Fernando VII jura la Constitución de 1812

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 21,71 KB

 

.1.- CRISIS DEL ANTIGuo de 1808 y Gu GIMEN EN España (1808-18 de Cádiz y la Constitución Cortes de las 1812 E reinado de Fernando VII:
Sus etapas. LA CRISIS DE Y guillotina oposición de España DE LA pone in a la XVI en la G la Revolución francesa se fi guerra y supone el ras la muerte en la Gran Trafa en torno al príncipe de Asturias, e que no congenia con Godoy. Un pretexto de la expedición rances las que portuguesa, las ciudades por familia real a van ocupando tarmente huida de la de Andalucía frontera ama la motín alentados (19 y desde al a pero su propósito se del palacio y obligan po de Marzo de servidumbre de Godoy a Carlos IV a 1808). Soldados, campesinos y caída abdicaren favor de su hijo Fernando V su abdicación. Entre tanto COno francesas, al general Murat, entraban en mando del y disputa de la corona Madrid. Es tropas empujar a el momento que aprovecha emperador para Napoleón padre e hijo a sus diferencias en Bay obligó a ambos a traspasarle el trono, Bonaparte. A hacer más gobierno, Con los entregaría a su hermano José su José hizo publicar el Estatuto de Bayona, una especie de constitución mantener en manos del monarca la mayor parte que, a pesar de aire liberal que cuestionaba los fundamentos prerrogativas, ofrecía un renovado a ponerse en práctica, pues lo del Antiguo Régimen.
Este texto no egaría impediría la guerra contra los francese La ocupación francesa y la no aceptación como nuevo monarca de José Bonaparte hizo que los madrileños se levantaran el 2 de Mayo de 1808 contra las fuerzas francesas ocupantes de la capital. Pocas horas después, el general Murat reprimía la revuelta fusilando a centenares de paisanos como escarmiento. La rebelión se extendíó pronto por toda España Los levantamientos de Mayo de 1808 degeneran en guerra (1808-1813), dejando un trágico balance de pérdidas humanas -más de 300.000 muertos-, destrucciones y saqueos Fue una guerra nacional y popular, pero no revolucionaria; guerra española y al mismo tiempo conflicto internacional en cuanto que Gran Bretaña apoyó a los patriotas españoles para acabar con Francia. El ideario que hizo posible el levantamiento partía de la defensa de a religión y de la monarquía, de una visión tradicional de la sociedad no compartida por la minoría liberal que, además de afirmar la nacíón frente a Francia, deseaba hacer su propia revolución. El discurso ideológico de la guerra lo proporciónó el bajo clero, que convenció a pueblo de que, mediante la guerrilla colaboraba en una cruzada contra la impiedad francesa de En la España ocupada por las tropas francesas, el rey José I trata vana emprender las reformas que el Estatuto de Bayona había proyectado, contando, para ello con la ayuda de los afrancesados, partidarios del reformismo ilustrado, pero afrancesados enemigos de eran funcionarios del Estado que en su medidas revolucionarias. Muchos pragmatismo prefirieron seguí fieles a quien ejercía el poder. Pero, odiada por la población, la 


minoría afrancesada pagó caro su colaboracionismo, con muerte tarde, con el exi e En Junio de 1808, con el doble de os levantamientos populares nstaurar régimen de José un de nesperada España desplegarse en abanico por todo el os proyectos de Napoleón. Resistencia de los españoles desbarató, en un primer momento Gerona resisten. Aunque la toma de las ciudades se preveía fáci ciudades como Zaragoza o encargado de Pero a los invasores todavía les esperaba lo peor: el ejército de Dupont, que rendí dominar Andalucía, se estrella contra las mi as del general Castaños, teñíéndose al tratarse en Bailén (19 de Julio). El descalabro alcanza una gran repercusión internacional acababa de la primera derrota en tierra de un ejército de Napoleón. Su hermano José que de egar a Madrid, hubo de retirarse rápidamente a Vitoria, y las tropas franc retrocedieron hasta el Ebro una mayor envergadura, impulsada por e a guerra adquiere Acompañado de deseo de Napoleón de aplastar de forma definitiva la resistencia española. 1808 al sus más prestigiosos generales, el emperador entra en España (Noviembre de que en frente de un ejército de hombres. El avance francés fue tan ocupa todo el país 250.000 y Napoleón semanas José Bonaparte vuelve a la capital de España salvo por la armada ingle adoptaron una Dada su inferioridad militar ante ejército invasor, los españoles novedosa forma de combat la grupo formado por antiguos soldados del ejército y voluntarios civiles y hasta que por sorpresa al enemigo en acciones valíéndose de su conocimiento del terreno y de la complicidad de la población civil. Los franceses dominaron las udades, pero el campo fue patrimonio de las partidas guerrilleras En la primavera de 1812, la guerra da un giro definitivo. Lo que en un paseo convertido en un que Napoleón a mantener en un importante de cada vez más necesarias en el de Rusia. En Julio de 1812, el general Wellington, al frente de tropas inglesas, portuguesas y españolas derrota a los franceses en Arapiles, cerca de Salamanca; los expulsa de Andalucía y entra en Madrid, obligando a José l a dejar la ciudad. Una nueva contraofensiva de los franceses restablece sus posiciones. En la primavera de 1813, el general inglés lanza de nuevo su acometida, venciendo a los franceses en Vitoria y en San Marcial (Irún). Vencido también en Alemania, Napoleón se da prisa para llegar a un acuerdo con Fernando VII, al que libera y devuelve la corona de España LA REVOLUCIÓN LIBERAL, LAS coRTES DE Cádiz Y LA cONSTITUCIÓN DE 1812 Mientras gran parte de la sociedad española se enfrentaba con las armas a los franceses, fue stando un nuevo régimen político promovido por los españoles que no acataban ni a José Bonaparte ni a las instituciones del Antiguo Régimen que colaboraban con él De esta manera, se produjo una auténtica revolución política, ya que con la familia real en Bayona y el territorio ocupado por los franceses se produjo un gran vacío de poder. Para enar este vacío surgieron una serie de juntas, organismos de ámbito local y tares y letrados de provincial, formadas por hombres de la aristocracia y el clero. Una única junta a la que deología dispar, que, ante la presión británica para que se formara Central Suprema en apoyar en la guerra contra los franceses, establecieron la Junta presidencia del vi Aranjuez (Septiembre de 1808), bajo gubernativo. Del ejérc tomó para sí los poderes soberanos y se erigíó en máximo órgano huyendo Junta Central Suprema tuvo que establecerse en Cádiz, una Regencia en Enero de 1810 francés. Desacreditada por las derrotas, dio paso. Embros, muy colectiva una especie de gobierno provi Compuesto por nco de una nutrida conservadores, pero sometidos a la presión ambiental de udad, sede de juntas, burguésía mercantil y de importantes colonias de comerciantes extranjeros. Ante la presión de estos círculos liberales y la formación en las colonias 
obligada a convocar Cortes Generales en Septiembre de 1810. Estas Cortes prolongan su actividad hasta la primavera de 1814. Un conjunto de decretos, y sobre todo la Constitución de 1812, manifiestan su deseo de trasformación del país mediante la aplicación mportantes reformas que debían convertir España en una monarquía liberal y as clases medias con formación intelectual: ares y catedráticos, aunque no faltaban tampoco parlamentaria Predominaban en las Cortes abogados, funcionarios, del clero y de la nobleza. Miembros de la burguesía industrial y representantes No había, en cambio, representación alguna de las masas antiguas Desde su comienzo, las Cortes demostraron que en nada se parecían a las Cortes Al en Asamblea y asumir la soberanía diputados gaditanos ponían en marcha la revolución liberal que contaba ya con el precedente Francia 1789. Asimismo, con la concesión de iguales derechos a todos los ciudadano ncluidos los de América, convertían España y sus colonias en una única nacíón repartida a ambos lados océano. De inmediato tres grandes tendencias e la cámara gaditana pol berales este término como etiqueta ntegrados por abogados, funcionarios y clases medias, eran partidarios de reformas revolucionarias. Fueron los que lograron imponer sus criterios El centro, formado por los de Jovellanos, deseaban una soberanía compartida entre nacíón y el rey, con un Parlamento bicameral en el que, en una cámara representados los notables del reino. Aunque sale derrotado, su criterio servirá de base a la mayor parte de las constituciones "moderadas' del Siglo XIX. Amados despectivamente "serviles", formado por nobleza y clero Los absolutistas pretendían mantener el viejo orden monárquico en el que la soberanía emana del rey Con una prensa adicta, y después de siglos de bloqueo informativo, los liberales se dan prisa en hacer aprobar el decreto de libertad de imprenta, que suprimía la censura para los escritos políticos, pero no para los religiosos. A impulsos del pensamiento ilustrado las Cortes de Cádiz desmontan la arquitectura del Antiguo Régimen, aboliendo los señorios jurisdiccionales, que impedían e reforzamiento del Estado ya que la mitad de los pueblos y dos tercios de las ciudades alguna dependencia del clero y la nobleza. Son derogados, los españolas manténían todaví gremios, una estructura medieval tachada de inoperante desde de Caros para dar paso a las modernas relaciones de producción liberal capitalista. El Concejo de reconociendo el derecho de los pueblos a acotar sus tierras Comunales Las Cortes también legislaron en materia religiosa, después de acaloradas disputas entre los diputados, se decretó la abolición de la Inquisición, presentada como un obstáculo a la libertad de pensamiento y el desarrollo de la ciencia Entre las reformas políticas, la más importante fue la aprobación, el día de san José de una Constitución Constituye la primera ley fundamental aprobada por un Parlamento nacional en la historia de España: La Pepa". Sus principios básicos se inspira en la Constitución francesa de 1791 y son los siguientes Estado soberanía nacional. Su idea de la nacíón quedó plasmada en el diseño de un de los unitario, que afirmaba los derechos de los españoles en su conjunto por encima paso de cada De esta forma, la Constitución de 1812 daba un nuevo en el proceso de centralización política y administrativa emprendido por los primeros Borbones Montesquieu. El poder legislativo reside División de poderes, según el esquema de universal masculino. El poder en las Cortes unicamerales elegidas por sufragio que s ejecutivo lo ostentaba el rey y el judicial, los tribunales. El régimen político creaba era el de una monarquía parlamentaria. Constitución fijaba una Reconocimiento de los derechos individuales y colectivos. La 
una fiscalidad común, un ejército nacional y un mercado reconocía la burocracia centralizada, libre de aduanas interiores. Además, Estado. Con propiedad o la inviolabilidad del religión única y oficial del las del domicilio este artículo liberales intentaban ganarse al clero, bien representado en os el regreso de Fernando que se negó a Constitución, en para implantar las obstante, de 1812 entrar América a lo largo del Siglo XX EL REINADO DE Fernando VII: SUS ETAPAS Sexenio absolutista (1814-1820) absolutistas a la expectativa de la postura que tomase El fin de la guerra colocó a liberales y ofrecimiento de primavera Fernando VII aceptar el de 181 al poco tocar el rey tierra espanola y Esta de empo de con firmantes rechazaban de forma rotunda la ejército contaba, adem Manifiesto de los Persas, qu Mayo de 1814, Fernando convocatoria de las Cortes de Cádiz y anula toda su obra VII declara ega situación legisladora. Con el Golpe de Estado fernandino, España volvía a la anterior a la "francesada represión elegía los colaboradores del gobierno de Bonaparte, obligados muchos de ellos a el camino del exilio ida la libertad de prensa y Apoyado en la Iglesia y los erratenientes, el rey resucita la Inquisición, qu en seguida se pone manos a la obra con la retirada de cientos de publicaciones del periodo de la guerra. Los jesuitas vuelven a España, donde se mantendrán hasta el próximo estallido libe Bajo la protección del rey, la Iglesia inaugura su cruzada "contra una época de desorden y críMenes" y colabora gustosa con el Santo Oficio delatando a los liberales. Sin embargo, la alianza entre el trono y el altar no cosecha los frutos esperados: Cuando la lglesia exige la devolución de sus tierras, vendidas en el reinado anterior, Fernando VII se niega a satisfacerla confirmando la nueva distribución de propiedad en manos ahora de latifundistas af al gobierno Desde la vuelta de Fernando VII, muchos militares que lucharon contra los franceses se oponen a la restauración del Antiguo Régimen y algunos conspiran por el restablecimiento de las leyes de Cádiz con la ayuda de las sociedades patrióticas o la masonería. La reacción de 1814 había cortado de raíz los primeros brotes de modernización de un ejército cargado de oficialidad, en el que conviven los profesionales al estilo borbónico con los paisanos ascendidos de la guerrilla y los generales absolutistas con la oficialidad rabiosamente liberal Erigidos en guardianes del liberalismo, distintos oficiales desahogan su decepción en una serie de intentonas golpistas encaminadas a liquidar el absolutismo de Fernando VII y poner en vigor la Constitución gaditana. Espoz y Mina en Pamplona, Díaz Porlier en La Coruña y Lacy en Barcelona fracasan en su empeño El Trienio Liberal (1820-1823) Las dificultades del Sexenio absolutista y el malestar de la población configuran una situación insostenible que estalla en 1820 cuando el comandante Rafael Riego, al frente de unas tropas dispuestas en Las Cabezas de San Juan, cerca de Cádiz, para su traslado a América, se levanta a favor de la Constitución de 1812. El pronunciamiento encuentra apoyos en otras guarniciones de la península, que hacen ver a Fernando VII que debe cambiar de política y aceptar el régimen constitucional. Mientras tanto, surgen juntas berales en distintas ciudades, que dirigen los ayuntamientos según el modelo de 1808 hasta uníón de las Cortes. De esta forma comienza la segunda experiencia revolucionaria 
a vida pública en mayor grado que Cádiz, pero española, que resiste tres años, que ca escaso respaldo social y político del dado que se salda con un fracaso, explica beralismo en el país Desde poder, liberales e nan la Inquisición, imponen el sistema fiscal aprobado en suprimen a y confirman la leyes que garantizan los derechos y libertades de los ciudadanos. La lglesia fue la robarse la supresión de las órdenes monacales y la nstitución más castigada os monasterios Con su venta en pública subasta, los desamortización de tierras de berales pretendían rebajar la deuda pública bertad de opinión nacen numerosas tertulias y centros de debate que Al abrigo de bajo la forma de sociedades patrióticas, promueven los primeros periódicos en defensa de orden constitucional y esbozan los futuros partidos políticos. La prensa -muy abundante durante el Trienio em eza a convertirse en un poderoso instrumento de acción política servicio de los partidos. Es época también de canciones y tonadillas como el "Trágala o Himno de Riego La aplicación de las reformas provoca en seguida la ruptura del bloque liberal en dos grupos de gran trascendencia posterior. De un lado, los hombres que participaron en las Cortes de Cádiz, ahora moderados, y de otro, los jóvenes seguidores de Riego, los denominados exaltados. Aprendida la lección de 1814 cuando nadie se movíó en defensa del orden constituciona os moderados querían reformar la Constitución para restringir la plena soberanía del pueblo median un sufragio censitario y una cámara alta en las Cortes. Por e contrario, los exaltados defendían el sufragio universal y unas Cortes unicamerales, expresión de la soberan nacional. De estos post ados arrancaría la fractura del liberalismo español y su división en moderados y progresistas a lo largo del Siglo XIX Los primeros gobiernos del Trienio liberal, hasta Agosto de 1822, estuvieron en manos de moderados, como Agustín de Argüelles y Francisco Martínez de la Rosa. Los gabinetes moderados apenas si pudieron gobernar, hostigados por la reacción absolutista y La oposición al régimen la encabezan militares profesional el clero y contrarrevolucionaria. Sectores del campesinado opuesto a las reformas liberalizadoras de la propiedad de l que constituyen partidas armadas de voluntarios realistas, que cuentan con el apoyo no disimulado de Fernando VII, a quien se presenta como pri de los liberales. Alentada por amplios sectores de la Iglesia irritado con la política anticlerical del Gobierno l insurrección gana terreno en Navarra y Cataluña. La escalada contrarrevolucionaria radicalizó a los liberales, que en Agosto de 1822 forman un gobierno "exaltado", bajo Álvarez Mendizábal y Alcalá Galiano, dispuesto e seguida a aplastar, con la ayuda del ejército y de la milicia nacional, los focos de rebelión Los enfrentamientos casi estaban degenerando en Guerra Civil cuando en Abril de 1823 un ejército francés dirigido por el duque de Angulema, conocido por los Cien Mil Hijos de San Luis, respaldado por las potencias absolutistas de Europa, entró en España con el fin de restablecer a Fernando VII en la plenitud de su soberanía. Nada pudieron hacer los liberale ante unas tropas que doblaban las suyas, y ni siquiera consiguieron movilizar al pueblo en la defensa de un régimen que no había prendido en la sociedad española. La Década ominosa (1823-1833 Con las manos libres, el rey invalida, el primero de Octubre, toda la legislación del trienio y pone fin a este segundo intento de revolución liberal. Para respaldar el nuevo viraje absolutista, buena parte del ejército francés permanecería en España durante cinco años Desde 1823 hasta su muerte, Fernando VII gobernó como monarca absoluto Recuperado su poder desató una durísima represión que golpeó, sobre todo, a políticos funcionarios, hombres de letras y oficiales del ejército. El país vuelve a cerrarse a novedades del pensamiento y la ciencia, a la vez que el ministro Calomarde suple su policía la labor represiva de la Inquisición, que el jefe militar francés impidió resucitar. Var miles de españoles se ponen a salvo en el exilio, donde conspiran abiertamente contra los gobiernos de Fernando VII a la espera de su oportunidad. Durante los seis primeros años 
estarán en Gran Bretaña y, a partir de 1830, el triunfo del uberalismo en Francia les ofrece un unque ahora se ernando VII significo el para lograr introducen algunas reformas nueva restauración absolutista de F parcial del Antiguo Régimen. Colaboración de los los un liberalismo Sobre del existentes se crea en 1823 el Consejo de órgano de monarca, en quien descansa ejecutivo. De ministros estables anual del Estado Ballesteros, reorganiza la Hacienda, presupuesto la pérdida del y aborda el eterno problema de la deuda pública, agravado desde Imperio americano A partir de ese año se inaugura una fase de autarquía económica con beneficio lo nuevas y el comercio exterior en Fernando de la industria nacional Las trasformaciones impulsadas por los gobie de VII encuentran eco en la iniciat privada, que monta n Marbella y mecaniza textiles tiempo que la bolsa de Madrid abre puertas. Pero n a mejoría económica ni el crecimiento demográfico consiguen cambiar el de un país que arrastra males: escasa credibilidad del Estado respecto al pago de su deuda, estancada. Y carreteras. Etc. Un Dos grave amenazas de continuo sobre los Fernando V lado de o os exaltados, con sus en el sociedades secretas, a preparar que, carentes de apoyo la ejecución de sus dirigentes realistas Empecinado, Torrijos); de otro, los puros o ultras, sector más reaccionario y clerical del absolutismo, que cuerpo de Fernando VII, al que acusan de su armado y que ahora de rea las partidas que lucharon contra el liberalismo del trienio se sienten despreciadas por los militares. A de 1826, más fuerza y se identifica con la figura de Carlos María Isidro hermano del monarca y su supuesto heredero, por falta de descendencia real. En la primavera del año siguiente, la rebelión de los realistas "agraviados como ellos se amaban azota as zonas rurales de Cataluña. Otros levantamientos en Navarra, Castilla y La Mancha son castigados con gran dureza Toda esta gran inestabilidad p ca se ve aumentada en 1830. La revolución liberal triunfado en Francia de que los no esperar más ayuda sus vecinos, y en Madrid, cuarta mujer de Fernando VII, María Cristina, le ha dado heredera, la princesa Isabel. Antes de su nacimiento, su padre hab una Pragmática Sanción redactada por las hecho publicar Cortes en 1789, que a sucesión tradicional permitiendo reinar a las mujeres. Esto significaba un triunfo de los circulo liberales que se reúnen en torno a la reina María Cristina con el fin de promover una c apertura del régimen. Los partidarios de Carlos aprovechando la grave enfermedad del rey, obtienen en 1832, por medio del ministro Calomarde, un nuevo documento en el que se deroga la Pragmática Sanción. El complot, sin embargo, se vuelve contra Recuperado Fernando V confirma los derechos sucesorios de su hija deshace colaboradores más reaccionarios y forma un nuevo gabinete, presidido por Bermúdez, apoyos del liberalismo moderado y autoriza el retorno los exiliados, al tiempo que toma medidas contra los voluntarios realistas. En Septiembre de 1833 muere Fernando VII, y su viuda, María Cristina, hereda en nombre de su hija lsabel la corona de España, que también reclama para si Carlos María Isidro, apoyado por los últimos defensores del Antiguo Régimen los carlistas, que llevaban unos meses preparando su levantamiento

Entradas relacionadas: