Estructura AAVV

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Matemáticas

Escrito el en español con un tamaño de 6,6 KB

 
Las agencias de viaje y la competencia perfecta

Las
agencias de viaje son actores clave del desarrollo de la actividad turística. Durante décadas, la planificación del viaje turístico ha comenzado con la visita a la agencia de viajes minorista con el fin de obtener información y asesoramiento de las diferentes opciones vacacionales y, llegado el caso, contratar los servicios vacacionales que se ajustan mejor a las preferencias de cada cliente. Así pues, y en un sentido general, las agencias de viaje (AAVV) son entidades comerciales dedicadas al asesoramiento, mediación y organización de servicios turísticos, para lo que, o bien utilizan medios propios o, en la mayoría de los casos, son intermediarias entre los prestadores de los servicios turísticos (alojamientos, transportistas, restaurantes,) y los clientes .
La función de asesoramiento consiste en ofrecer al cliente información fiable y organizada de las diferentes opciones de las que dispone para realizar la vacación deseada. Al hacerlo, el operador de la agencia tratará de identificar las características y preferencias del cliente y ofrecer aquellos paquetes de servicios que mejor se ajusten a las mismas. La función de organizadora consta de la preparación del conjunto de elementos que integran un viaje combinado cuando estos no son directamente ofertados por un agente especializado, sino creados por la agencia a partir de la combinación de servicios individuales. La función de intermediación es quizá la que mejor identifica la actividad de las AAVV. Consiste en poner en contacto a prestatarios de servicios (alojamiento, transporte aéreo, restaurantes, etc.) y consumidores, facilitando a éstos la obtención de información y la contratación de los servicios prestados por aquéllos.
Si bien las AAVV con las que estamos más familiarizados con las denominadas
minoristas, en general pueden ser clasificadas como sigue :
Agencias Mayoristas. Contratan servicios a los productores y los combinan en forma de paquetes turísticos, que comercializan a través de las agencias minoristas. Los Tour Operadores son una suerte de mayoristas que pueden tanto ser propietarios de empresas que producen servicios como líneas aéreas o cadenas hoteleras, como de minoristas que comercializan sus productos turísticos. También, obviamente, pueden comercializar servicios producidos por empresas externas a través de minoristas que no son de su propiedad, en el marco de estrategias normalmente complejas, orientadas al manejo de grandes volúmenes de servicios turísticos que permiten reducir costes y ofrecer paquetes económicamente asequibles a segmentos muy amplios de la sociedad.
Las
Agencias Minoristas están especializadas en la comercialización de los paquetes creados por las mayoristas o, directamente, de los servicios producidos por hoteleros, compañías aéreas, empresas de alquiler de vehículos, etc. Es decir, comercializan tanto paquetes turísticos como servicios sueltos. También existen agencias mayoristas-minoristas, que son aquellas facultadas para la realización simultánea de las funciones que son propias de cada uno de los tipos de agencia referidos.




También es posible distinguir entre agencias emisoras y receptivas. Las primeras se ocupan de prestar servicios a los turistas en origen, es decir, a informarles de opciones y venderles paquetes o servicios sueltos. Las segundas se ocupan de las necesidades de los turistas en el destino, que incluyen traslados a y desde los aeropuertos, organización de visitas y excursiones, billetes para parques temáticos, conciertos o festivales, etc.

Centrándonos en las agencias minoristas, debe destacarse que su condición de intermediarias les obliga a relacionarse simultáneamente con proveedores de servicios finales y clientes. La naturaleza de sus ingresos se deriva de esta específica posición. La compra de paquetes o servicios sueltos por parte de los consumidores generalmente va precedida de la reserva de la misma, por lo que el manejo de los sistemas de reserva constituye una pieza esencial de la actividades de las agencias minoristas. En la actualidad, los sistemas Savia-Amadeus y Galileo son los más usados en el ámbito de la gestión de reservas de servicios turísticos.

La remuneración de las funciones de información, reserva y venta de las AAVV
minoristas se realiza a través de comisiones sobre los precios de venta, que son generalmente fijadas por los productores. . A esto se la añaden los rappeles o sobrecomisiones, que los productores de servicios ofrecen por el logro de determinados objetivos de venta. Todo ello forma parte de una compleja estrategia por la que los productores de paquetes y servicios tratan de que las Agencias minoristas hagan esfuerzos específicos en la comercialización de sus propios servicios. Estas estrategias incluyen viajes de familiarización y de incentivo y asistencia informativa y técnica a los minoristas.

S i nos referimos a la función más importante de las agencias minoristas, la de intermediación, podemos afirmar que la estructura de este mercado se aproxima en gran medida a la
competencia perfecta. El usuario podrá encontrar que el precio de un billete de avión con una tarifa específica es el mismo en todas las agencias que visite. Esta condición de servicios iguales con precios idénticos, más el supuesto de libertad de entrada y salida de empresas del mercado, confieren a este las características de la competencia perfecta.
Las empresas son
precio-aceptantes y ajustan su estrategia maximizadora decidiendo cuánto producir. Sin embargo, las agencias no pueden decidir vender el mismo billete de avión o habitación de hotel a un precio más elevado que sus competidoras, pues nadie acudiría a ellas. Esto también implica, que el precio de los servicios prestados por las agencias minoristas se igualarán a largo plazo a los costes medios de producirlas, con lo que el beneficio será igual al normal .

Entradas relacionadas: