Evolución del teatro de Lorca

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,99 KB

 

Lorca creó un teatro poético que expresa profundamente los problemas de la vida y de la historia mediante un lenguaje lleno de connotaciones, símbolos y metáforas. Su teatro es atractivo desde el planteamiento y la temática: destinos trágicos, pasiones condenadas a la soledad o a la muerte, amores marcados por la esterilidad o la frustración. En él usa una lengua popular poetizada, música, danza y tradición. El eje que mueve el teatro lorquiano es la frustración.

Sus carácterísticas son: Se trata de un teatro poético no porque esté escrito en verso sino porque hace uso de los recursos propios de la poesía, su concepto es poética. Es un teatro experimental que se alimenta de muchas tendencias y estilos; por tanto, difícil de imitar. Lorca mantiene los mismos temas, pero experimenta constantemente, creando variedad de estilo a lo largo de su teatro. El autor pone al servicio de su teatro una gran cualificación y sus conocimientos como hombre de teatro y como director de escena.

Podemos dividir la evolución del teatro lorquiano en tres momentos de desigual extensión:

-Primeras obras (años veinte) Comienza casi a la vez que la poética con un ensayo juvenil titulado El maleficio de la mariposa, que resultaría un fracaso. Más tarde compone varias farsas, piezas breves inspiradas en el guiñol. Las más importantes están pensadas para ser representadas con muñecos, como Títeres de Cachiporra (1922-1923). Pero otras más elaboradas afrontan con mayor seriedad los temas trágicos. Un ejemplo de estas es Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín…(1928). Su primer éxito fue Mariana Pineda (1928). Un drama histórico de amor trágico. Esta obra está inspirada en un romance popular granadino. El siguiente éxito fue La zapatera prodigiosa; a su vez otro drama.

-Experiencia vanguardista. Esta comienza con una crisis estética y vital de Lorca; la cual dió lugar, en poesía, a Poeta en Nueva York. Su etapa de experimentación comienza escribiendo unos brevísimos diálogos surrealistas a partir de 1925. Durante la citada crisis, Lorca encuentra en la vanguardia un nuevo lenguaje con el que crear varios experimentos que llamó misterios o comedias imposibles, ya que estas eran irrepresentables. Destacan dos obras: El público(1930) que trata del tema del teatro dentro del teatro; y Así que pasen cinco años (1931), un joven partido entre dos amores, animado por una ansia de paternidad imposible, luchando por realizarse contra la corriente inasible de la vida y del tiempo.

Entradas relacionadas: