Guerras persas

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,19 KB

 

1.3. Conquista y romanización de la Península Ibérica. Principales aportaciones romanas en los ámbitos social, económico y cultural.

La Segunda Guerra Púnica, a finales del siglo III a. C., comenzó con el desembarco de las tropas romanas de Escipión en la colonia griega de Ampurias, tomó Cartago Nova, la principal colonia cartaginesa, y obtuvo la fidelidad de muchos pueblos iberos al liberar a los rehenes que allí se encontraban. Los pactos con las élites dirigentes permitieron una conquista rápida del Este y Sur peninsular y el Valle del Ebro

A lo largo del siglo II a. C. Se conquistó el Centro y el Oeste peninsular mediante las guerras lusitanas (Viriato y celtíberas (Numancia)

siglo I a. C. El emperador Augusto y el general Agripa vencieron en las guerras cántabras a los pueblos de la zona norte

El resto de la Península sí experimentó una profunda romanización, incorporando el latín, el Derecho romano, la religión y cultura greco-romanas, la explotación de la riqueza minera y agrícola, todo tipo de obras públicas; fueron carácterísticas de un modo de vida urbano que a partir del siglo III entró en crisis, creciendo en importancia las villas rurales. A partir del siglo IV se produjo la cristianización.Hubo hispanos emperadores (Trajano y AdrianoTeodosio)intelectuales (Séneca)

1.4. El reino visigodo: origen y organización política. Los concilios.

A comienzos del siglo V, las invasiones bárbaras de suevos, vándalos y alanos anularon la autoridad romana. Para reestablecerla, el Roma pactó la intervención de los visigodos, un pueblo germánico ya muy romanizado lo que se produjo fue el establecimiento de un reino visigodo independiente con capital en Tolosa .Los suevos formaron su propio reino en el noroeste peninsular, con capital en Braga.

Los visigodos se mantuvieron como una casta militar dominante, con una diferencia religiosa: eran cristianos arrianos, lo que les manténía separados de la mayoría hispano-romana (cristianos católicos).

A comienzos del siglo VI, la derrota militar ante los francos ,estableciendo su capital en Toledo.los bizantinos restablecieron la autoridad imperial en una extensa zona del sur peninsular.

En la segunda mitad del siglo VI, Leovigildo consiguió expulsar a los bizantinos del sur, anexionarse el reino suevo del noroeste y establecer un mayor control en la zona norte

 Recaredooptó por la unificación religiosa obligando a la convertirse al catolicismo a todos los visigodos en el III Concilio de Toledo (589) principal institución política y religiosa para todo tipo de temas, compuestas por obispos y altos cargos y presididas por el rey.

El inicial igualitarismo germánico (asamblea de guerreros libres) dio paso al predominio de una nobleza mixta hispano-romano-visigoda y un alto clero que se reclutaba en esas mismas familias. La monarquía siguió siendo electiva, con constantes enfrentamientos entre los pretendientes al trono, lo que llevó al reino a su destrucción a comienzos del siglo VIII

Entradas relacionadas: