Guerra colonial y crisis de 1898 resumen

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 6,83 KB

 

GUERRA COLONIAL Y CRISIS DEL 98

El llamado desastre del 98 viene definido por los conflictos militares de Cuba y Filipinas en los que España pierde el resto del Imperio colonial que le quedaba. Estos procesos bélicos comienzan en 1868 coincidiendo con la inestabilidad política en España. Esta situación provocó una conciencia de crisis que conocemos como la crisis o desastre del 98  En esta crisis se mezclaron: una guerra colonial, una guerra con EEUU interesado en el control del Caribe y la inhibición de las potencias europeas ante todo lo que ocurría.

Los restos del Imperio colonial español eran Cuba y Puerto Rico en el Caribe, las islas Filipinas y un conjunto de islotes y pequeños archipiélagos en el Pacífico. 

La economía de Cuba y Puerto se basaba en la agricultura de exportación, con el azúcar de caña y el tabaco como principales productos. En Cuba hubo una profunda transformación económica, en la que casi la mitad de las exportaciones se dirigían a EEUU. España conseguía equilibrar en parte su balanza de pagos gracias a Cuba de la que recibía azúcar y tabaco y a la que enviaba tejidos de algodón. En España la presencia en Cuba era muy importante para ciertos sectores

La dependencia de España se mantuvo por el papel que cumplía de metrópoli que aseguraba con sus tropas y su administración. La abolición de la esclavitud en la isla fue tardía y no tuvo autonomía, pero se intentó convertirla en una provincia más de España, enviando emigrantes, sobre todo gallegos

la presión diplomática de EEUU sobre la isla se fue incrementando, obtuvo un arancel favorable para sus productos y financió a los independentistas con la intención de ejercer de árbitro cuando surgiera un conflicto entre Cuba y la metrópoli.

En Filipinas la población española era escasa y los capitales invertidos no eran relevantes. La soberanía se había mantenido gracias a una fuerza militar y a la presencia en las islas de varias órdenes religiosas. En 1868 comenzaron en Cuba los movimientos autonomistas con el grito de Yara, dirigido por Manuel de Céspedes. La Guerra de los 10 Años duró hasta 1878 con la Paz de Zanjón, por la que Martínez Campos se comprometíó a conceder a Cuba formas de autogobierno. Surge el Partido Liberal Cubano (sectores de la burguésía criolla) que quería lograr la autonomía, frente a otro sector (latifundistas azucareros) que se opuso a todo tipo de reformas. En Puerto Rico se produjo un proceso similar.

En 1879 estalló la Guerra Chiquita

El proceso de autonomía de Antonio Maura llegó demasiado tarde y fue rechazado por el Parlamento español


José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano, partidario de la independencia, y en Filipinas José Rizal fundó la Liga Filipina.


La guerra estalló de nuevo en Cuba con el Grito de Baire, un levantamiento en la parte oriental de la isla. Se proclamó el Manifiesto de Montecristi, redactado por José Martí y Máximo Gómez, líderes del Partido Revolucionario Cubano, separatistas.

La insurrección provoca el relevo de Sagasta por Cánovas del Castillo

La insurrección filipina comenzó en 1896, el programa de Rizal y de la Liga Filipina se basaba en la expulsión de los españoles, de las órdenes religiosas y en la confiscación de sus latifundios. El general Polavieja capturó y ejecutó a Rizal pero se mantuvo la insurrección, obligando al gobierno a enviar nuevos contingentes militares al mando del general Fernando Primo de Rivera.

El asesinato de Cánovas significó un cambio en la política de Cuba

La situación cambió. La destrucción del barco estadounidense Maine aceleró el camino hacia la guerra


EEUU intentó comprar la isla. Estos le dan un ultimátum a España: Cuba debía ser libre e independiente. España debía retirarse de la isla y se autorizaba al presidente de EE.UU. Para que movilizara los recursos militares para conseguir estos objetivos. Esto produjo en España manifestaciones patrióticas. La guerra era inevitable.

La guerra se desarrolló en las islas Filipinas y el mar de las Antillas. En la batalla de Cavite la flota española fue aplastada. Su salida y hundimiento lleva a la rendición de Santiago, se firmó el Protocolo de Washington hasta la llegada de un acuerdo definitivo. En Diciembre de 1898 se firmó el Tratado de París: España reconocía la independencia de Cuba y cedía a EEUU, Puerto Rico, la isla de Guam y las Filipinas. En 1899 España vendía al Imperio Alemán los restos de su Imperio insular en el Pacífico, las islas Carolinas, las Marianas (excepto Guam) y Palaos. En 1900 las islas Sibutú y Cagayán  pasaron a ser de EEUU

Las consecuencias de la crisis fueron:


- Pérdidas humanas, 120.000 muertos, la mayoría por enfermedades infecciosas y perjuicios psicológicos y morales

-Resentimiento de los militares hacia los políticos, el desgaste lo sufríó principalmente el partido Liberal y Sagasta, al considerar que los habían utilizado haciéndoles perder la guerra.

- Crecimiento de un antimilitarismo popular y repatriación de los soldados heridos y mutilados que incrementó el rechazo al ejército

- Económicamente la financiación de la guerra permitíó acometer algunas reformas en los tributos y en la emisión de deuda que posibilitaron un saneamiento de la Hacienda y que el Estado tuviera súperávit a principios. Además, se produjo una repatriación de capitales y no se perdieron los mercados latinoamericanos, aunque mercancías como café, cacao o el azúcar debieran comprarse a precios internacionales.


- Crisis de conciencia nacional que se expresaría a través de la obra crítica de grandes escritores como Unamuno, Baroja, Maeztu, etc

- Regeneracionismo, unas propuestas de reforma y modernización política, que tuvo dos vertientes, la de la reforma política que rechazaba el sistema político y social de la Restauración al considerarlo una lacra para el progreso de España o, en el caso de los regeneracionistas más extremos, un símbolo fiel de la decadencia moral y espiritual de España y la de la reforma educativa.

Para el pensamiento regeneracionista la democracia de las clases medias se había hecho inviable en España porque la voluntad popular había sido anulada por la oligarquía económica y política mediante el caciquismo. Se demostraban las limitaciones del régimen de la Restauración para afrontar los problemas de la modernización y el progreso de España.

- Los nacionalismos periféricos adquirieron protagonismo

- El mayor impacto del desastre lo sufríó la política oficial de los partidos del turno durante el reinado de Alfonso XIII.

Entradas relacionadas: