Fecha creación directorio militar Primo de Rivera

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,28 KB

 

E.A. 110

Con el Golpe de Estado de Primo de Rivera, llevado a cabo sin derramamiento de sangre y con apenas oposición política se instauró una dictadura que contó con el apoyo de Alfonso XIII, la burguésía (en especial la catalana), la oligarquía, la iglesia y el sector mayoritario del PSOE. Esta dictadura se extendíó del año 1923 hasta el 1930, cuando Primo de Rivera presentó  su dimisión y se exilió a Francia. 

Directorio militar: tuvo lugar entre el año 1923 y 1925; Alfonso XIII nombró a Primo de Rivera presidente del directorio, un gobierno formado exclusivamente por militares. Lo primero que hizo fue declarar el estado de guerra en todo el país, la suspensión de la Constitución, la disolución del Parlamento y la ilegalización de los partidos políticos y organizaciones obreras. Abolíó la Mancomunidad Catalana y prohibíó el uso de símbolos catalanistas y redujo el uso del catalán al ámbito privado. 

Para acabar con el caciquismo se disolvieron los ayuntamientos, reemplazados por juntas de vocales, y elaboró un estatuto municipal y otro provincial. Esto hizo que se sustituyesen unos caciques locales por otros, que solo debían rendir cuentas a las autoridades militares. Se instauró una política de orden público muy represiva que se dirigíó principalmente a la CNT y se prohibieron también las manifestaciones y huelgas y se encarceló a los dirigentes obreros. Se redujeron los conflictos laborales y terminó la violencia social y el pistolerismo. 

Primo de Rivera era consciente de que debía mantener el apoyo del ejército, por lo que intentó poner fin al conflicto de Marruecos, interviniendo en 1925, y consiguiéndolo. 

El pretendido carácter regeneracionista del Directorio Militar se concretó en una legislación social: reguló el trabajo de la mujer, promovíó la construcción de viviendas destinadas a obreros e impulsó una política de inversiones en obras públicas para reducir el empleo. Estos éxitos dieron fama a Primo de Rivera, que decidíó cambiar la composición del directorio en 1925. 

Directorio civil: tuvo lugar entre 1925 y 1930; se establecíó un Directorio Civil con el objetivo de abandonar la excepcionalidad política iniciada con el golpe militar y regresar a la normalidad, institucionalizando el nuevo régimen y cediendo protagonismo a los civiles. Para ello se formó un nuevo gobierno presidido por Primo de Rivera. 

Esta transformación mostraba que Primo de Rivera pretendía consolidarse en el poder y contar con el apoyo de los sectores conservadores, la banca y la industria. Para ello se aprovechó de la buena situación económica internacional para realizar una reactivación de la economía. El Directorio Civil llevó a cabo una reorganización de las instituciones del Estado siguiendo el modelo de Mussolini. En 1924 se creó la Uníón Patriótica, un partido con una ideología indefinida cuyo objetivo era promocionar el apoyo social a la dictadura. 

A la nueva formación política se unieron funcionarios del régimen, militares, integrantes de organizaciones católicas... Estaba destinada a convertirse en el instrumento político del nuevo régimen. Como órgano auxiliar estaba el Somatén, una fuerza armada ciudadana con capacidad para apoyar a la policía y al ejército en momentos de conflictos internos. 

Final: la crisis económica de 1929 alcanzó también a España, lo que hizo que aumentase el desempleo y el descontento social. La dictadura fue perdiendo sus apoyos, y la situación política, económica y social volvía a ser grave e iba a empeorar. En 1930Primo de Rivera enfermó y dimitíó; Alfonso XIII trató de volver al régimen constitucional, instaurando la “dictablanda.” La oposición republicana llegó rápidamente, y se establecíó en 1930 en Pacto de San Sebastián, un acuerdo para poner fin a la monarquía. 

En 1931 se convocaron elecciones municipales y se acaba proclamando la Segunda República y el Comité Revolucionario, y el rey abandonó España de camino al exilio. Así, el fin de la monarquía se debíó al deterioro del sistema político iniciado con la crisis del 98, que culminó con la dictadura militar.

Entradas relacionadas: