Hacienda clásica o tradicional

Enviado por Chuletator online y clasificado en Economía

Escrito el en español con un tamaño de 4,79 KB

 

1.2. Sintesís histórica de la Hacienda Pública

El enfoque de la Hacienda Pública se basa en los principios del liberalismo y en las aportaciones de la teoría clásica en relación al desarrollo económico.

La ley de Say afirma que toda oferta genera su propia demanda. Adam Smith consideraba que el gasto público ha de limitarse a: defensa nacional, mantenimiento del orden interno e impartir justicia.

Por otra parte el gasto público habría de financiarse de acuerdo con unos criterios: con impuestos neutrales, presupuestos equilibrados y la aplicación de los impuestos se ha de basar en el criterio de pago, es decir, que todos los ciudadanos reciban un trato de acuerdo con su capacitación económica.

Estos conceptos son los principios clásicos de la HP, pero también dentro de este planteamiento encontramos enfoques discrepantes como el de J. Bentham y J. Stuart Mill, que defiende postulados igualitarios, como la aplicación de un impuesto elevado sobre las transmisiones hereditarias o la igualdad de oportunidades en el ámbito educativo.

El enfoque neoclásico argumenta que el Estado debe destinar recursos  a aquellas actividades que son deseadas y necesarias pero no ofrecen incentivos para que los inversores privados las ofrezcan a los demandantes dado que resulta inviable impedir su utilización a aquellos usuarios que no estén dispuestos a asumir su pago.

La ley de Say resultó cuestionada a raíz de la crisis de 1929 ya que su funcionamiento no se ajusta al funcionamiento real de la economía y que puede darse una situación de fuerte crisis económica de demanda sin que actúen mecanismos correctores automáticos que la compensen.

Keynes afirma que el sector público actúe gestionando parte de su actividad para añadirla a la del sector privado, de manera que contribuya a estabilizar la evolución de la economía, esto se conoce como la función de estabilización.

Los intentos de conjugar los aspectos esenciales de las escuelas clásicas y neoclásicas y las aportaciones keynesianas han dado lugar a lo que se ha denominado síntesis keynesiana-neoclásica.

Musgrave analiza la actuación de la HP clasificando sus funciones en: asignación de recursos para resolver los problemas derivados de los posibles usos alternativos que puede darse a los recursos, función redistributiva relativa a la actuaciones que pretenden conseguir una distribución más equilibrada de la renta y la riqueza y la estabilización de la economía mediante la aplicación de instrumentos de política fiscal y monetaria.

Esta visión de la HP ha sido criticada desde la óptica conservadora y la de izquierdas, ya que, para unos en ocasiones la intervención pública es excesiva e interfiere y crea ineficiencia en la actividad económica defendiendo por ello la existencia de un Estado mínimo y en otro caso se critica el papel del Estado atribuyéndole el papel de sostener una determinadas relaciones económicas y sociales que favorecen a las clases dominantes.


Entradas relacionadas: