Historia de una escalera summary

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 6 KB

 

Historia de una escalera es la primera obra de Antonio Buero Vallejo, estrenada en 1949 en plena dictadura franquista. La obra inaugura en la escena española una tendencia de teatro realista y social que se mantuvo durante varias décadas de la segunda mitad del Siglo XX.

Los textos dramáticos desarrollan una historia, en este caso, el fracaso de las ilusiones juveniles y la frustración amorosa, esta trama se representa en un escenario por unos personajes, Fernando y Carmina, que contemplan, desde el pasado, el presente y el futuro de sus hijos, que también se llaman Fernando y Carmina, un futuro que se adivina muy parecido a la vida que han tenido ellos.

Toda la obra tiene lugar en un único escenario:
Una escalera de un edificio de pisos de clase media-baja. El tiempo es un elemento fundamental en la obra, que consta de dos actos, separados por treinta años.

Como todo texto dramático, además del texto principal, representado por los parlamentos de los personajes, contiene textos secundarios, las acotaciones, en donde el autor explica al director los movimientos, los gestos, las acciones, la escenografía etc. Que debe aparecer en escena. Se diferencian del texto principal porque van entre paréntesis y en letra cursiva.

Aunque el tono del fragmento parece el de una comedia ROMántica, hay un fondo de ironía y amargura en él, que lo acercan a la tragedia, los personajes se encaminan a una situación sin salida, ellos mismos van labrando con sus acciones su desdichado futuro. Como en un moderno cuento de la lechera, que el autor nos recuerda de manera explícita, al hacer que Fernando de un puntapié a la vasija que contiene la leche y la derrame, el lector/espectador intuye que los planes de los dos jóvenes no llegarán a realizarse.

Las funciones apelativa y expresiva del lenguaje son las dominantes, por eso abundan los vocativos:
¡Carmina. Mi Carrmina!, ¡Fernando!, etc.; el uso del modo imperativo:
No te marches, Ayúdame; las oraciones interrogativas y exclamativas.
¡La detesto!, ¡Qué felices seremos! ¿Sabes?, ¿Por qué no se lo pides a Elvira?; la utilización de elementos afectivos:
Por favor; ¡Tonto!, de adjetivos valorativos:
sucio ambiente, cariño servil, pisito tranquilo.

  • Hay un lenguaje más culto en las acotaciones, aunque accesible a todo público: las descripciones iniciales para la representación de las escenas dramáticas.

  • Hay un lenguaje más familiar, vulgar a veces, entre diversos personajes de esas clases sociales más bajas, menos privilegiadas. De esta forma, el autor logra una mayor verosimilitud: los diálogos van descubriendo los sentimientos y pensamientos de cada personaje por su manera especial de expresarse

  • Abundan, en consecuencia, las funciones apelativa y expresiva del lenguaje, con numerosos vocativos, interrogaciones, admiraciones..., en toda la obra.


Este fragmento forma parte de la obra de teatro “Historia de una escalera” publicada por Antonio Buero Vallejo en 1959. Este es un drama en el que se retratan las duras condiciones de vida de los vecinos de un edificio de clase baja a través de tres generaciones. Es un retrato del ambiente social en la inmediata posguerra y de los conflictos de unos personajes que se ven encerrados en un entorno que les impide progresar, a pesar de sus ilusiones. Concretamente pertenece al Acto I, en un momento en el que de dos jóvenes que viven en el edificio se encuentran en el rellano y dialogan, exponiendo diversas actitudes ante el paso del tiempo, el entorno que les rodea y las posibilidades que tienen de cambiar y construir su futuro, de salir de ese lugar para hacer realidad sus sueños y ambiciones. Esta obra de teatro, una de las más conocidas de la historia del teatro español de la 2ª mitad del s. XX, es un retrato de la sociedad de su época, la cual, se halla inmersa en una crisis no sólo económica, sino también y sobre todo social, 

Estamos ante un fragmento de texto literario perteneciente al género dramático, concretamente a una de las más destacadas obras teatrales de la posguerra española. En él dialogan dos personajes de forma directa en diversas intervenciones y además posee tres acotaciones, que son propias del género teatral. 



Entradas relacionadas: