GUerras Carlistas y reinado de Isabel II

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,46 KB

 

1. I Guerra Carlista:


tras la mmuerte de ferVII, su mujer M.C asume la regencia hasta la mayoría de edad de Isabel. El hermano de Fer, Car. María Isidro se levanta en armas contra la reina pretendiendo el trono. C.M.I lidera el bando carlista.
Seguidores del antiguo régimen, de los fueros y del catolicismo. Son antiliberales y su lema es ¨Dios, Patria y Fuego¨. Lo integran miembros del clero, nobleza agraria y campesinos y clases bajas rurales. M.C por otro lado lidera el bando isabelino. La alta nobleza funcionarios, burguésía así como clases medias. Partidarios del Nuevo Régimen y del liberalismo defienen a la futura Isabel a cambio de implantar una constitución La guerra se llevo a cabo principalmente enlas zonas rurales del norte de España, sobre todo en Navarra, País Vasco o Cataluña, donde el carlismo se hizo fuerte. Recibieron ayuda de potencias absolutistas como Rusia y Austria, mientras que los liberales fueron apoyados por Francia, GB o Portugal. Fue una Guerra Civil. El ejército isabelino estaba mejor preparado y era profesional, mientras que la carlista utilizaba el sistema de guerrillas. Logran estabilizarse en el norte donde destaca el general Zumalacárregui. Tras su nuerte en Bilbao así como el fracaso de la Expedición Real de Don Carlos a Madrid, unidas a las victorias del general liberal Espartero y al desgaste de la guerra se rendirán en 1839 firmando el Convenio de Vergara.

2. Las Regencias 33-43. M.C y Espartero


Hasta que se proclama el reinado de Isables II se suceden dos regencias. M.C durante toda la Guerra Carlista 33-39 y Espartero 43-43. Se acometerán una serie de medidas para desmantelar el Antiguo Régimen y modernizar el país. En esta época se realiza la división provincial actual, la desamortización de Mendizábal para financiar la guerra como una Constitución en 1837, di bien no tan avanzada como la de 1812. Desde esta época empiezan a forjarse diferencias dentro del liberalismo político. Se dividen en moderados y progresistas. Los primeros son partidarios del sufragio censitario, del poder de la corona y del orden mientras que los progresistas apostaban por unn sufragio censitario mas amplio, elección libre de ayuntamientos y libertad. Ambas son enemigas del carlismo y del Antiguo Régimen, creen en la constitución y en el sistema liberas, como en la reina. A su mando están una serie de generales como Narvaez o Espartero y Prim.

Reinado de Isabel II 43-68

3.

A La década moderada 44-54

Tras proclamarse el reinado de Isael II y convocarse elecciones donde ganan los moderados de Narváez, la misión de los sucesivos gobiernos es asegurar el liberalismo de manera definitiva en el país. En el año 1845 se proclama una nueva Constitución, de tendencias moderadas.
La Ley de Ayuntamientos era la más polémica ya que la reina designa a los alcaldes de las poblaciones grandes y capitales de provincias mientras que en las pequeñas las designa el gobernador provincial, controlando desde Madrid la política local. Esta fue la causa del constante conflicto entre moderados y progresistas. Finalmente la corrupción de los sucesivos gobiernos así como autoritarismo de los mismos (como Bravo Murillo), mas interesados en agradar a la reina que en respetar las decisiones de las Cortes, acelerarán el descontento de la población provocándose una revolución en 1954 que permitíó a los progresistas llegar al poder.3.

B El Bienio Progresista 54-56

El general O´Donnell, líder de la Unión liberal y los progresistas se alzaron en el verano de 1854 en Vicálvaro. Sus exigencias resumidas en el Manifiesto de Manzanaresse basaban en el cumolimiento de la constitución, la reforma de la Ley de los Ayuntamientos. Espartero, líder progresista es elegido presidente del gobierno mientras que O´Donnell era Ministro de la Guerra. En apenas dos años se acometieron las mayores reformas económicas del siglo, cuyos resultados seguirían visibles en siguientes etapas: la Desamortización de Madoz sobre las tierras comunales y ayuntamientos en 1856, la ley de ferrocariles así como las primeras industrias favorecerán la implantación del capitalismo y la revolución industrial en España.

C La descomposición del Sistema Isabelino


56-68 O´Donnell como presidente mantendrá las medidas económicas anteriores y lograra un periodo de estabilidad durante casi 8 años al ejercer una política mas tolerante con la oposición moderada y progresista. Emprenderá una política basada en el prestigio internacional comenzando varias campañas militares donde destacan la de México y las primeras incursiones militares en Marruecos. La constante corrupción alrededor de la reina y la conspiración moderada volverá a colocar a Narváez y los moderados en el poder durante los años 60, retornando los gobiernos autoritarios, la marginación de los sectores progresistas y de las clases populares, represión y censura violenta etc. En 1867 se firma el PACTO DE OSTENDE, donde los pogresistas dirigidos ahora por el general PRIM y los demócratas acordarán acabar con la monarquía isabelina mediante una revolución para establecer en el país un nuevo sistema (monarquía o república) elegido por el sufragio universal. A la muerte de O´Donnell, Serrano, nuevo líder unionista se une al pacto. Prim, Serrano y Topete serán los protagonistas de la Revolución de 1868

Entradas relacionadas: