Guerra larga de Cuba

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,92 KB

 

El sistema canovista. La Constitución de 1876 y el turno de partidos


Constitución de 1876


En Julio estas Cortes aprobaronla Constitución 1876,que ha sido hasta el momento la constitución española que ha estado más tiempo en vigor.

La soberanía estaba compartida entre el rey y las Cortes, pero dando preeminencia al monarca. El rey designaba al jefe del ejecutivo, convocaba y disolvía las Cortes (una vez disueltas debía convocarlas antes de tres meses), tendía derecho de veto suspensivo. Además se declaraba que el rey es anterior a las Cortes y los artículos referidos a sus poderes no pueden ser debatidos por las Cortes. El rey era inviolable y tenía poderes en la organización y en los ascensos en el ejército.

Las Cortes eran bicamerales. El sistema electoral era regulado por una ley ordinaria. El Congreso estaba integrado por los representantes elegidos a razón de uno por cada 50000 habitantes y por distritos unipersonales y reducidos. El Senado estaba compuesto por senadores vitalicios de derecho propio (herederos del rey, grandes de España, altos cargos de la Iglesia, del ejército y de la administración), por senadores de designación real, y por senadores elegidos por las corporaciones y los mayores contribuyentes. La iniciativa legal la poseía, el rey y ambas cámaras.

La declaración de derechos seguía externamente la forma de la declaración de los derechos de la constitución de 1869 pero recortando algunos y regulando otros por leyes ordinarias lo que permitía que su aplicación dependiese del gobierno en el poder

Se declaraba al catolicismo religión oficial y el Estado se comprometía a su mantenimiento pero permitía el culto privado de las otras religiones.


Sistema Canovista:


El sistema político de la Restauración está absolutamente ligado a la figura de Antonio Cánovas del Castillo. Antiguo ministro de la Uníón Liberal, su pensamiento político fue reaccionario y antidemocrático, siempre fue contrario al sufragio universal. Sin embargo, fue un político pragmático y realista que buscó el consenso entre las fuerzas liberales en las que se cimentó el régimen de la Restauración. Tras ser el artícife de la vuelta al trono de los Borbones y configurarse como la gran figura política del nuevo régimen, fue asesinado en 1897 por el anarquista Angiolillo.

Cánovas era partidario de mantener a los Borbones y el viejo sistema liberal antidemocrático basado en el sufragio censitario. Defendía la idea moderada de lasoberanía compartida de Rey y Cortes, en un punto intermedio entre el Antiguo Régimen y monarquía democrática de 1869.

Sin embargo, era consciente de que era necesario renovar el agotado programa de los moderados. Estas eran las novedades que propuso:

  • Alfonso XII debía reemplazar a la impopular Isabel II. Cánovas consiguió que la reina renunciara a sus derechos al trono en 1870.

  • Había que terminar con las continuas intervenciones del Ejército, fuente continua de inestabilidad política.

  • Había que crear un sistema bipartidista basado en dos partidos burgueses que pacíficamente se fueran turnando en el poder. Estos dos partidos serían el que él creo, el Partido Conservador, que debía sustituir al agotado partido
    Moderado, y el Partido Liberal, dirigido por el antiguo progresista Práxedes Mateo Sagasta, que sería el heredero de los ideales de 1869 adaptados a los límites del sistema canovista.

El problema cubano y la guerra con Estados Unidos

La  Guerra Larga  (1868-1878), saldada con la Paz de Zanjón, había sido un primer aviso serio de las aspiraciones independentistas cubanas.

La ausencia de reformas facilitó el que el anticolonialismo se desarrollará pese a la represión. José Rizal en Filipinas y José Martíen Cuba se configuraron con figuras claves del nacionalismo independentista filipino y cubano.

En 1895 estallaron de nuevo insurrecciones independentistas en Filipinas  y Cuba. Una dura y cruel guerra volvíó a provocar que decenas de miles de soldados procedentes de las clases más humildes fueran embarcados hacia esas distantes islas.

La gran novedad va a ser la ayuda estadounidense a los rebeldes cubanos. Washington ayudó a los insurrectos caribeños esencialmente por dos razones:

  • Intereses económicos mineros y agrícolas. Cuba era la primera productora del mundo de azúcar.

  • Interés geoestratégico. El naciente imperialismo norteamericano buscaba el dominio del Caribe y Centroamérica. Lo que denominaban su back courtyard (patio trasero).

En realidad, el enfrentamiento que se aproximaba en Cuba mostraba la pugna entre un imperialismo moribundo, el español, y uno que estaba naciendo y que iba a marcar los tiempos posteriores, el norteamericano.

La aún inexplicada explosión en el navío norteamericano Maine en el puerto de La Habana, explosión que costó la vida de 260 marinos estadounidenses, propició una furibunda campaña periodística de las cadenas de Pulitzer y Hearst. El gobierno norteamericano del presidente McKinley, alentado por una opinión pública cada vez más belicista, declaró la guerra a España.


El 98 y sus repercusiones. El Regeneracionismo


El regeneracionismo fue un movimiento no organizado de opiniones de intelectuales y algunos políticos españoles que criticaron fuertemente la situación política, social e intelectual de la España de la Restauración (1875-1923). Tras la derrota de 1898, se produjo en la sociedad española una fuerte crítica a la oligarquía bipartidista, al turnismo político, al caciquismo, al ejército y a la marginación de la mayor parte del pueblo español. Los regeneracionistas promuevieron la modernización (europeización) y la búsqueda de la España real, analizando las situaciones económicas y sociales del campo español (Joaquín Costa), la marginación de los partidos obreros (Pablo Iglesias), la educación , los fraudes electorales. Tal vez el grupo más organizado de estos intelectuales sean los literatos de la Generación del 98.Como centro cultural importantísimo se debe señalar la Institución Libre de Enseñanza (1910), fundada por Fernando Giner de los Ríos, que defendía una enseñanza laica, coeducación, métodos de enseñanza intuitivos y supuso un intento de renovación de la sociedad española, especialmente de la burguésía, con ideales progresistas. De este Centro surgieron grandes intelectuales del Siglo XX como la Generación del 27: Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Juan Ramón Jiménez, Luis Buñuel (cineasta), Salvador Dalí, José Ortega y Gasset y el científico Ramón y Cajal.

Pero a pesar de su importancia, su repercusión en la sociedad española es relativa, ya que era fundamentalmente un movimiento de intelectuales burgueses que siguió marginando a la inmensa mayoría del país, analfabeta, agrícola, en situaciones de subsistencia muy marginales a quienes apenas llegaron estos buenos deseos de los críticos del Regeneracionismo.

Entradas relacionadas: