La Guerra Civil: la dimensión política e internacional del conflicto. Las consecuencias de la guerra

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,8 KB

 
y Baleare, partiendo la zona leal a la República en dos. Los sublevados controlaban buena parte de la frontera portuguesa, aunque la zona del Pirineo comunicada con Francia permanecía leal a la República, hay que añadir también la costa mediterránea y buena parte de la atlántica. Desde el punto de vista económico:
la República tenía mayor dominio de las regiones industriales y contaba con reservas suficientes de trigo en La Mancha y de cultivos como el arroz o los cítricos levantinos, además de contar con las reservas de oro del Banco de España. El bando sublevado tenía las reservas de cereal y ganado de la meseta norte y Galicia, además del carbón leónés y las minas de Riotinto.Atendiendo a los efectivos militares:
La mitad de las unidades del Ejército de Tierra permanecía bajo el control de la República, lo que obligó al Gobierno a empezar casi desde cero con inexpertas milicias obreras. La gran mayoría de los oficiales se habían sublevado, por lo que hubo que improvisar un Estado Mayor sin generales. El bando golpista, por su parte, contaba con varias divisiones íntegras en Castilla, Galicia y Andalucía y sobre todo, con el Ejército de África, el mejor equipado y entrenado. La mayor parte de los buques de la Armada y los marineros se mantuvieron a favor de la República y respecto a la aviación, la República tenía en sus manos la mayor parte de los aviones.

DIMENSIÓN INTERNACIONAL Y APOYOS

En un principio la Guerra Civil española había sido un conflicto interno pero poco a poco España se convirtió para Europa en el lugar donde se enfrentaban el fascismo, la democracia y el comunismo. En Noviembre de 1936 esta guerra fue motivo de inestabilidad internacional porque los diversos países se posicionaron al lado de un bando u otro: a) Francia apoyó la República, la Rusia soviética y las Brigadas Internacionales se unían al antifascismo. B) Franco tuvo el apoyo de la Italia de Benito Mussolini y de la Alemania de Hitler, así como la simpatía de los países católicos. C) En Londres se creó un Comité de no-intervención que en teoría apartaba a los países europeos del conflicto, pero sus recomendaciones solo fueron seguidas por Gran Bretaña. D) En los Estados Unidos, Roosevelt mantuvo la neutralidad a través del “embargo moral” y luego efectivo del material de guerra. En cuanto al resto de América también hubo apoyo para los dos bandos aunque solo fuera diplomático.

Frente Popular

La ayuda francesa a los republicanos españoles fue intermitente dependiendo del gobierno existente (si era más izquierdista ayudaba más). En consecuencia el gobierno republicano tuvo que recurrir a otras fuentes de aprovisionamiento, como el material de guerra soviético. La URSS, cuya ayuda en hombres fue escasa, sí mando material (tanques o aviones), pero exigía el pago inmediato y Francisco Largo Caballero se vio obligado a trasladar a Rusia una parte del oro del Banco de España en depósito como garantía de pago. Gracias a la colaboración y gestión del movimiento obrero internacional llegaron a España más de 50.000 voluntarios, las Brigadas Internacionales.

Sublevados:

La ayuda que Franco recibíó fue mucho más efectiva pese a la firma de “el Acuerdo de no intervención”. Resulto un fraude. Francia y Gran Bretaña se prestaron a cumplirlo, mientras que la Italia fascista envío material y unos 73.000 hombres, las “Unidades militares voluntarios”. En cuanto a Alemania, envío la “Legión Cóndor” que constaba de un centenar de aviones y unos 5.000 hombres que se relevaban periódicamente, así como instructores para adiestrar a las tropas franquistas. Esta ayuda no era como la de los italianos cuya colaboración se basaba en el aspecto político. En contrapartida los alemanes crearon industrias cuya misión era entrar en las sociedades mineras españolas. Franco también recibíó la colaboración de voluntarios portugueses, irlandeses y marroquíes.En cuanto al coste fue casi el mismo, pues el oro entregado a Rusia viene a coincidir con lo que costó la ayuda ítalo-alemana. La ayuda exterior favorecíó a los sublevados, puesto que las potencias fascistas fueron más decididas y no tuvieron reparos en apoyar una sublevación con tropas regulares propias y no escatimaron los envíos de material. Todo ello contribuyó a decantar el balance final a favor del General Franco. Sin duda el resultado final de la guerra se debíó a que, aunque los propósitos de unos y otros eran negativos (anticomunismo y antifascismo), los del vencedor eran mucho más claros y homogéneos, mientras que los frente populistas se lanzaron a toda suerte de experimentos revolucionarios.



Entradas relacionadas: