Existencia de Dios duda metódica

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,36 KB

 

La primera verdad: "cogito ergo sum"


Una vez aplicada la duda llegamos a la 1era certeza que D estaba buscando: mientras dudo estoy seguro de que estoy dudando, pensando y x tanto existiendo al menos como un ser que piensa. Esta verdad esta fuera de toda duda: "Pienso, luego existo". Esta verdad indubitable, intuida inmediatamente se convierte en el 1er principio de la filosofía, el punto de partida desde el que se reconstruye el edificio del conocimiento. Afirmar "pienso, luego existo" significa el reconocimiento del yo como una cosa o sustancia que piensa, duda, quiere, afirma, niega, entiende... Y que tiene existencia independiente del cuerpo cuta existencia nos estamos seguros. El `"pienso, luego existo" es la primera verdad y el criterio de verdad pues solo aquella verdad que se presente tan clara y distinta como esta, se admitirá como evidente y x tanto fuera de duda. Una vez hallada la 1era verdad, D se encuentra con el problema de que unicamente esta convencido de su propia existencia. La existencia del cuerpo no es indudable, la del pensamiento si. El yo se da cuenta con total seguridad de que existe cuando piensa, en cambio le es posible suponer que carece de cuerpo.  D cae en el problema del solipsismo, significa no poder probar la existencia de seres diferentes de uno mismo. Le lleva a caer en este problema su alto nivel de exigencia a la hora de aceptar ideas como verdaderas, para D el cogito no solo es el punto de partida, también es el modelo de toda verdad que pueda ser admitida en su mente.
La superación de este problema la va a realizar D demostrando la existencia de Dios a partir del análisis de las ideas de su propia mente.

Clasificación de las ideas


Para solucionar el problema del solipsismo habrá que buscar dentro de la propia mente, pues la experiencia es sospechosa de falsedad. En la mente hay ideas y sera preciso buscar entre ellas alguna otra verdad cierta aparte de la existencia de uno mismo. D clasifca las ideas en 3 tipos según su origen: -adventicias: son todas aquellas que parecen provenir de un mundo exterior. No son fiables porque los sentidos, que son su camino para llegar al yo, son dudosos. -Facticias: aquellas que han sido construidas x la propia mente a partir de otras ideas. Son menos fiables que las adventicias porque provienen de ellas. -innatas: ideas con las que la mente nace y no dependen de la experiencia porque no proceden del exterior. Entre estas ideas encontramos la idea innata de un ser perfecto e infinito, Dios. A partir del análisis de tal idea D llegara a demostrar la existencia de Dios superando así el solipsismo y encontrando una garantía para el conociemiento.

Demostración de la existencia de Dios


D utiliza 3 argumentaciones para demostrar la existencia de Dios. En las 2 primeras se recurre al principio de causalidad, como ya hizo Santo Tomás, aunque a diferencia de las vías tomistas, estas argumentaciones no toman como punto de partida la realidad sensible sino la idea de ser perfecto que encontramos en nuestro entendimiento. Esta idea no puede ser ni adventicia ni facticia, no procede del mundo exterior ni tampco de nuestra imaginación, debe ser innata. -argumentación: toma como punto de partida la idea innata de perfección.
Yo no puedo ser la causa de la idea de perfección que encuentro en mi entendimiento porque entre la causa productora y el efecto producido debe haber proporcionalidad y entre yo que soy un ser imperfecto ya que dudo y la idea de perfección no hay proporcionalidad alguna. Semejante idea solo ha podido ser puesta en mi x un ser que es perfecto. Así que Dios existe como ser perfecto causa de mi idea de perfección. -Argumentación: demuestra la existencia de Dios a partir de la propia existencia del yo, ya que yo no puedo ser causa de mi mismo pues si lo fuera me hubiera dado todas esas cualidades cuyas ideas encuentro en mi pensamiento, infinitud, omnipotencia y omnisicencia y que en realidad me faltan. El hecho de mi propia existencia demuestra que Dios existe. -Argumentación: es una reformulacion del argumento ontológico de San Anselmo. En la idea de Ser Perfecto va incluida su existencia pues de no ser así carecería de una perfección, la existencia, y no seria el Ser Perfecto. Al ser la definición de Dios la de un ser que posee todas las perfecciones y al ser la existencia una de esas perfecciones necesariamente Dios debe tener la existencia, pues estaría exigida de esta manera x su propia esencia. Dios es un ser perfecto y en virtud de su perfección no puede haber puesto en nuestra mente ideas que son puras ficciones, pues si hubiera hecho esto no seria perfecto, habría tratado de engañarnos, lo que le convertiría en un ser maligno y x tanto no seria Dios. En virtud de su perfección y de su absoluta bondad Dios no puede permitir que nos engañemos por lo que debo confiar en que mis representaciones del mundo no son puras ilusiones sino representaciones verdaderas del mundo fuera de nuestra mente. Una vez establecida la existencia de Dios, D demuestra la existencia de la realidad extramental, física y corpórea y la verdad de nuestros racionamientos matemáticos, ya que siendo Dios bueno y veraz no puede querer engañarnos haciéndonos creer que existe el mundo cuando en realidad no existe. X tanto existe.

Entradas relacionadas: