Existencia de Dios duda metódica

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,49 KB

 

Descartes, Filósofo francés del Siglo XVII, estudió en una escuela de jesuitas y pronto ya Mostró su interés por las matemáticas, única disciplina que según el nos aporta ‘’certeza’’. Por ello buscará hacer de la filosofía un conocimiento tan fiable Como pudieran serlo las matemáticas o la geometría. Pero, ¿Cómo consigue con Ese método conducirse hacia el conocimiento de la verdad?.

Descartes Considera que hay dos formas de conocer o llegar a la verdad. Por un lado, el Conocimiento por intuición, o lo que es lo mismo conocer algo de manera Inmediata ya que se ha presentado ante nosotros de una forma tan clara que no Podemos dudar de su veracidad (el conocimiento de los axiomas) y el Conocimiento por deducción, que como dice su nombre, lo deducimos a partir de Ciertas premisas (el conocimiento de los teoremas).

Pero no todo es Tan simple pues estas dos formas de conocer están articuladas en torno a cuatro Reglas: la de la evidencia, con la cual no debo aceptar algo que no se presente Ante mi de manera evidente o tenga algún tipo de relación con el mundo Sensible; la regla del análisis, con la cual descompongo los problemas en las Ideas más simples y claras, pues de estas no podemos dudar; la regla de la Síntesis, con la cual realizamos justamente lo contrario, es decir, construimos Las realidades más complejas a partir de las simples para así conocer lo que se Deriva de esos principios primeros y finalmente, la regla de enumeración, con La cual se comprueba y se revisa que no haya habido error alguno en todo el Proceso, ya que solo así estaremos seguros de su certeza.

Tras esto Descartes buscará construir su ontología para así encontrar una verdad sobre la Que levantar el nuevo edificio metafísico. En primer lugar insiste en no Aceptar nada de lo que no se este absolutamente seguro de su existencia y para Levantar su metafísica aplicará lo que se denomina ‘’duda metódica’’ que Consiste en poner en duda todos los posibles conocimientos verdaderos para Determinar si entre ellos podemos encontrar una verdad firme analizándolos por Separado. Obviamente, no se pueden poner en duda todos por ello se decanta por Agrupar los saberes atendiendo a la fuente de conocimiento. En primer lugar al Conocimiento sensible lo considera muy poco fiable, pues en ocasiones nos ha engañado Y a veces somos incapaces de distinguir entre el sueño y la vigilia. El Conocimiento matemático afirma que aparentemente no hay motivos para dudar de Él pero, sin embargo, también afirma que podemos dudar de la veracidad de las Matemáticas presentando la tesis del Dios engañador (Deus deceptor) ya que como En ocasiones nos equivocamos con los razonamientos matemáticos, no podemos Estar seguros de que tales ideas no sean producto de un genio maligno que las Ha puesto a nuestro entendimiento para confundirnos.

Entonces, Después de tirar por tierra todo el conocimiento humano, Descartes señala que De lo único que podemos estar seguros es de que yo existo como ser que piensa, Descubre el Yo (‘’res cogitans’’), de manera absolutamente clara por intuición. La expresión ‘’ Pienso, luego existo’’ le proporciona a Descartes un modelo de Verdad, un apoyo para reconstruir racionalmente el mundo. A partir de aquí, es El momento de construir las realidades más complejas.

Para demostrar La existencia de un mundo que previamente se había rechazado, Descartes va a Examinar las distintas ideas que hay dentro de nuestra mente, distinguiendo las Adventicias, las facticias y las innatas para así comprobar si alguna de ellas Puede justificar por sí sola la existencia de un mundo extramental, ya que si Encontrase alguna idea que su mente no hubiera podido crear entonces tendría Que aceptar que está allí por otra cosa independiente de él, llevándole a Aceptar algo fuera de su mente.

El sabe que Dentro de nuestra mente hay una idea diferente a todas las demás, una idea Referente a un ser infinito y perfecto que no ha podido ser producto de nuestra Mente. Con esto demuestra la existencia exterior de la Idea de Dios (‘’res Infinita’’) mediante tres argumentos: el argumento de la infinitud, mediante la Cual explica que nuestra mente es una realidad finita y no puede ocurrir que Una realidad finita sea la causa de un efecto infinito y por tanto debe haber Una realidad infinita que sea la causa de la idea de infinito; el argumento de Dios como causa de mi ser, puesto que si yo hubiera producido todas las Perfecciones que poseo, también me habría dado las que no poseo. Y por último, El argumento ontológico, que se basa en las propiedades necesarias que tiene Que tener una idea para ser dicha idea.

Con todo ello Ya se han demostrado dos substancias ( Dios y nosotros mismos ) pero ahora le Falta demostrar la existencia del mundo, el cual demuestra a partir de Dios, Diciendo que en virtud de su perfección y bondad no nos engañaría, pues el no Pondría en nuestra mente una idea que nos llevara al engaño o la confusión. De Esta manera queda descartada la hipótesis de la existencia de un Dios engañador Y queda demostrada una nueva substancia : el mundo (‘’res extensa’’).

En conclusión, Con este método Descartes consigue justamente lo que se propone, demostrar la Existencia de aquello que resulta evidente, y hacer de la filosofía una ciencia Que proporcione un conocimiento fiable

Entradas relacionadas: