Hacia el órgano de Corti, denominado haz de Rasmussen y cuya función es

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 18,99 KB

 

SENTIDOS


La información tanto del medio ambiente como del medio interior, es recibida y conducida al SNC. Cada sentido (EXCEPTO EL TACTO)
Se encuentra localizado en una zona concreta, generalmente referida a la zona CEFÁLICA.

*ONTOGÉNICAMENTE

Estos órganos están relacionados con la aparición de una PLACODA ECTODÉRMICA y siempre la asociación de tejido neuroectodérmico (SN), que forma neuronas cuyas terminaciones periféricas se asocian al receptor y el soma se encuentra en el ganglio.

RECEPTOR-TERMINACIÓN NERVIOSA PERIFÉRICA-SOMA NEURONAL EN GANGLIO PERIFÉRICO-SEGUNDA NEURONA Y RESTANTES EN SNC. 1.RECEPTORES SENSITIVOS

:

*CLASIFICACIÓN SEGÚN LA FORMA DE ENERGÍA A LA QUE SON SENSIBLES


1.MECANORRECEPTORES

Deformaciones Mecánicas.

2.QUIMIORRECEPTORES

Cambios Químicos.

3.BARORRECEPTORES

Cambios de Presión.

4.FOTORRECEPTORES

Ondas Elecrtromagnéticas del Espectro Visual de Frecuencias.

5.TERMORRECEPTORES

Cambios de Temperatura.

6.OSMORRECEPTORES

Cambios en la Presión Osmótica.

7.NOCIRRECEPTORES

Estimulación Dañina (MECÁNICOS, QUÍMICOS, TÉRMICOS y POLIMODALES)
.

*CLASIFICACIÓN SEGÚN LA DISTRIBUCIÓN DE LOS RECEPTORES


1.EXTEROCEPTORES


Estímulos del Medio Externo:


1.CUTÁNEOS. 2.ÓRGANOS SENSORIALES ESPECIALES


2.PROPIOCEPTORES


Estímulos originados en Tejidos Profundos:

1

.ÓRGANOS NEUROTENDINOSOS DE GOLGI. 2.HUSOS NEURO-MUSCULARES. 3.CORPÚSCULOS DE PCINI. 4.ARTICULARES. 5.VESTIBULARES


3.INTEROCEPTORES


En Vísceras y Vasos Sanguíneos. Responden a la DISTENSIÓN ocasionando el DOLOR VISCERAL


1.QUIMIORRECEPTORES. 2.BARORRECEPTORES

1.TRASMISIÓN DEL TACTO


La sensibilidad somática se transmite al SNC a través de las neuronas periféricas sensitivas, cuyo soma se encuentra en los ganglios raquídeos de los nervios espinales y ganglios de los pares craneales. La distribución cutánea de estos nervios forma los DERMATOMAS, de gran importancia clínica.

2.TRASMISIÓN DEL GUSTO



Los 2/3 anteriores de la lengua son recogidos por terminaciones nerviosas que por el Nervio Lingual, llegan a la cuerda del tímpano (N. INFRATIMPÁNICO) se introduce por la cisura de Glasser del temporal hasta la caja del tímpano, llega al facial y al ganglio GENICULADO donde está el soma neuronal, del que parte axones al SNC. Se debe al origen embriológico de esa zona de la lengua, en la que colaboran el 1º y 2º arco branquiógeno así como sus nervios (TRIGÉMINO y FACIAL).|| 1/3 POSTERIOR:
La V Lingual es recogida por el N.GLOSOFARÍNGEO por el que llega al GANGLIO PETROSO donde está su soma neuronal, y de ahí al SNC.|| Por otro lado, BOTONES AISALDOS en LARINGE y FARINGE son inervados por el VAGO cuyo soma se encuentra en el GANGLIO YUGULAR O NODOSO, y de ahí al SNC.|| Y por útlimos, BOTONES AISLADOS en PALADAR son inervados por el N. SUPRATIMPÁNICO (del FACIAL) cuyos oma está en el GANGLIO GENICULADO.

*SABORES


1.PUNTA


Dulce y Salado


2.BORDES


Ácido


3.RegíÓN POSTERIOR


Amargo

3.TRASMISIÓN DEL OLFATO


Hay diferencias con otras vías sensoriales, NO HAY CÉLULAS SENSORIALES propiamente dichas. La célula olfativa es en realidad una NEUORNA BIPOLAR, por tanto, la 1ª neurona se encuentra en la MUCOSA y la 2ª neurona en el BULBO OLFATORIO (Telencéfalo). NO TIENE ESCALA EN TÁLAMO como las demás vías sensitivas.

4.TRASMISIÓN NERVIOSA DEL SENTIDO DEL OÍDO Y DEL EQUILIBRIO



1.EQUILIBRIO


NERVIO VESTIBULAR

Presenta el GANGLIO VESTIBULAR, que está en el Conducto Auditivo Interno y se divide en:

1.RAMO SUEPRIOR

De ÁREA VESTIBULAR SUEPRIOR. Mácula del ÚTRICULO y CRESTAS de Conductos Semicirculares Anterior y Externo.

2.RAMO INFERIOR

De ÁREA VESTIBULAR INFERIOR. Mácula del SÁCULO.

3.RAMO POSTERIOR

CRESTA del Conducto Semicircular Posterior. Pasa por el AGUJERO SINGULARE DE MORGAGNI.

2.OÍDO: NERVIO COCLEAR

Se divide en numerosos filamentos en la base de la COLUMNELA, se introduce en llos conductos y pasan por el conducto que forman las 2 laminillas de la LÁMINA ESPIRAL. El GANGLIO ESPIRAL (Células Bipolares) se encuentra en el Conducto Espiral. Las terminaciones nerviosas (Sin Mielina) se ramifican en la base de las Células Ciliadas Externas e Internas del Órgano de Corti. Las 2 partes integran el N.ESTATOACÚSTICO (VIII par craneal).  

5.VISIÓN


El reflejo de acomodación del cristalino:
 consiste en una modificación del poder refractario de la lente lo que posibilita que se forme una imagen enfocada en la retina. Mientras que los peces, anfibios y serpientes acomodan desplazando el cristalino y modificando su distancia a la retina, los restantes reptiles, aves y mamíferos no alteran la posición de la lente, sino que el mecanismo de acomodación consiste en la modificación ACTIVA de la curvatura del cristalino por contracción de los músculos ciliares.
En el ojo en reposo (visión lejana), los ligamentos suspensorios tiran sobre el ecuador del cristalino causando un aplanamiento en su eje anteroposterior. Este aplanamiento hace menos convexo al cristalino y provoca una menor refracción de la luz lo que permite que en la retina se PUEDAN enfocar objetos a más de 6 m de distancia (ojo en reposo u ojo acomodado). Para enfocar imágenes de objetos cercanos al ojo, el cristalino debe tomar una forma convexa más esférica. Esto se produce por la contracción de los músculos ciliares. El resultado de este proceso es que el cristalino se hace más esférico con una mayor capacidad de refracción de la luz lo que permite que se enfoquen en la retina objetos más cercanos (ojo enfocado u ojo no acomodado). Estos mecanismos de acomodación requieren un globo ocular resistente que evite la deformación de la retina, y un humor vítreo muy viscoso que impida retrodesplazamientos del cristalino. El mecanismo de acomodación del cristalino es un reflejo parasimpático que se INICIA por percepción de imágenes borrosas procedentes de la retina.

La capacidad de acomodación del cristalino disminuye con la edad, debido a que éste se hace menos elástico y no

PUEDE incrementar su curvatura como se requiere para la visión cercana. Este trastorno aparece con frecuencia en la especie humana a partir de los 40 años de edad y se denomina presbiopía o vista cansada
.

*Reflejo de apertura pupilar:

El iris es una membrana pigmentada con forma de disco, perforada centralmente, que forma una cortina para regular la cantidad de luz que entra al ojo. La pupila es el orificio situado aproximadamente en el centro del iris. El iris contiene fibras musculares lisas capaces de modificar el diámetro de la pupila y consiguientemente, la cantidad de luz que penetra en el ojo. El músculo dilatador pupilar contiene fibras radiales inervadas por nervios simpáticos del ganglio cervical craneal; la contracción de estas fibras produce midriasis (aumento del diámetro pupilar). El músculo constrictor pupilar (esfínter pupilar) contiene fibras circulares con gran capacidad de acortamiento inervadas por fibras parasimpáticas del nervio oculomotor común y su contracción produce miosis (disminución del diámetro pupilar).

Funcionalmente, los bastones son más sensibles a la luz que los conos, se encuentran por toda la retina y son más importantes para la percepción visual cuando la luz es de baja intensidad. Los conos no son tan sensibles a la luz como los bastones, y son funcionalmente más importantes cuando la intensidad luminosa es alta. Los conos son también los únicos responsables de la visión del color en los animales que poseen ese poder de discriminación.

3) Adaptación a la luz y a la oscuridad


Los ojos son capaces de adaptarse a niveles altos y bajos de intensidad luminosa. La adaptación a la luz ocurre cuando el ojo es expuesto a la luz brillante. Esto provoca que las sustancias fotoquímicas de los bastones y conos se reduzcan a opsinas y retinal, lo que hace disminuir la sensibilidad del ojo a la luz. Al mismo tiempo, el diámetro de la pupila se reduce por constricción refleja parasimpática del músculo constrictor pupilar, disminuyendo la cantidad de luz que entra al ojo. La adaptación a la oscuridad ocurre cuando el ojjo se desplaza de un ambiente bien iluminado a un lugar oscuro. En la oscuridad, todo el retinal está incorporado a la rodopsina y gran parte de la vitamina A del epitelio pigmentario es absorbida por los bastones cuyo contenido en rodopsina será máximo y su sensibilidad a la luz también. De esta forma, la reconstitución de las sustancias fotoquímicas permite a los ojos detectar niveles muy bajos de intensidad luminosa.


TRASMISIÓN DE LA VÍA DEL EQUILIBRIO HACIA EL SNC


La mayor parte de las fibras nerviosas vestibulares terminan en los núcleos vestibulares ubicados en la uníón del bulbo raquídeo y la protuberancia. Sin embargo, algunas fibras pasan por los mismos sin hacer sinapsis hacia los núcleos reticulares del tronco encefálico y hacia los núcleos fastigiales y a los lóbulos floculonodulares del cerebelo, los cuales recibirían información proveniente de los conductos semicirculares. Las fibras que terminan en los núcleos vestibulares hacen sinapsis y envían fibras de segundo orden al cerebelo y otras fibras de segundo orden hacia los haces vestibuloespinales y al fascículo longitudinal medial y a otras áreas del tronco encefálico, en particular a los núcleos reticulares. La vía primaria para los reflejos del equilibrio comienza en los nervios vestibulares y pasa cerca de los núcleos vestibulares y del cerebelo. Luego, se envían las señales a los núcleos reticulares del tronco encefálico y en sentido descendente por la médula espinal a través de los haces vestibuloespinales y reticuloespinales. Las señales hacia la médula gobiernan la interrelación entre la facilitación y la inhibición de los músculos antigravitatorios controlando así el equilibrio. Las señales transmitidas en dirección ascendente por el tronco encefálico desde los núcleos vestibulares y el cerebelo a través del fascículo longitudinal medial originan movimientos correctores de los ojos. Las señales también van hacia arriba hasta la corteza cerebral terminando en el centro cortical primario del equilibrio, localizado en el lóbulo parietal en el fondo de la cisura de Silvio. Los núcleos vestibulares se dividen en cuatro: 1. Los núcleos vestibulares superior y medial los cuales reciben información de los conductos semicirculares y envían señales por el fascículo longitudinal medial para la corrección del movimiento de los ojos y a través del haz vestibuloespinal medial para producir los movimientos adecuados de cabeza y cuello que colaboran con el movimiento del equilibrio. 2. El núcleo vestibular lateral que recibe información del utrículo y el sáculo y envían señales para el control del movimiento del cuerpo a través del haz vestibuloespinal lateral. 3. El núcleo vestibular inferior que recibe información de los conductos semicirculares y del utrículo y envía información ascendente hacia el cerebelo y la formación reticular.

TRASMISIÓN DEL SONIDO HACIA EL SNC (VÍA AUDITIVA)


Las fibras nerviosas que parten del ganglio espiral de Corti llegan a los núcleos cocleares ventral y dorsal (en la parte superior del bulbo raquídeo). En este punto, todas las fibras hacen sinapsis y las neuronas de segundo orden pasan principalmente hacia el lado opuesto del tronco encefálico para terminar en el núcleo olivar superior, mientras que algunas fibras continúan ipsilateralmente y terminan en el núcleo olivar superior del mismo lado. La vía continúa y asciende por el lemnisco lateral y algunas fibras de segundo orden terminan en el núcleo del lemnisco lateral. Muchas pasan de largo y continúan hacia el colículo inferior, donde terminan casi todas. A partir de aquí la vía pasa al núcleo geniculado medial en el tálamo donde todas las fibras realizan sinapsis nuevamente. Finalmente, la vía continúa a través de las radiaciones auditivas hacia la corteza auditiva localizada en la circonvulación superior del lóbulo temporal. Las señales de ambos oídos se transmiten por las vías de ambos lados del encéfalo. Al menos tres puntos del tronco encefálico se producen entrecruzamientos entre las dos vías: 1. A nivel del cuerpo trapezoide 2. Entre los dos núcleos de los lemniscos laterales 3. En la comisura que conecta los dos colículos inferiores. De la vía auditiva parten también algunas fibras colaterales que parten del haz auditivo y van al sistema reticular activante del tronco encefálico y descienden hacia la médula espinal para activar todo el sistema nervioso en respuesta a sonidos muy fuertes. Otras colaterales van al vermis del cerebelo que se activa también instantáneamente frente a un ruido repentino.

TRASMISIÓN DEL SONIDO


Las ondas sonoras viajan por el interior del oído externo, llegando hasta la membrana timpánica y haciéndola vibrar con una frecuencia y una amplitud igual a la del sonido. Estas vibraciones se transmiten al sistema de huesecillos, provocando un movimiento del martillo que se transmite al yunque y de éste al estribo. El estribo se encarga de transmitir las vibraciones a través de la ventana oval hacia la perilinfa del oído interno. El movimiento de la base del estribo hacia adentro hace que el líquido avance por las rampas vestibular y media, mientras que el movimiento hacia fuera hace que el líquido retroceda. Como las paredes que rodean a la cóclea son óseas, una vez que el estribo se mueve hacia adentro contra la ventana oval y provoca el movimiento del líquido se produce un abombamiento de la ventana redonda hacia fuera para compensar el aumento de la presión. El efecto inicial que se logra con el movimiento del estribo es el abombamiento de la membrana basilar en dirección de la ventana redonda, generándose una onda que viaja por toda la membrana basilar. Esto es posible debido a que la membrana basilar está compuesta por miles de fibras basilares sujetas por uno de sus extremos pero no por sus extremos distales, lo que le permite a la misma vibrar en respuesta al movimiento que provoca el sonido. Una carácterística de estas ondas es que cada onda se fortalece cuando llega a la porción de la membrana basilar que tiene una frecuencia similar a la de la frecuencia sonora. Por ejemplo, una onda sonora de alta frecuencia recorre una corta distancia por la membrana basilar antes de extinguirse. Una onda sonora de frecuencia media realiza la mitad del recorrido y luego desaparece y una onda sonora de muy baja frecuencia recorre prácticamente la totalidad de la membrana basilar antes de extinguirse. Otra carácterística de la propagación de las ondas sonoras es que se propagan rápidamente en la porción inicial de la membrana basilar pero cada vez lo hace más despacio a medida que se acerca al vértice de la cóclea. Esto permite que las ondas sonoras principalmente las de altas frecuencias se separen bien unas de otras y se puedan distinguir sus diferentes frecuencias.

VÍAS VISUALES:


La vía centrípeta directa representa el mínimo recorrido de la señal visual desde los fotorreceptores hasta las células ganglionares, únicas células retinianas que generan potenciales de acción, pues el resto de las células retinianas, transmiten su información de unas a otras por conducción electrotónica (es más modulable). La señal elaborada por los circuitos retinianos se transmite a la corteza visual a través de 1 millón de axones que forman el nervio óptico, pero en esta transmisión PUEDEN intercalarse otras células retinianas (horizontales y amacrinas) configurando vías laterales o vías centrífugas que modifican y controlan el mensaje de la vías directas haciendo más fácil para el SNC la posibilidad de discriminar contrastes de luminosidad y oscuridad y de distinguir contornos.

Los axones de las células ganglionares provenientes de la hemirretina lateral izquierda viajan por el nervio óptico hacia el quiasma óptico y luego se proyectan de manera ipsilateral hacia el núcleo geniculado lateral izquierdo hacia la corteza visual izquierda, junto a la información de la hemirretina nasal del lado derecho. Igual ocurre con la hemirretina lateral derecha que VIAJA ipsilateralmente hacia el lado derecho hacia el núcleo geniculado lateral derecho junto a la información visual que capta la hemirretina nasal izquierda hacia la corteza visual derecha.

Una pequeña parte de la información visual se dirige al techo y colículo rostral mesencefálico produciendo los reflejos de control oculomotor y reflejos pupilar, de acomodación y nictitante, éste último reflejo se pone de manifiesto cuando se produce la inmovilización de los párpados y estimulación de la córnea, de manera que la membrana del llamado tercer párpado barre la superficie ocular; en este reflejo intervienen los pares craneales oftálmico y abducente. Finalmente, colaterales del tracto óptico terminan en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo, lo que permite al sistema visual participar en la regulación de los ritmos biológicos.

Entradas relacionadas: