Federico echevarria proteccionismo

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 22,46 KB

 
La industria española se basó en dos sectores: la textil catalana y la siderurgia vizcaína
. La siderurgia, tras un primer intento en Marbella, donde fracasó y un segundo en Asturias, donde no tuvo gran éxito por falta de financiación, se asentó finalmente en Vizcaya, donde había abundante mineral de hierro, de gran calidad, de fácil extracción y próximo al mar. Este hecho, basado en los Altos Hornos (1902) y en la instalación del “Convertidor Bessemer”, supuso, además, el tendido de todo un complejo de medios de transporte,como ferrocarriles,Junto con el primer tendido eléctrico de Vizcaya en la zona de embarcaderos de Lutxana. Pero lagrancompetencia de la industria europea, que ya llevaba más de medio siglo funcionando, hacía que el desarrollo de la siderurgia en Vizcaya y el del resto de los sectores industriales en España fuera difícil. Además de luchar por el asentamiento y el desarrollo de la industria, la siderurgia vizcaína tenía que enfrentarse a la llegada de productos más baratos que los nacionales del exterior.Por esta razón, el proteccionismo fue muy demandado por burgueses y oligarcas, dueños de fábricas, durante todo la Restauración. El sistema canovista, a pesar de la prohibición de los aranceles de la “Ley de libertad económica” del Bienio Progresista (1855), impuso un régimen arancelario a los productos extranjeros (1891) gracias al cual el hierro y el acero español, a pesar de su coste elevado, se consumía en el país. Así se favorecía la producción nacional (capital nacional). La siderurgia vizcaína se vio muy beneficiada por el proteccionismo gracias al cual pudo hacer frente a la competencia extranjera, convirtiéndose en la principal zona productora de hierro, lo que derivó en el desarrollo de otros sectores industriales como el naval, químico y metalúrgico (astillero y más infraestructuras). El autor pone como ejemplo empresas importantes de la zona de Vizcaya como Altos Hornos, fundada por tres familias:
Chávarri, Ibarra y Echevarría, que en ese momento desarrollaron su negocio al amparo de esa Ley. Sin embargo, el Tratado hispano-alemán rompía este marco proteccionista, por lo que, según el autor, se comenzaba el camino hacia la destrucción de toda la industria presentey futura.A pesar de los proyectos Tratados de Comercio con el extranjero, como el citado en el texto, la Ley Arancelaria de 1891se mantuvo y se aseguró en 1896 con nuevas medidas proteccionistas, para proteger la industria nacional.//
Como conclusión, indicaremos que la industrialización tomó fuerza durante la Restauración, ya que el turnismo y el bipartidismo lograron una estabilidad. En el País Vasco este proceso industrializador no fue homogéneo, ya que Araba lo realizará en la segunda fase del Franquismo, Guipúzcoa en las primeras décadas del XX y Vizcaya a finales del XIX, durante la Restauración. Este proceso industrializador conlleva la aparición de una nueva clase social, el proletariado, que reivindicará mejoras en sus condiciones de vida a través del movimiento obrero.A pesar del fuerte desarrollo industrial a finales del Siglo XIX, la industria española y vasca aún no estaba capacitada para hacer frente a la competencia de productos extranjeros más baratos. Las fábricas vizcaínas dependían exclusivamente de la Ley Arancelaria y del proteccionismo para poder prosperar. Por ello, los burgueses y oligarcas, dueños de la siderurgia vasca y de la industria textil catalana, lo demandarán constantemente durante la Restauración, oponiéndose por completo a su supresión como fue el caso de Federico Echevarría en 1893 contra los Tratados de comercio.finalizar, destacaremoimportancia de este texto, en el que Federico Echevarría defiende el proteccionismo y la Ley Arancelaria, importantes ya que sin ellos no habría sido posible el desarrollo de la industrialización en el País Vasco. Destacó la industria siderúrgica, y se crearon empresas como Altos Hornos.

Entradas relacionadas: