propiedad privada,
cuya superficie media apenas alcanza las 3 hectáreas, indicador del gran minifundio todavía
existente en el sector forestal privado. (Estrategia Forestal Española)
La mediterraneidad de la mayor parte del territorio, conlleva una gran variedad de
ecosistemas forestales, una extraordinaria riqueza florística, que hacen que los montes
españoles presenten unos elevados índices de biodiversidad. Por ello, es necesario
considerar tanto el aspecto maderero y no maderero del monte arbolado como los
aprovechamientos tradicionales de otros productos forestales y la actividad cinegética que
se llevan a cabo en los montes poco densos y con vegetación arbustiva. A ello hay que
añadir el creciente valor recreativo del monte.
La extracción de productos no maderables es muy relevante, por lo que pese al éxodo rural
producido en las últimas décadas, nunca han dejado de ser aprovechados estos recursos que
permiten una utilización integral del monte. Los productos más destacables por su
importancia económica son principalmente, corcho, frutos, producción de biomasa con
fines energéticos, resinas, pastos, setas, caza y plantas diversas.
Las existencias maderables en España, son de 884 millones de m3 con corteza en el
conjunto de los montes, registrándose un crecimiento anual de un 5 % equivalente a 30
millones de m3 con corteza. El volumen medio de corta anual entre los años 1990 y 2005 es
de 15 millones de m3 de madera con corteza, siendo aproximadamente el 60% de las cortas
de madera de conífera mientras el 40% restante de frondosa. Estas cortas suponen
únicamente el 1,7 % de las existencias y el 50 % de los incrementos anuales de volumen
maderable, por lo que cabe afirmar el principio de persistencia de las masas.
En España, durante el año 2.005, el consumo aparente anual de madera ha sido de 32,6
millones de m3 de madera sin corteza. Sumando las materias primas y productos de madera
importadas un total de 33,5 millones de m3 de madera sin corteza y las exportaciones 16
millones de m3 de madera sin corteza.
Los sectores de pasta-papel y de tablero están constituidos por medianas y grandes
empresas, que han tenido una evolución espectacular en los últimos años al incorporar la
alta tecnología para el control de sus procesos de producción. Estos cambios tecnológicos,
no sólo se han dirigido al aumento de la productividad y diversificación de productos sino
también al fortalecimiento de la calidad y la minimización de su impacto sobre el medio
ambiente. El consumo anual de madera de este tipo de industrias es aproximadamente el
50 % de la corta nacional.
La industria del tablero, durante el año 2006, registró una producción de tableros de
partículas de 3.316.000 m3, con un aumento del 4,5 % de su capacidad de producción
respecto del año anterior, y en el caso de tableros de fibras, la producción fue de
1.410.000 m3 que representa un incremento respecto a 2005 de un 10 %. (Datos: Anuario
EPF 2006/2007)
La producción de papel y cartón, durante el año 2004, fue de 5.526 miles de toneladas, y la
industria de la pasta, durante ese mismo año, súperó una producción los 1.997 miles de
toneladas, producíéndose un aumento del 5.5 % respecto a 2.003. (Datos ASPAPEL, 2.004)
El sector de la madera y el mueble cuenta con un gran peso dentro de la industria del país
por su número de empresas, en total 38.267, de las que 20.955 se dedican a la fabricación
de muebles y 17.312 a otros sectores de la madera. (Datos: DIRCE 2006); y por el empleo
que genera, ya que ocupa a 233.423 trabajadores, de los que 135.827 corresponden al sector
del mueble, es decir más del 58%, y el resto (97.596) a otras industrias transformadoras de
la madera (42%).
El importe neto de la cifra de negocios del sector madera-mueble alcanzó durante 2005 los
21.945.902 miles de euros. Del importe total de la cifra de negocios del sector,
11.725.553 miles de euros corresponden al sector de fabricación de muebles, que es el que
cuenta con mayor número de empresas (20.955) y de empleados (135.827). El sector del
mueble acapara así el 53,4% de la cifra de negocio total del sector.
El volumen total de las exportaciones españolas del sector español de la madera y el
mueble alcanzó en el año 2006, los 2.535 millones de euros, con un incremento del 3,1%
sobre 2005, año en que se exportó por valor de 2.458 millones de euros. Estos datos
confirman la reactivación aunque leve de las ventas sectoriales en el exterior (la variación
entre 2003 y 2004 fue del 1,7%). Fuente ICEX.
La producción del corcho en España, alcanzó en el año 2.005 las 78.000 t, representando
aproximadamente un 31,2 % de la producción mundial (Fuente: IPROCOR). Éste sector en
la Península Ibérica genera unos 35.000 puestos de trabajo de los que unos 22.000
pertenecen a la parte industrial, que se realiza a escala mundial principalmente entre España
y Portugal. (Fuente: Mendes 2.002). En España hay unas 250 empresas dedicadas a la
transformación de corcho, de las cuales 128 son preparadoras, 100 productoras de tapones y
arandelas y 15 aglomeristas, siendo Europa el consumidor final del 85,74 % de los
productos españoles del corcho (Fuente: IPROCOR).
En relación al marco normativo, existen múltiples referencias tanto a escala nacional como
autonómica a la importancia y valor de la certificación forestal, en especial destacar por su
ámbito de aplicación nacional la Ley 10/2006 de Montes, aprobada el 28 de Abril de 2.006,
por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de Noviembre, y en la que se incluyen los
siguientes capítulos:
Artículo 35. Certificación forestal.
Las Administraciones públicas promoverán el desarrollo de los sistemas de
certificación, garantizando que el proceso de certificación forestal sea voluntario,
transparente y no discriminatorio, así como velarán por que los sistemas de
certificación forestal establezcan requisitos en relación con los criterios ambientales,
económicos y sociales que permitan su homologación internacional.
Artículo 35.Bis Compra responsable de productos forestales.
En los procedimientos de contratación pública, las Administraciones públicas
adoptarán las medidas oportunas para evitar la adquisición de madera y productos
derivados procedentes de talas ilegales de terceros países y para favorecer la
adquisición de aquellos procedentes de bosques certificados.
Las Administraciones públicas fomentarán el consumo responsable de estos
productos por parte de los ciudadanos, mediante campañas de divulgación

4. DEFINICIONES
Entidad Solicitante: persona física o jurídica que solicita, la certificación de la gestión
forestal sostenible de una superficie forestal cuya propiedad representa, ya sea a escala
regional, de grupo o individual o la certificación de la cadena de custodia de la empresa o
instalaciones a las que representa, ya sea a escala individual o agrupada.
Regíón: Superficie forestal delimitada dentro de lindes administrativos o geográficos.
Gestor Forestal: Persona física o jurídica responsable de las operaciones de gestión del
recurso y de la empresa forestal, así como del sistema y estructura de la gestión, de la
planificación y de los trabajos de campo.
Procedimiento de Control: Forma especificada por escrito por la entidad solicitante para
llevar a cabo el mantenimiento de la certificación y control de sus adscritos.
Otras definiciones y términos de aplicación se recogen en el Anexo correspondiente del
documento técnico marco del Consejo del PEFC y en las Normas UNE 162.002 -Parte 1 y
2: 2007 - Gestión Forestal Sostenible. Criterios e indicadores.
5. ESTRUCTURA ORGANIZATIVA
La estructura organizativa de PEFC España, entidad constituida para el desarrollo y
administración del Sistema Español de Certificación Forestal y reconocida como tal por el
Consejo de PEFC, consta de los siguientes órganos:
· Asamblea General.
· Junta Directiva.
· Secretaría - Registro.
· Comisión Arbitral
1.- La Asamblea General de la Asociación para la Certificación Española Forestal,
PEFC - España, es el órgano superior de gobierno en lo relativo al Sistema Español de
Certificación Forestal, teniendo las facultades que le son asignadas en los estatutos de la
asociación PEFC - España.
Los miembros corporativos de PEFC España se estructuran en los siguientes grupos:
1. Propiedad forestal pública.
2. Propiedad forestal y productores forestales.
3. Industria forestal.
4. Consumidores, ONG y otros agentes sociales.
5. Asociaciones Regionales Promotoras de la Certificación Forestal PEFC
Las Asociaciones Regionales Promotoras de la Certificación PEFC, son las asociaciones
de ámbito autonómico, reconocidas como tales por PEFC - España, constituidas para la
promoción y mejor administración del Sistema Español de Certificación Forestal en cada
Comunidad Autónoma. Tendrán a su cargo la elaboración de las Directrices Regionales.
Podrán ser miembros de las Asociaciones Regionales, entre otros, los representantes de los
gestores y propietarios de montes privados y públicos, rematantes, industrias forestales de
primera y segunda transformación, comunidad científica, grupos ambientalistas, colegios
profesionales y consumidores de la Comunidad Autónoma.
Adicionalmente, PEFC - España podrá delegar en las Asociaciones Regionales, vía
convenio, la realización de alguna de sus funciones en el correspondiente ámbito territorial,
incluyendo el registro y licencia de uso del logotipo PEFC.
2.- La Junta Directiva de la asociación PEFC - España, cuya composición y funciones se
establecen en los estatutos de esta asociación, dirigirá la administración del Sistema
Español de Certificación Forestal y, en ese sentido, asumirá las funciones de interpretación
y supervisión y control del Sistema y el establecimiento de comisiones de trabajo,
decidiendo sobre las consultas y recursos que se le planteen referentes al procedimiento de
certificación o sobre el Sistema; decide la composición y funciones de la Comisión
Arbitral.
3.- La Secretaría se constituirá como el departamento administrativo del Sistema Español
de Certificación Forestal. Al frente de la misma estará el Secretario General cuyo
nombramiento y sus funciones le son asignados en los estatutos de la asociación PEFC -
España. La Secretaría será la depositaria del registro de certificaciones de gestión forestal y
de la cadena de custodia, de las entidades de certificación acreditadas y autorizadas,
entidades de formación reconocidas y de los alumnos que hayan superado la formación
teórica exigida a los auditores forestales, así como de las disposiciones, textos y
comunicaciones oficiales internas y externas; llevará las actas de las sesiones de la
Asamblea General, Junta Directiva y Comisión Arbitral.
4.- La Comisión Arbitral: PEFC España ha desarrollado por escrito procedimientos para
establecer un organismo de resolución de conflictos que atienda las reclamaciones relativas
a la aplicación del Sistema o al procedimiento de certificación, que no puedan ser resueltos
a través de los Procedimientos de Resolución de Conflictos de la entidad de certificación
acreditada o del organismo de acreditación, que corresponda.
6. NIVELES DE APLICACIÓN DE LA CERTIFICACIÓN
El Sistema Español de Certificación Forestal adopta los mismos niveles de aplicación de la
certificación forestal que los establecidos en el documento técnico del Consejo del PEFC.
La Certificación Forestal consta de dos partes claramente diferenciadas que se detallan a
continuación:
Certificación de la Gestión Forestal: Aquella en la que es objeto de auditoria, por tercera
parte independiente, la gestión forestal realizada en los montes adscritos a la entidad
solicitante, para certificar que ésta es acorde con las Normas UNE 162.002 de gestión
forestal sostenible y la legislación que le sean de aplicación.
La entidad solicitante puede ser de tipo regional, de grupo o individual.
En el caso de entidad solicitante regional o de grupo, los gestores forestales adscritos de
forma voluntaria, participan y se comprometen por escrito al cumplimiento de los requisitos
de la certificación.
Certificación de la Cadena de Custodia: Aquella en la que es objeto de auditoría la
trazabilidad de las materias primas de origen forestal y sus derivados, en los diferentes
procesos de transformación hasta llegar al producto final certificado que puede portar el
Logotipo y marca registrada PEFC.
La entidad solicitante puede ser del tipo individual o representante de un conjunto de
instalaciones, denominado multisite o certificación múltiple.
Las empresas auditadas se comprometen por escrito, de forma voluntaria, al cumplimiento
de los requisitos de la certificación.
Cada una de las modalidades citadas se detalla en los capítulos siguientes.
7. CERTIFICACIÓN FORESTAL REGIONAL.
La Certificación Forestal Regional requiere la existencia de una entidad legal que ejerza de
entidad solicitante regional, y que agrupe de forma directa o a través de sus representantes,
a los gestores forestales de la regíón interesados en el proceso de la certificación. La
Entidad Solicitante Regional, deberá acreditar la representación regional ante la Junta
Directiva del PEFC España, siendo aconsejable que represente a más de un 50 % de la
superficie forestal de la regíón.
7.1. Funciones Entidad Solicitante Regional
Esta Entidad Solicitante Regional, será la responsable de la solicitud y la custodia del
Certificado Forestal Regional y deberá:
1. Realizar el Referente Técnico Regional, en el que se detalle para el conjunto de la
regíón, el cumplimiento de los parámetros e información solicitada en la Norma
UNE 162.002-2.
2. Asumir y hacer cumplir las Normas UNE 162.002 y Directrices Regionales, en su
caso, de Gestión Forestal Sostenible en vigor.
3. Establecer un Procedimiento de Control para el seguimiento de los adscritos en
relación con el cumplimiento del conjunto de sus obligaciones, incluidas las
acciones preventivas y correctoras.
4. Informar a los adscritos y a los interesados sobre la certificación forestal regional y
sus derechos y obligaciones.
5. Garantizar que todas las actividades relacionadas con la certificación se realizan de
acuerdo con los requisitos del Sistema Español de Certificación Forestal.
6. Prestar asistencia técnica a la Entidad de Certificación durante el proceso de
auditoría.
7. Custodiar y velar por el mantenimiento del Certificado Forestal Regional, emitido
por la Entidad de Certificación tras concluir de forma satisfactoria el proceso de
certificación. Mantener un registro de las superficies forestales y de los adscritos
incluidos en el certificado forestal regional, identificando propietario, gestor y
superficie.
8. Establecer un procedimiento para la adhesión y exclusión de adscritos y/o superficie
al Certificado Regional, que garantice el cumplimiento de los requisitos de la
certificación e informar puntualmente a la entidad de certificación sobre dichas
incorporaciones y exclusiones.
9. Solicitar al PEFC - España (Órgano de Gobierno del Consejo del PEFC), tras la
obtención del Certificado Regional, la licencia oficial de uso del logotipo y marca
comercial PEFC.
10. Tramitar para cada adscrito, que lo solicite, una copia del Certificado Forestal
Regional incluido el anexo donde se relacionan las superficies inscritas o un
documento acreditativo individual de la inclusión en dicho Certificado de las
superficies aportadas al proceso de certificación. Este documento indicará el
número de certificado y su periodo de validez junto con la información sobre la
Entidad Solicitante Regional y la Entidad de Certificación que emitíó el certificado,
pero no dará al titular el derecho de uso del logotipo PEFC, para ello deberá
solicitar al PEFC -España una licencia de uso del logotipo y marca registrada PEFC.
11. Establecer un procedimiento que garantice que los productos forestales resultantes
de los aprovechamientos forestales proceden de las superficies objeto de
certificación.
7.2. Adscritos a la Certificación Forestal Regional
Podrán adscribirse aquellas personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, interesadas
voluntariamente en la certificación forestal regional para las superficies forestales, incluidas
en dicho ámbito regional, que gestionan de forma sostenible.
Cada uno de los adscritos debe manifestar, a la Entidad Solicitante Regional, su interés en
participar en el proceso, y comprometerse a cumplir los requisitos impuestos por este
Sistema de Certificación Forestal para las superficies adscritas al proceso de certificación.
Solo los montes inscritos en la certificación podrán considerarse como certificados.
Se recomienda que los gestores adscritos a la Certificación Forestal Regional incluyan en el
certificado toda la superficie forestal que gestionan en esa regíón.
7.2.1. Derechos de los adscritos a la Certificación Forestal Regional
Tendrán derecho a:
1. Recibir la información de la Entidad Solicitante Regional sobre el proceso de
certificación.
2. Obtener una copia del Certificado Forestal Regional incluido el anexo donde se
relacionan las superficies inscritas, o un documento acreditativo individual, de la
Entidad de Certificación o de la Entidad Solicitante Regional, de la inclusión en
dicho Certificado de las superficies aportadas al proceso de certificación
3. Solicitar, a PEFC - España, una licencia individual de uso del logotipo y marca
registrada PEFC, tras el cumplimiento de todos los requisitos de la Certificación
Forestal Regional.
4. Plantear ante la Comisión Arbitral de PEFC - España las reclamaciones relacionadas
con el proceso de certificación o el funcionamiento del sistema.
5. Obtener una validación de la Entidad Solicitante Regional que garantice que los
productos resultantes de los aprovechamientos forestales proceden de las superficies
objeto de certificación.
7.2.2. Deberes de los adscritos a la Certificación Forestal Regional
Los adscritos a la Certificación Regional deberán:
1. Manifestar por escrito a la Entidad Solicitante Regional, las superficies forestales
que gestionan y desean incluir, en la certificación forestal regional.
2. Comprometerse expresamente a cumplir con las obligaciones que imponga el
Sistema Español de Certificación Forestal.
3. Cuando los trabajos forestales en las superficies objeto de certificación se realicen
por terceros, exigir que los mismos se ejecuten de acuerdo con los requisitos del
Sistema Español de Certificación Forestal.
4. Poner a disposición de la Entidad Solicitante Regional y de la Entidad de
Certificación cuantos documentos o facilidades se requieran para el control interno
y para la realización de las Auditorías de Certificación.
5. Registrar por escrito las modificaciones realizadas sobre el plan de gestión previsto,
y en especial las relacionadas con los aprovechamientos y tratamientos que se
realicen en las superficies forestales objeto de certificación.
7.3. Pérdida de la Condición de Adscrito a la Certificación Forestal Regional.
Un adscrito a la Certificación Regional puede ser expulsado, si se ha observado un
incumplimiento grave de los requisitos de certificación y no ha aplicado la acción
correctora pertinente, tras su notificación por escrito. El miembro expulsado podrá
reincorporarse al grupo, tras un periodo de tiempo especificado, si ha aplicado la acción
correctora correspondiente.
La Entidad Solicitante Regional, tiene la potestad de decidir sobre el alcance de la
expulsión y la duración del periodo restrictivo. Contra esta decisión se podrá reclamar ante
la Comisión Arbitral del PEFC - España.

8. CERTIFICACIÓN FORESTAL DE GRUPO.
La Certificación Forestal de Grupo requiere la agrupación de los gestores interesados en el
proceso, a través de una Entidad Asociativa legalmente constituida, que será designada
Entidad Solicitante o mediante un acuerdo, jurídicamente documentado, en el que se
determinará quien ejercerá como Entidad Solicitante.
8.1. Funciones Entidad Solicitante de Grupo
Esta Entidad Solicitante de Grupo, será la responsable de la solicitud y la custodia del
Certificado Forestal de Grupo y deberá:
1. Asumir y hacer cumplir las Normas UNE 162.002 Parte 1 y Directrices Regionales,
en su caso, de Gestión Forestal Sostenible en vigor.
2. Establecer un Procedimiento de Control para el seguimiento de los adscritos en
relación con el cumplimiento del conjunto de sus obligaciones, incluidas las
acciones preventivas y correctoras.
3. Informar a los adscritos y a los interesados sobre la certificación forestal de grupo y
sus derechos y obligaciones.
4. Garantizar que todas las actividades relacionadas con la certificación se realizan de
acuerdo con los requisitos del Sistema Español de Certificación Forestal.
5. Prestar asistencia técnica a la Entidad de Certificación durante el proceso de
auditoría.
6. Custodiar y velar por el mantenimiento del Certificado Forestal de Grupo, emitido
por la Entidad de Certificación tras concluir de forma satisfactoria el proceso de
certificación. Mantener un registro de las superficies forestales y de los adscritos
incluidos en el certificado forestal de grupo, identificando propietario, gestor y
superficie.
7. Establecer un procedimiento para la adhesión y exclusión de adscritos y/o superficie
al Certificado de Grupo, que garantice el cumplimiento de los requisitos de la
certificación e informar puntualmente a la entidad de certificación sobre dichas
incorporaciones y exclusiones.
8. Solicitar al PEFC - España (Órgano de Gobierno del Consejo del PEFC), tras la
obtención del Certificado de Grupo, la licencia oficial de uso del logotipo y marca
comercial PEFC.
9. Tramitar para cada adscrito, que lo solicite, una copia del Certificado Forestal de
Grupo incluido el anexo donde se relacionan las superficies inscritas o un
documento acreditativo individual de la inclusión en dicho Certificado de las
superficies aportadas al proceso de certificación. Este documento indicará el
número de certificado y su periodo de validez junto con la información sobre la
Entidad Solicitante de Grupo y la Entidad de Certificación que emitíó el certificado,
pero no dará al titular el derecho de uso del logotipo PEFC, para ello deberá
solicitar al PEFC -España una licencia de uso del logotipo y marca registrada PEFC.
10. Establecer un procedimiento que garantice que los productos forestales resultantes
de los aprovechamientos forestales proceden de las superficies objeto de
certificación.
8.2. Adscritos a la Certificación Forestal de Grupo
Podrán adscribirse aquellas personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, interesadas
voluntariamente en la certificación forestal de grupo para las superficies forestales que
gestionan de forma sostenible.
Cada uno de los adscritos debe manifestar, a la Entidad Solicitante de Grupo, su interés en
participar en el proceso, y comprometerse a cumplir los requisitos impuestos por este
Sistema de Certificación Forestal para las superficies adscritas al proceso de certificación.
Solo los montes inscritos en la certificación podrán considerarse como certificados.
Se recomienda que los gestores adscritos a la Certificación Forestal de Grupo incluyan en el
certificado toda la superficie forestal que gestionan en esa zona.
8.2.1.Derechos de los Adscritos a la Certificación Forestal de Grupo
Tendrán derecho a:
1. Recibir la información de la Entidad Solicitante de Grupo sobre el proceso de
certificación.
2. Obtener una copia del Certificado Forestal de Grupo incluido el anexo donde se
relacionan las superficies inscritas, o un documento acreditativo individual, de la
Entidad de Certificación o de la Entidad Solicitante de Grupo, de la inclusión en
dicho Certificado de las superficies aportadas al proceso de certificación
3. Solicitar, a PEFC - España, una licencia individual de uso del logotipo y marca
registrada PEFC, tras el cumplimiento de todos los requisitos de la Certificación
Forestal de Grupo.
4. Plantear ante la Comisión Arbitral de PEFC - España las reclamaciones relacionadas
con el proceso de certificación o el funcionamiento del sistema.
5. Obtener una acreditación de la Entidad Solicitante de Grupo que garantice que los
productos resultantes de los aprovechamientos forestales proceden de las superficies
objeto de certificación.
8.2.2.Deberes de los adscritos a la Certificación Forestal de Grupo
Los adscritos a la Certificación de Grupo deberán:
1. Manifestar por escrito a la Entidad Solicitante de Grupo, las superficies forestales
que gestionan y desean incluir, en la certificación forestal regional.
2. Comprometerse expresamente a cumplir con las obligaciones que imponga el
Sistema Español de Certificación Forestal.
3. Cuando los trabajos forestales en las superficies objeto de certificación se realicen
por terceros, exigir que los mismos se ejecuten de acuerdo con los requisitos del
Sistema Español de Certificación Forestal.
4. Poner a disposición de la Entidad Solicitante de Grupo y de la Entidad de
Certificación cuantos documentos o facilidades se requieran para el control interno
y para la realización de las Auditorías de Certificación.
5. Registrar por escrito las modificaciones realizadas sobre el plan de gestión previsto,
y en especial las relacionadas con los aprovechamientos y tratamientos que se
realicen en las superficies forestales objeto de certificación.
8.3. Pérdida de la condición de adscrito a la Certificación Forestal de Grupo.
Un adscrito a la Certificación de Grupo puede ser expulsado, si se ha observado un
incumplimiento grave de los requisitos de certificación y no ha aplicado la acción
correctora pertinente, tras su notificación por escrito. El miembro expulsado podrá
reincorporarse al grupo, tras un periodo de tiempo especificado, si ha aplicado la acción
correctora correspondiente.
La Entidad Solicitante de Grupo, tiene la potestad de decidir sobre el alcance de la
expulsión y la duración del periodo restrictivo. Contra esta decisión se podrá reclamar ante
la Comisión Arbitral del PEFC - España.

9. CERTIFICACIÓN FORESTAL INDIVIDUAL
La certificación forestal individual será posible cuando dicha certificación sea solicitada de
forma explícita por una persona física o jurídica, que ejercerá de Entidad Solicitante, para
aquellas superficies forestales que gestiona y que voluntariamente incluye en este proceso.
Se recomienda que la entidad solicitante de la Certificación Forestal Individual incluya en
el certificado toda la superficie forestal que gestiona en esa zona.
9.1. Derechos
1. Obtener el Certificado Individual de gestión forestal sostenible respecto a las
superficies forestales que haya comprometido en el proceso, emitido por la Entidad de
Certificación tras concluir de forma satisfactoria el proceso de certificación.
2. Plantear ante la Comisión Arbitral del PEFC - España las reclamaciones relacionadas
con el proceso de certificación o el funcionamiento del sistema.
9.2. Deberes
1. Comprometerse expresamente a cumplir con las obligaciones que imponga el Sistema
Español de Certificación Forestal y, en su caso, las Directrices Regionales.
2. Cuando los trabajos forestales en las superficies objeto de certificación se realicen por
terceros, exigir que los mismos se ejecuten de acuerdo con los requisitos del Sistema
Español de Certificación Forestal.
3. Poner a disposición de la Entidad de Certificación cuantos documentos o facilidades se
requieran para la realización de las auditorías de certificación.
4. Solicitar al PEFC - España (Órgano de Gobierno del Consejo del PEFC), tras la
obtención del Certificado Individual, la licencia oficial de uso del logotipo y marca
comercial PEFC
5. Responsabilizarse de la correcta utilización del Certificado y de la licencia de uso del
logotipo y marca registrada PEFC.

10. CERTIFICACIÓN DE LA CADENA DE CUSTODIA
La Certificación de la Cadena de Custodia constituye la etapa posterior a la Certificación de
la Gestión Forestal, donde se produce el seguimiento y se asegura la trazabilidad de los
productos forestales y derivados, elaborados a través de las distintas fases del proceso
productivo y su posterior comercialización.
El Sistema Español de Certificación Forestal, en lo relativo a la Certificación de la Cadena
de Custodia, asume como propio todo lo expresado en el documento técnico del Consejo
del PEFC, y en especial en el Anexo 4 específico y sus correspondientes Apéndices.
Nota: La categoría de pequeñas y medianas empresas (PYME) está constituida por las
empresas que ocupan a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocio anual no excede
de 50 millones de euros o cuyo balance general anual no excede de 43 millones de euros.
Fuente: Recomendación de la Comisión Europea de 6 de Mayo de 2.003 sobre la definición
de microempresas, pequeñas y medianas empresas. (Diario Oficial nº L124 de 03.05.20).
11. SISTEMA DE GESTIÓN FORESTAL
Las entidades solicitantes de la certificación de la gestión forestal deben elaborar un
sistema de gestión forestal que debe comprender la estructura administrativa, la
planificación de actuaciones, responsabilidades, prácticas, procedimientos, procesos y
recursos, controles y revisiones para determinar y realizar la política definida por la Entidad
Solicitante, en la que se declaran las intenciones, objetivos generales y principios de acción,
en relación con la gestión forestal a implantar en las superficies forestales y/o con la
metodología de cadena de custodia a implantar.
Un sistema de gestión forestal será el conjunto documental formado, al menos, por el
procedimiento de control de los adscritos y los planes de gestión de las unidades de gestión
y en el caso de certificación forestal regional, complementado por el referente técnico
regional.
El desarrollo del correspondiente sistema de gestión puede, por consiguiente, establecerse
de forma similar a lo diseñado en los sistemas de gestión medioambiental, tales como las
Normas ISO 14 001, Sistemas de gestión medioambiental; o lo establecido en los sistemas
de aseguramiento de la calidad ISO 9.001; o el Reglamento (CE) 761/2001 del Parlamento
y del Consejo de 19 de Marzo de 2001 por el que se permite que las organizaciones se
adhieran con carácter voluntario a un sistema comunitario de gestión y auditoría
medioambientales (EMAS).
En el caso de la certificación de la cadena de custodia la entidad solicitante debe desarrollar
un sistema de gestión según lo indicado en el anexo 4 específico de PEFCC y sus
correspondientes apéndices.
12. PROCEDIMIENTO DE CERTIFICACIÓN
Para la certificación de la gestión forestal y/o la cadena de custodia, las entidades de
certificación, el proceso de certificación y su acreditación, deben cumplir todo lo indicado
al respecto en la documentación técnica normativa del sistema PEFC, y sus
correspondientes anexos.
El procedimiento para la obtención de la certificación de la gestión forestal y/o de la cadena
de custodia y marca PEFC se establece en el presente documento y se detalla a través de los
correspondientes procedimientos generales e internos desarrollados y aprobados por PEFC
España. El proceso de certificación básicamente se desarrollará conforme a las fases que se
relacionan seguidamente:
1. La solicitud de certificación forestal y/o de cadena de custodia, será enviada por la
entidad solicitante a la entidad de certificación elegida, entre las acreditadas y
autorizadas para ello. La entidad de certificación demandará la documentación
requerida para iniciar el proceso.

2. Las entidades de certificación deben ser entidades imparciales, tercera parte
independiente tanto de la gestión forestal como de la entidad certificada y no deben ser
órgano de decisión en el desarrollo de las Normas.
La entidad de certificación y el procedimiento documentado para la realización de la
certificación de la gestión forestal y de cadena de custodia, debe cumplir los requisitos
definidos en la ISO Guide 65.
Las entidades de certificación de cadena de custodia deberán tener competencia técnica
relativa al abastecimiento y procesado de productos de origen forestal y a los flujos de
materiales en las diferentes etapas de su procesado y comercialización.
Las entidades de certificación que operen en España deberán estar acreditadas
específicamente para la certificación de la gestión forestal y/o de la cadena de custodia
por la entidad nacional de acreditación (ENAC) o entidad equivalente.
Las entidades de acreditación deben ser miembro de IAF (International Accreditation
Fórum) e implementar los procedimientos descritos en la Norma ISO/IEC 17011:2004
y otros documentos reconocidos por la citada organización.
Las entidades de certificación acreditadas, deben estar autorizadas por PEFC España
para operar en España y deben informar a PEFC España sobre la concesión de los
certificados de gestión forestal y/o de cadena de custodia, y todos aquellos cambios
relativos a la validez y al alcance de los mismos.
En el certificado se deberá reflejar el alcance, periodo de validez, norma a la que se
refiere, entidad de certificación, número y nombre de la entidad de acreditación y toda
aquella información que se considere relevante.
Las entidades de certificación son responsables de realizar un control del uso de la
licencia del logotipo PEFC en el caso de que la entidad certificada sea usuaria del
mismo.
3. Los auditores y el proceso de auditoría de la gestión forestal y/o de cadena de custodia
deben cumplir las directrices de la Norma UNE - EN ISO 19.011 Directrices para la
auditoría de los sistemas de gestión de la calidad y /o medio ambiental.
Las entidades de certificación tienen la responsabilidad de emplear auditores
competentes que tengan el adecuado conocimiento sobre los procesos de certificación y
de todos los aspectos relacionados con la certificación de la gestión forestal o la cadena
de custodia.
4. Adicionalmente los auditores para la certificación de la gestión forestal deben cumplir
los requisitos de cualificación establecidos en la Norma UNE 162.003 Gestión forestal
sostenible - Criterios de cualificación de auditores forestales.
5. Las quejas y apelaciones relacionadas con decisiones o actividades de la entidad
certificada, la entidad de certificación acreditada, o la entidad de acreditación, deberán
ser resueltas a través del procedimiento de gestión de quejas y apelaciones de la entidad
de certificación acreditada, la entidad de acreditación o con el Foro de Acreditación
Internacional (IAF), según corresponda.
6. El periodo completo de validez del certificado forestal o de cadena de custodia es de
cinco años. Para su obtención se realizará una auditoría al inicio del proceso en la que,
en ambos casos se auditarán todos los apartados de los documentos normativos de
referencia.
Con periodicidad anual se realizaran auditorias de seguimiento. Así mismo, la entidad
de certificación podrá realizar auditorias extraordinarias cuando lo estime oportuno por
evidencias que así lo motiven.
7. Para la realización de las auditorias para la certificación de la gestión forestal, las
unidades de gestión serán seleccionadas por muestreo. La superficie elegida en el
muestreo deberá ser representativa de la totalidad de la superficie que opta a la
certificación, en base a criterios de usos del suelo, calidad de estación, especies
vegetales, tipo de masa, actividades o trabajos forestales que se están llevando a cabo,
etc. Con el objeto de incrementar la eficiencia del proceso de certificación, en el caso de
haya un elevado número de planes de gestión a auditar, el equipo auditor concentrará
las auditorias por áreas, comarcas o provincias.
En las siguientes tablas se definen los parámetros generales de muestreo según el tipo
de auditoría forestal, donde n es el número de planes de gestión que optan a la
certificación.

8. Las entidades solicitantes de la certificación de Gestión Forestal son las responsables de
establecer un procedimiento para la adhesión y exclusión de adscritos y/o superficie al
Certificado, que garantice el cumplimiento de los requisitos de la certificación e
informar puntualmente a la entidad de certificación sobre dichas incorporaciones o
expulsiones. En el caso de que se incremente la superficie anteriormente adscrita al
certificado en más de un 20 %, será necesaria, para su consideración como superficie
certificada, superar una auditoria de dicha ampliación.
9. Las entidades solicitantes de la Gestión Forestal, certificadas o en proceso de
certificación, deben custodiar todas las observaciones, comentarios u opiniones
relativas al cumplimiento de los Criterios e Indicadores de la Norma UNE 162.002 de
Gestión Forestal Sostenible, que reciban.
Todos los comentarios, observaciones u opiniones, que para su mejor interpretación
deben referirse a criterios o indicadores concretos de la citada Norma UNE, serán
puestos a disposición del equipo auditor externo para que sean valorados y considerados
en el proceso de certificación por tercera parte independiente.
Tras superar el proceso de auditoría, la entidad auditada deberá poner a disposición
pública un resumen del informe de la certificación, facilitado por la entidad de
certificación, en el que se incluyan los datos más significativos del proceso, así como un
listado de las personas físicas o jurídicas que han remitido comentarios.
10. En la certificación de la cadena de custodia, tanto en las auditorias iniciales como en las
de seguimiento y renovación, se auditaran todos los apartados del documento normativo
Anexo 4 de requisitos de trazabilidad de la cadena de custodia.
En la certificación conjunta de múltiples instalaciones o multisite, se auditará el
procedimiento de control de los adscritos y por muestreo las instalaciones adscritas.
Para la incorporación al certificado de nuevas instalaciones, estas deberán ser
consideradas en el muestreo.

11. El uso de la marca PEFC se rige por las reglas y guía de utilización de la marca PEFC
establecidas en el Anexo 5 de PEFCC y deben ser cumplidas por todas las entidades
certificadas.
13. FORMACIÓN
El conocimiento de los principios fundamentales de la gestión forestal sostenible, así como
del Sistema de Certificación PEFC y de las normas UNE de gestión forestal sostenible es
requisito imprescindible a la hora de iniciar, organizar, desarrollar y acometer una
certificación. Dicha exigencia es aplicable a todas las personas implicadas en el proceso de
certificación en la medida requerida por el papel que jueguen en dicho proceso.
De forma general se establece que los programas de formación, así como los cursos
específicos sobre el sistema de certificación PEFC habrán de estar reconocidos por el
organismo que administra el Sistema Español de Certificación Forestal (PEFC- España).
Dicho reconocimiento y autorización será expresamente necesaria para poder utilizar el
logo PEFC en la documentación de dichos cursos, tal y como se establece en los requisitos
de utilización del logotipo PEFC.
A este efecto se establece que aquellas entidades interesadas en la organización de cursos y
programas de formación sobre el sistema PEFC deberán dirigir una solicitud por escrito a
PEFC-España, describiendo de manera suficientemente detallada el objetivo, contenido,
profesorado y financiación de la acción formativa propuesta, así como cualquier otro
aspecto que se considere relevante.
Adicionalmente, para la formación de los auditores forestales se deberá cumplir en todo
momento lo establecido por la norma UNE 162.003 - Gestión Forestal Sostenible. Criterios
de Cualificación de Auditores Forestales, siendo responsabilidad de la organización
formadora acreditar la aptitud del candidato a auditor forestal en la formación recibida. Esta
formación teórica del auditor forestal puede ser suministrada por la entidad a la que
pertenece el auditor o por una organización externa pero en cualquier caso debe estar
reconocida por PEFC-España, según lo especificado en la Guía de Reconocimiento de
Entidades de Formación para la Formación Teórica de Auditores Forestales.

14. PROCESO DE NORMALIZACIÓN DE LA GESTIÓN FORESTAL
SOSTENIBLE
En España se ha realizado una revisión abierta a toda la sociedad de los Criterios e
Indicadores Paneuropeos y las Directrices Paneuropeas a Nivel Operativo, y de las leyes,
políticas y programas nacionales con el fin de desarrollar las Normas Españolas de la
Gestión Forestal Sostenible que se incluyen como Anexo Normativo del Sistema Español
de Certificación Forestal.
Este foro abierto se constituyó como un Comité Técnico de Normalización (CTN 162),
previa solicitud motivada de PEFC España, a través de la Resolución del Ministerio de
Industria del 12 de Enero de 2000, publicada en el Boletín Oficial del Estado nº 37, en la
que se autoriza a AENOR para asumir funciones de normalización en el ámbito de la
Gestión Forestal Sostenible.
El Real Decreto 2200/1995 designa a AENOR como la única Entidad Española de
Normalización.

El proceso de Normalización se ha desarrollado según lo establecido en el Reglamento de
AENOR de los Comités Técnicos de Normalización y siguiendo el proceso siguiente:

PROCESO DE ELABORACIÓN DE UNA NORMA UNE

- Trabajos preliminares
- Elaboración del proyecto de norma
- Registro, edición y difusión de la norma
- Elaboración de la propuesta de norma
- Información pública en el BOE
El objetivo prioritario de este CTN 162, es la redacción de las Normas UNE de Gestión
Forestal Sostenible. A este foro o CTN, han sido invitados a participar todos los
interesados en la sostenibilidad de la gestión forestal, manteniendo el conjunto final una
estructura equilibrada y altamente representativa, al estar formado por más de cincuenta y
cinco vocales, representantes, entre otros, de gestores y propietarios forestales públicos y
privados, sindicatos, colegios profesionales, asociaciones industriales, institutos de
investigación públicos y privados, empresas de ámbito forestal, consultorías, organismos
públicos, universidades, y consumidores finales, y la invitación a las principales
organizaciones ambientalistas del sector forestal español.
En el seno del Comité de Normalización se han constituido diferentes Subcomités para
avanzar lo más dinámicamente posible en el desarrollo de las Normas, estando cada uno de
ellos encargado de la redacción de diferentes Normas UNE de Gestión Forestal Sostenible.
Las Normas UNE de Gestión Forestal Sostenible fueron redactadas y finalmente aprobadas
por el plenario del Comité Técnico y los órganos de gobierno de AENOR el día 4 de Junio
de 2.001, después de realizar los correspondientes trámites para su aprobación, como fue su
paso a consulta pública a través de su publicación por el Ministerio de Ciencia y
Tecnología en el Boletín Oficial del Estado nº 42, Resolución de 22 de Enero y en el nº 93,
Resolución de 22 de Marzo de 2001 y tras su aprobación su publicación en el BOE nº 247,
Resolución de 10 de Septiembre de 2001.
Las Normas UNE de Gestión Forestal Sostenible deben ser revisadas cada 5 años, por lo
que el 21 de Diciembre de 2005 se iniciaron los trabajos para su revisión, con una
renovación de la invitación a participar a todos los interesados en el sector, y en la que
fueron nuevamente incluidas las principales organizaciones ambientalistas españolas.
Desde la reactivación de los trabajos del CTN 162 se han celebrado múltiples reuniones en
las que se ha realizado una revisión integral de los indicadores de gestión forestal
sostenible, basada en los indicadores mejorados aprobados en la Conferencia Ministerial de
Viena 2003 y en la que se ha contado con la experiencia de la aplicación de la norma
anterior.
El proceso de consulta pública se inició con la publicación de los proyectos de Normas
UNE en el BOE nº 9 de 2007, Resolución de 14 de Diciembre de 2006, y tras la recepción y
análisis de comentarios, fueron aprobadas por los órganos de gobierno de AENOR el 26 de
Julio de 2007. Y finalmente publicadas el 5 de Septiembre de 2007.
Han tenido un papel destacado en el proceso de normalización, tanto los propietarios y
gestores privados, como presidentes del CTN 162, como el propio Ministerio de Medio
Ambiente al ostentar la presidencia del subcomité 2, encargado de la redacción de los
indicadores de gestión forestal sostenible y del que desarrolla las tareas de Secretaría PEFC
España.

Finalmente, el 5 de Septiembre de 2007 se produjo su publicación por AENOR y envío para
su posterior publicación por el Ministerio de Ciencia y Tecnología en el Boletín Oficial de
Estado como Normas UNE, con los siguiente títulos:
- UNE 162.002 Parte 1; Gestión Forestal Sostenible. Criterios e Indicadores.
Genéricos de la Unidad de Gestión.
- UNE 162.002 - Parte 2; Gestión Forestal Sostenible. Criterios e Indicadores.
Complementarios para la evaluación a escala regional.
- UNE 162.003; Gestión Forestal Sostenible. Criterios de cualificación de Auditores
Forestales
PEFC -España adopta formalmente las anteriormente citadas Normas UNE, y las incluye
como parte del Sistema Español de Certificación Forestal.
Nota: Las Normas UNE que forman parte del Sistema Español de Certificación Forestal
son propiedad intelectual de AENOR y su explotación se rige según la legislación
pertinente.
15. MODIFICACIONES DEL SISTEMA
Cuando las modificaciones del Sistema Español de Certificación Forestal reconocido PEFC
se produzcan como resultado de una revisión periódica o por cualquier iniciativa previa a la
revisión periódica, la documentación correspondiente deberá definir el periodo para
implementar dicha modificación.
La duración del periodo transitorio deberá tener en cuenta el tiempo necesario para
introducir los cambios, difundir la información y la formación, así como el tiempo
necesario para el reconocimiento de dichos cambios por el Consejo de PEFC.
Para la total aplicación de esta versión del Sistema Español de Certificación Forestal, se
establece un periodo transitorio de 12 meses, tanto para todos los nuevos certificados como
para los certificados ya concedidos. En el caso de certificados concedidos durante el
periodo transitorio la aplicación de esta nueva versión del sistema se controlará durante la
primera auditoria de seguimiento.

Entradas relacionadas: