Farmacia

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,59 KB

Etapas de industrialización farmacéutica en España:

Ca. 1850-1870: las farmacias centrales y los laboratorios de manipulación de materias primas naturales.

Ca. 1870-1914 el embrión de la industria galénica española, muy pendiente del extranjero

Ca. 1914-1936 Proteccionismo y registro de especialidades (1919). Consolidación de la industria farmacéutica española del específico.

Post. 1939 Desarrollo de la industria química- farmacéutica y de los centros productores de maquinaria farmacéutica.

El medicamento industrial: remedios secretos, específicos y especialidades farmacéuticas

El formato estrella, la cara visible de la revolución terapéutica fue el “específico” que acabaría con el predominio ancestral de la fórmula oficinal e incluso, del “remedio secreto”

Estos términos (el de remedio secreto y específico, incluso el de especialidad farmacéutica) fueron a menudo tratados como sinónimos por los detractores del medicamento industrial.

Su diferencia vendrá dada por los adelantos científicos y técnicos; las reglas económico-comerciales propias del sistema capitalista; la actitud de los profesionales del medicamento hacia estos nuevos planteamientos terapéuticos.

Remedios secretos: Remedio, algo capaz de curar una enfermedad o que al menos se emplea con este fin. Remedio secreto: remedio no conocido más que por un grupo reducido de personas, cuya naturaleza o composición queda fuera del alcance de profesionales y pacientes.

Específicos. Concepto: Los remedios secretos, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XIX estaban prohibidos en la mayoría de países, al contrario de lo que sucedía con las especialidades farmacéuticas. Entre el ilegal remedio secreto y la tolerada, en algunos casos promocionada, especialidad farmacéutica, se situaba al específico, un concepto ambiguo que, a menudo, se confundía con el uno o con la otra.

Mientras que el  remedio secreto es hijo de la terapéutica más tradicional fundamentada en la polifarmacia y en tratamientos farmacológicos empíricos (tipo panacea), el específico, aun manteniendo su fórmula en secreto, es el principal exponente de la moderna farmacología, sustentando en principios activos vegetales.

Reconocimiento legal. 30/6/1892: Ley de Timbre, por la que se granan? Fiscalmente determinados artículos destinados al consumo o a otros menesteres.

Real orden de 12/6/1893: especifica “ (…) se entenderá por específico a los efectos del párrafo octavo del art. 179 de la vigente Ley de Timbre del Estado, aquel medicamento nacional o extranjero, designado con el nombre de sus componentes y el autor que lo ideó o confeccionó no inscrito en la farmacopea oficinal o que aun instándolo, se expande por unidad de envase (frasco, botella, caja o paquete) que lo contiene con etiqueta impresa.

Específicos: los primeros elaborados en España

Salvo casos aislados, la elaboración de específicos por parte de boticarios españoles no se inició hasta después de la revolución de 1868.

Apoyo gubernamental: el Decreto-Ley de 12/4/1869 por el que se modificaba sustancialmente la definición de remedio secreto hasta entonces vigente.

Al comenzar el último cuarto del siglo XIX, el farmacéutico español seguía preparando sus propias fórmulas magistrales y oficinales, pero alternaba estas labores con la dispensación de específicos, principalmente fabricados en el extranjero aunque cada vez eran más numerosos los procedentes de colegios españoles, casi todos asentados en Cataluña.

Características de los primeros específicos elaborados en España:

Poco originales, amparados en la nueva definición de remedio secreto; elaboración al por mayor de los tradicionales preparados farmacéuticos; instrumental sencillo; elaboración en reboticas; materias primas naturales; la adaptación de las nuevas formas farmacéuticas a la industria española.

Especialidades farmacéuticas. Concepto: Para la mayor parte del colectivo farmacéutico, el específico era sinónimo de secreto, ilegalidad, arbitrariedad terapéutica, mercantilismo e ineficacia; y la especialidad farmacéutica de antisecretimo, legalidad, eficacia y criterio científico. “Todo medicamento cuya preparación representa estudios particulares, exige una técnica especial y demuestra un adelanto terapéutico” (Gelpi, 1897) Principales elemento definitorios de la primigenia especialidad farmacéutica: estética, tecnología industrial, ciencia química y elaboración por profesionales altamente cualificados (sólo los boticarios son capaces de prepararlos)

Reconocimiento legal Primera definición española: primer reglamento para la elaboración y venta de especialidades farmacéuticas (1919), allí se define como “todo medicamento de composición conocida distinguida con el nombre del autor o denominación convencional, dispuesto en envase uniforme y precintado para la venta”.

Fin de la polémica nomenclaturral entre específicos y especialidad farmacéutica, estableciéndose un modelo hegenómico hasta la actualidad.

La polémica española en torno al específico

La presencia extranjera: La permisividad de los aranceles aduaneros (1841-1864) y posterior desconcierto legislativo. En 1893, el 70% de las ventas brutas realizadas por los farmacéuticos españoles correspondían a medicamentos extranjeros, siendo el principal proveedor Francia. Los intentos de frenar la colonización extranjera: el Colegio de Frmacéuticos de Barcelona. Posición de los farmacéuticos: no sabemos si son medicamentos y si son medicamentos sólo los farmacéuticos pueden venderlos.

Las primeras iniciativas aperturistas Revista Farmacéutica Española, 1865: que vengan medicamentos extranjeros buenos y eficaces pero que los dispensen los farmacéuticos, no los drogueros o peluqueros.

La posición tradicionalista Dicen la posición del farmacéutico en base a que todo el mundo pueda vender medicamentos. La “reconsideración farmacéuticas”: “una farmacia sin específicos es en nuestros días un campo desierto, salvo raras excepciones”.

Entradas relacionadas: