Géneros del ultraísmo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 4,27 KB

 

Tanto el Modernismo como la Generación del 98 son dos manifestaciones de un movimiento europeo más amplio: el modernism, que se caracteriza por: 1Reaccionar contra la literatura realista anterior.2El idealismo.3El subjetivismo.4Importancia que se le da al lenguaje.Rechazo de la realidad cotidiana.El escritor tiene dos posibilidades, huida en el tiempo o en el espacio, Búsqueda de la perfección formal, Búsqueda de la belleza, se consigue mediante el color musicalidad, Muestran tanto una fidelidad a las grandes estrofas clásicas como el gusto por ensayar variaciones sobre estos moldes métricos, La gran riqueza léxica que usaron no persigue tanto precisión, sino el prestigio, la sonoridad o la rareza del vocablo. El desgaste del lenguaje modernista hizo que surgiesen críticos y detractores desde su mismo seno, como es el caso de Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez quienes buscan el purismo.Las vanguardias españolas ocupan un espacio paralelo al anterior, cuando no compartido. La recepción de la vanguardia en España es un fenómeno bastante inmediato. Estos rechazan la herencia romántica y la herencia realista.Los rasgos que caracterizarían ese nuevo espíritu serían el experimentalismo, el juego, la asunción de los nuevos inventos,la integración de las artes, la no división entre vida y literatura, las rupturas lógicas o la libertad formal.

El ultraísmo -movimiento pionero de la vanguardia española- lanza su primer manifiesto en 1918. Junto al ultraísmo, surge otro movimiento de vanguardia: el creacionismo, si bien en la práctica ambos grupos tendían a aparecer en las mismas revistas y cenáculos literarios, sin excesivas distinciones de origen.

Hacia 1923 el impulso renovador de las vanguardias ultraísta y creacionista comienza a flaquear, y los escritores tientan caminos nuevos
. Quien mejor definirá esos valores literarios emergentes es José Ortega y Gasset, personalidad de muy considerable influjo en el panorama literario español. Su estudio La deshumanización del arte (1925), es fundamental para comprender las ideas estéticas de esa década. El nuevo arte, según este pensador, tiende a considerarse como juego y nada más. En ese sentido, el nuevo arte sí es «puro», en cuanto «deshumanizado», y también es necesariamente minoritario e impopular. La importancia del factor estético hará que se use mucho la metáfora. 

Entradas relacionadas: