La guerra de columnas (Julio-Octubre 1936)

Enviado por loolymenendez y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,7 KB

 

TEMA 11 à LA Guerra Civil (1936-1939)


  1. La sublevación militar

Desde el triunfo electoral del Frente Popular se empieza a organizar una amplia conspiración militar que estalla el 17 de Julio en Melilla y al día siguiente se traslada a la península. El proceso de sublevación se basa en que las guarniciones alzadas deben ser apoyadas por la guardia civil y por los grupos paramilitares de la falange y los requetés (carlistas). Los militares sublevados deben detener a los oficiales leales a la República y ocupar los centros claves del gobierno. A la vez, deben proclama el estado de guerra y la Ley Marcial, suspendíéndose las garantías civiles y deteniéndose a las autoridades del Frente Popular. Por último, los sublevados elaboran listas de los votantes de izquierdas, para después proceder a su asesinato. El éxito o el fracaso del alzamiento va a depender tanto de la preparación previa de la conjura, como de la división o unidad de los militares y las fueras del orden público. La conspiración triunfa en las siguientes zonas: Navarra, África, Canarias, Castilla, León, Aragón, Galicia y partes de Andalucía, Asturias y Baleares.

Quedan en manos del gobierno Madrid y Cataluña (gracias a la intervención de la guardia civil), Levante (Valencia y Murcia), Castilla la Mancha, el País Vasco, Santander, Extremadura y las partes restantes de Andalucía, Asturias y Baleares. Tras una actitud inicial dubitativa ante la sublevación que conduce a que haya tres cambios de jefatura de gobierno en un día, el 19 de Julio la República decide repartir armas entre las milicias urbanas.

  1. Etapas y desarrollo de la guerra

1ª Etapa: Guerra de movimientos y batalla por Madrid (Julio 1936-Marzo 1937):

Al inicio de la guerra el principal objetivo de los nacionales es trasladar el ejército de África a la península (reciben ayuda alemana e italiana) para conquistar Madrid y poner fin rápido al conflicto.

El ejército nacional avanza desde Andalucía dirigido por Franco conquistando del gobierno de los sublevados. La República, por su parte, para defender Madrid crea un ejército formado sobre todo por milicianos (miembros de organizaciones obreras).

La batalla de Madrid se inicia en Octubre de 1936 se inicia en Octubre de 1936, los nacionales intentan conquistar la capital con un ataque frontal a través de la Casa de Campo. La defensa de Madrid está a cargo del General Miaja, que recibe la ayuda de las Brigadas Internacionales (voluntarios de izquierda procedentes de Europa) y de los milicianos anarquistas de Durruti, que consiguen refrenar el ataque.

Al no conseguir conquistar Madrid, los nacionales intentan aislarla a través de una serie de batallas como las de Jarama, Guadalajara y la del Escorial, pero también fracasan en ese objetivo. Franco decide entonces atacar el norte de España: País Vasco, Santander y Asturias.

2ª Etapa: Ocupación del norte (Abril 1937-Octubre 1937:

El ataque a Vizcaya de Franco empieza en Abril y dura 3 meses, producíéndose durante él el bombardeo de Guernica por la legión cóndor. Bilbao, con toda su industria intacta, cae en manos nacionales el 19 de Junio, mientras que Santander lo hace en Agosto. Asturias, tras una fuerte defensa, es conquistada en Octubre. Entre tanto, para intentar evitar la conquista del norte, los republicanos van a lanzar dos fuertes ofensivas en el centro del país: la Batalla del Brunete y la Batalla de Belchite.

3ª Etapa: Ofensiva hacia el Mediterráneo y Batalla del Ebro (Diciembre 1937-Noviembre 1938):

Los republicanos organizan un fuerte ataque contra Teruel y luego reconquistan la ciudad. Pero la contraofensiva nacional no solo recupera Teruel, sino que permite al ejército nacional avanzar hasta el Mediterráneo cortando en dos a la España republicana a la altura de Castellón. La República, al quedar Cataluña aislada, lanza un fuerte ataque para reunificar su territorio. La Batalla del Ebro dura 4 meses (Julio-Noviembre 1938), quedando agotado por completo el ejército republicano.

4ª Etapa: Avance nacional y final de la guerra (Diciembre 1938-Abril 1939):

A principios de 1939, Franco ataca Cataluña, que es ocupada casi sin resistencia. De esta manera, solo la zona central y levante permanece en el poner de los republicanos, que están desmoralizados. En Madrid, el Coronel Casado da un Golpe de Estado en Marzo intentando una capitulación honrosa con Franco, pero éste exige la rendición incondicional. El 1 de Abril Franco da por finalizada la guerra tras la rendición de la república.

  1. La internacionalización del conflicto

La mayor parte de los historiadores plantean la Guerra Civil española como un prólogo de la Segunda Guerra Mundial, ya que fue el primer enfrentamiento entre las tres ideologías dominantes de la época: la democracia liberal, el fascismo y el comunismo.

Al principio de la guerra, la república intentó conseguir ayuda exterior de las democracias europeas (Francia e Inglaterra), que se negaron e impulsaron el Comité de no Intervención. Este comité tenía el objetivo de impedir que llegaran armas a ninguno de los dos bandos, predominando en él la postura inglesa de temor al comunismo sobre la francesa, más favorable a ayudar a la república.

Franco va a recibir ayuda de diferentes países. Alemania envía a la legión cóndor, formada principalmente por aviación. Italia por su parte envía numerosos soldados, mientras que Portugal da sobre todo apoyo logístico.

La ayuda militar que recibe la república procede fundamental mente de la URSS, que manda a España aviones, tanques y asesores militares. Esta ayuda soviética se va a pagar con las reservas de oro del Banco de España. También llegan en apoyo de los republicanos las Brigadas Internacionales, que tuvieron sobretodo un efecto moral. Otro país que ayuda a la república es México, país que va a acoger a muchísimos refugiados españoles.

  1. La evolución política de las dos zonas

Al principio de la guerra, el gobierno de la república se convierte en un poder teórico, ya que las organizaciones obreras toman el poder en las calles a la vez que los gobiernos catalán y vasco actúan con mucha independencia. Entre las organizaciones obreras, existen dos posturas dominantes:

  • El Partido Comunista, el PSOE, el PSUC y los partidos republicanos son partidarios de ganar la guerra antes de hacer la revolución.
  • La FAI, la CNT, y el POUM consideran que la guerra y la revolución son inseparables.

Ambos puntos de vista se enfrentan militarmente en las jornadas de Mayo de 1937 en Barcelona.

Durante la guerra, en el gobierno republicano, se producen los siguientes cambios:

  • En Septiembre de 1936, Largo Caballero sustituye a Giral en un intento de defender mejor Madrid.
  • En Mayo de 1937 Largo Caballero es sustituido por Negrín, impuesto por el Partido Comunista, y que mantendrá el poder hasta el Golpe de Estado de Casado.

En la zona nacional, desde muy pronto se establece un bando único con una fuerte disciplina y jerarquización. Desde Octubre de 1936, Franco acumula todos los poderes a ser nombrado Generalísimo. En 1937, mediante el Decreto de Unificación, Franco une todas las fuerzas políticas del bando nacional en una sola: La Falange Española Tradicionalista y de las Jons. En 1938, mediante la Ley de Administración Central del Estado, Franco crea un tipo de Estado personal, autoritario y de retórica fascista. En este mismo año se promulga el Fuero del Trabajo, en el que teóricamente se reconocen algunos derechos sociales.

Entradas relacionadas: