La herencia del conocimiento

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 10,6 KB

 

El fragmento pretende mostrar las conclusiones que se pueden sacar de la Alegoría de la Caverna, y no hace una narración simbólica, sino que explica el mito y saca conclusiones. Comienza con la explicación del "mito de la caverna", que Platón ha expuesto anteriormente, y a consecuencia de ello nos muestra la división entre los dos mundos: el Mundo Sensible y el Mundo Inteligible.Posteriormente afirma que el alma humana sigue un proceso de ascenso hacia el Mundo Inteligible, en el cual alcanza al final y con gran dificultad a la Idea de Bien.Esta Idea de Bien se caracteriza por ser, por un lado, la causa de las cosas bellas, y por otro lado, principio de verdad e inteligencia.Y finalmente, termina afirmando la importancia que tiene la Idea de Bien para obrar con sabiduría, tanto en el ámbito privado como en el público.Considero como idea fundamental de este fragmento, la que muestra la superioridad de la Idea de Bien como causa de todas las cosas y principio de verdad e inteligencia. La razón de ello reside en que el fragmento está encaminado a mostrar esta conclusión. POLIS
En su teoría sobre la polis ideal, Platón distingue tres niveles básicos distintos, que son los siguientes: los artesanos, los guerreros o guardianes,y los gobernantes. Platón señala que cada unode estos sectores ha de cumplir una función determinada dentro de la polis, una función que está asociada a una virtud concreta. Platón distingue entre tres virtudes diferentes: la templanza, la valentía y la prudencia. La última de ellas, la prudencia, es la que corresponde a los gobernantes. El objetivo fundamental de esta virtud es el de organizar interiormente a la polis de la mejor forma posible, estableciendo para ello una serie de ordenanzas destinadas al mantenimiento de cierto orden entre las relaciones sociales que se dan dentro de la polis. Si aquellos que tienen la misión de gobernar tienen como virtud la prudencia, ésta se manifestará en toda la polis, de forma que la polis en su conjunto sea prudente. La segunda virtudes la valentía, propia de los guerreros. La valentía está relacionada con el respeto a la ley en todo momento. De la misma forma que unos gobernantes prudentes hacen que la polis en su conjunto sea prudente, unos guerreros que posean la virtud de la valentía convierten a la polis, en su conjunto, en una polis valiente. Y la templanza es la virtud del estamento de los artesanos y productores. La templanza es el dominio de los apetitos, que crea una armónía entre lo menos bueno y lo que es mejor por naturaleza, de modo que los menos buenos obedezcan a los más buenos. La templanza forma parte, además, de todos los habitantes de la polis.


Opinión


Se trata de un conocimiento superficial, poco fiable, aparente, no es verdadero, relativo, del mundo sensible (de locambiante, imperfecto e imperecedero) y que tiene como fuente no la inteligencia, sino los sentidos. Platón distingue dos niveles enla opinión: la imaginación o conjetura (eikasía), que serían las imágenes o sombras de las cosas sensoriales (palabras, dibujos,representaciones) y la creencia (pistis), o las cosas que percibimos directamente (objetos, cosas a las que se refieren las palabras, dibujos,Platón considera la opinión como algo intermedio entre la ignorancia absoluta y el conocimiento. En el mito de la cavernala opinión está representada por la visión de las cosas del interior de la caverna (sombras y estatuas que desfilan por detrás delbiombo, o los sonidos que exhalan los individuos que portan los objetos).La opinión se contrapone al CONOCIMIENTO propiamente dicho, a la CIENCIA (episteme). Éste es el verdaderoconocimiento de la auténtica realidad, de esencia eterna e inmutable, de las Ideas. Es un conocimiento universal y necesario delas Ideas. Se alcanza por la razón y es propio del filósofo.También aquí va a distinguir dos niveles: el razonamiento discursivo o pensamiento (dianoia), que es el conocimiento de losobjetos matemáticos y geométricos, como paso previo al razonamiento intuitivo o inteligencia (dialéctica), que como ya vimosera el conocimiento de las Ideas, y sobre todo de la Idea de Bien.

EMINISCENCIA

Proceso dialéctico o intelectual por el que recordamos el conocimiento universal y necesario que ya está presente en nuestraalma racional, en tanto que producto del mundo inteligible y de la Idea de Bien. El verdadero conocimiento sólo es posible siconocemos la realidad en sí, que son las Ideas. Pero ¿cómo conocer estas ideas? Es evidente que no a través de la experiencia sensible,que sólo nos muestra el mundo sensible. De hecho, hay que despreciar los sentidos y concentrarse en el uso de la razón, que tiene unacceso directo al mundo inteligible. Así, la reminiscencia sería la actividad por la que recordamos las Ideas que tenemos en el alma de unmodo oculto desde que nacemos.El proceso anamnético puede producirse a partir de las percepciones de las cosas, que hacen que el alma racional busque la Idea dela que son copia, y también por artes tan variadas como la música, el éxtasis estético o religioso y, sobre todo, la Dialéctica. Elconocimiento es posible porque el alma racional habita normalmente en el mundo inteligible,aunque al encarnarse en un cuerpo se veconfundida por el mundo sensible, y olvida que ya contempló la Idea de Bien. Al unirse al cuerpo ese conocimiento se debilita, pero no sepierde.

D IAL É CTICAEste concepto tiene hasta tres sentidos distintos en la obra platónica:Ciencia suprema acerca de las Ideas y sus relaciones, en especial de las relaciones de todas las Ideas con la Idea suprema deBien. Es la única capaz de ofrecernos verdadero conocimiento, y la última y principal enseñanza de la educación del rey-filósofo.Las carácterísticas que atribuye Platón a este tipo de conocimiento son:Es una actividad cognoscitiva, pues trata del ejercicio de la razón.Su objeto es el conocimiento del mundo inteligible, de las relaciones existentes entre las ideas.Su aspiración última es el conocimiento de la Idea de Bien y del modo en que ésta es el fundamento último de toda la realidad.En este sentido, Platón definirá la dialéctica como "una ascensión al Ser".-Por ser una actividad estrictamente racional no se apoya en la percepción; por utilizarse la pura razón el conocimiento al que dalugar es un conocimiento estricto, universal y necesario.No acepta como verdadera ninguna premisa que no haya sido cuestionada, busca el sentido último, la razón más profundade cada tema.

Opinión


Se trata de un conocimiento superficial, poco fiable, aparente, no es verdadero, relativo, del mundo sensible (de locambiante, imperfecto e imperecedero) y que tiene como fuente no la inteligencia, sino los sentidos. Plat¢n distingue dos niveles enla opini¢n: la imaginaci¢n o conjetura (eikas¡a), que ser¡an las im genes o sombras de las cosas sensoriales (palabras, dibujos,representaciones) y la creencia (pistis), o las cosas que percibimos directamente (objetos, cosas a las que se refieren las palabras, dibujos,Plat¢n considera la opini¢n como algo intermedio entre la ignorancia absoluta y el conocimiento. En el mito de la cavernala opini¢n est  representada por la visi¢n de las cosas del interior de la caverna (sombras y estatuas que desfilan por detr s delbiombo, o los sonidos que exhalan los individuos que portan los objetos).La opini¢n se contrapone al CONOCIMIENTO propiamente dicho, a la CIENCIA (episteme). Ste es el verdaderoconocimiento de la aut‚ntica realidad, de esencia eterna e inmutable, de las Ideas. Es un conocimiento universal y necesario delas Ideas. Se alcanza por la raz¢n y es propio del fil¢sofo.Tambi‚n aqu¡ va a distinguir dos niveles: el razonamiento discursivo o pensamiento (dianoia), que es el conocimiento de losobjetos matem ticos y geom‚tricos, como paso previo al razonamiento intuitivo o inteligencia (dial‚ctica), que como ya vimosera el conocimiento de las Ideas, y sobre todo de la Idea de Bien.

EMINISCENCIA

Proceso dial‚ctico o intelectual por el que recordamos el conocimiento universal y necesario que ya est  presente en nuestraalma racional, en tanto que producto del mundo inteligible y de la Idea de Bien. El verdadero conocimiento s¢lo es posible siconocemos la realidad en s¡, que son las Ideas. Pero ¨c¢mo conocer estas ideas? Es evidente que no a trav‚s de la experiencia sensible,que s¢lo nos muestra el mundo sensible. De hecho, hay que despreciar los sentidos y concentrarse en el uso de la raz¢n, que tiene unacceso directo al mundo inteligible. As¡, la reminiscencia ser¡a la actividad por la que recordamos las Ideas que tenemos en el alma de unmodo oculto desde que nacemos.El proceso anamn‚tico puede producirse a partir de las percepciones de las cosas, que hacen que el alma racional busque la Idea dela que son copia, y tambi‚n por artes tan variadas como la m£sica, el ‚xtasis est‚tico o religioso y, sobre todo, la Dial‚ctica. Elconocimiento es posible porque el alma racional habita normalmente en el mundo inteligible,aunque al encarnarse en un cuerpo se veconfundida por el mundo sensible, y olvida que ya contempl¢ la Idea de Bien. Al unirse al cuerpo ese conocimiento se debilita, pero no sepierde.

D IAL CTIC

AEste concepto tiene hasta tres sentidos distintos en la obra plat¢nica:Ciencia suprema acerca de las Ideas y sus relaciones, en especial de las relaciones de todas las Ideas con la Idea suprema deBien. Es la £nica capaz de ofrecernos verdadero conocimiento, y la £ltima y principal ense¤anza de la educaci¢n del rey-fil¢sofo.Las carácter¡sticas que atribuye Plat¢n a este tipo de conocimiento son:Es una actividad cognoscitiva, pues trata del ejercicio de la raz¢n.Su objeto es el conocimiento del mundo inteligible, de las relaciones existentes entre las ideas.Su aspiraci¢n £ltima es el conocimiento de la Idea de Bien y del modo en que ‚sta es el fundamento £ltimo de toda la realidad.En este sentido, Plat¢n definir  la dial‚ctica como "una ascensi¢n al Ser".-Por ser una actividad estrictamente racional no se apoya en la percepci¢n; por utilizarse la pura raz¢n el conocimiento al que dalugar es un conocimiento estricto, universal y necesario.No acepta como verdadera ninguna premisa que no haya sido cuestionada, busca el sentido £ltimo, la raz¢n m s profundade cada tema.

Entradas relacionadas: