Escultura de Egipto

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 6,47 KB

 
ESCULTURA DE EGIPTO
La mayoría d la escultura deriva dl carácter religioso, funerario y cortesano. Ls piezas mas imxtantes procedn de ls templos y sepulcros. Las esculturas religioss se basan en un panteón dnsamnte poblado. Xo tambn los monarcas se divinizan. El soberano, como faraón d Egipto, aparece iwalmnte kn una simbología política: la corona elevada dl Alto Egipto, la corona truncada y el papiro dl Bajo Egipto. Ambas coronas puedn aparecer asociads como símbolo d la reunificación d ls dos reinos.
Los sepulcros contienen estatuas d altos dignatarios y servidors. Aparecen tmben, personajes d grupos sociales humilds.
En sus figuras se manifiestan tres elementos: armonía d las proporciones, ley d la frontalidd y la visión estatica, y la falta d realismo.
Ls egipcios se distinguieron dl resto d las civilizaciones fluviales contemporáneas x buscar un canon d belleza ideal dl cuerpo humano. Surge también x primera vez la simetría como recurso estético. La armonía d proporcions, se ajusta a un rigor matematico. El puño seria el modulo regulador.
Un segundo precepto inmutable d la plástica egipcia fue la frontalidd. La “ley d la frontalidd”, k lleva a ls figuras d bulto redndo a mantenerse rigidas. La juventud d la k hacen gala tods estas figuras expresa esa idea d eternidd. Las imágenes están concebids xa ser vistas d frente y x ello la escultura d bulto redndo solo se trabaja en su parte frontal. Evitan toda clase d salientes, pegando ls brazos y pierns al bloke y evitando asi todo riesgo d roturas. Ello explica la aparición d la “estatua cubo”. Esa misma preocupación se produce en el relieve. El relieve rehundido tiene la misma finalidd, el hundimiento protege la figura y asegura el perfil. También es estatica, carece d recursos xa expresar el movimiento. Ese hieratismo (falta d expresión) y estatismo (todo movimiento esta proscrito) se refuerzan kn recursos arcaics, como el almendrad d los ojos.
Es un arte no realista k reproduce uns estereotips en el k el personaje no intnta parecerse a como es en a realidad. No imxta ya k la identificación se hace no x su parecido real sino mediante la correspondiente inscripción jeroglífica k aclara kien es el personaje. El rostro es inexpresivo. El realismo se destina a ls hombres ordinarios, a ls funcionarios y servidores, kn esos rasgos peculiares o d deformidd, como la obesidd, la flacidez… k transcriben la realidad.
La estatuaria aparece en tods ls tamaños, desde el colosal a lo diminuto. El colosalismo es frecuente en imágenes d ls dioses y faraones esculpids xa los gigantescos templos y piramids. Estas esculturas fueron tallads en diversos materials, desde la blanda caliza y la madera a ls piedras mas duras y lujoss, con acabado pulimntado. A veces, la policromía complemntaba el acabado d stas estatuas. Las coloracions eran simbolicas, aumntandose su realismo kn incrustacions vítreas en ls ojos.
El relieve fue una modalidd escultórica k alcanzo una gran imxtancia. Con frecuencia acompañan a estos relieves inscripciones k pretnden hacer mas comprensible el tema tratado, hermanándose imagen y literatura.
En el relieve (y tmben en la pintura) se expresan dos dimnsiones, y aunk no existe perspectiva, se intnta lograr una tercera dimnsion.


Todo va en un primer plano. Superponen figuras xa indicar una mayor distancia. Y xa resaltar la dignidd dl faraón o d un dios se los represntan kn un mayor tamaño. El relieve es generalmnte plano, pero existe una modalidd típica k es el relieve excavado o rehundido.
Tods estos caracteres generales d la escultura egipcia se mantienn vigentes durante tods los perios, pero, además, en cada época aparecen peculiaridads definids.
1.En tiempos predinásticos (antes dl 3000 a.c.) se dan las primeras obras escultóricas, como la paleta dl rey Menes.
2.En el Imperio Antiguo o Menfita (entre 2800 y 2200 a.c.) se produce un considerable avance escultórico. Se labra la esfinge d Gizet y otras numeross estatuas dl faraón Kefrén. Aparecen grups escultóricos d hombre y mujer, completamnte idealizads. Se inicia ahora un genero kn una gran aceptación posterior, k son las pekeñas estatuillas d personjes k realizan actividads d la vida cotidiana, denominadas “ushebits”.
3.En el Imperio Medio (entre 220 y 1580 a.c.) se produce una cierta decadncia. En alguns casos el retato se hace mas realista, como en ls figuras d Sesostris y Mentuhotep, pero unido a ese reglejo d la personalidd fisika también se busca la psikica. Aparecen las “estatuas cubo”, en el k el cuerpo humano se resuelve en un solo bloke dl k solo se distinguen ls pies y la cabeza, y en la parte frontal se coloca un texto aclaratorio.
4.En el Imperio Nuevo (entre 1580 y 1085 a.c.) es el periodo mas brillante. Se esculpen algunas piezas monumntales komo ls Colosos d Memnon, en Tebas. El relieve ofrece un alto grado d madurez, dstacando ls referids a ls hazañas d la reina Hatsepsut. Durante el reinado d Amenofis IV o Akhenatón, se traslada la capital a Tell-el-Amarna y se implanta el monoteísmo. Surge un arte civil k rompe kn las tradicions estéticas anteriors. El artista se recrea en el aspecto estético, kn una ondulacion d las figuras, y un mayor naturalismo. Lo sentimntal y sensual dstaca tanto en las figuras femeninas como en las masculinas, acusando un idealismo feminoid, cn cabezas ovales, miembros gráciles y delgados, cuello alargado, vestido largisims y con pliegues paralelos, y abundancia d aderezod d joyería, como ocurre en el busto policromado d la reina Nefertiti. En un relieve muy plano se plasman actituds amoross e intimas y escenas cotidians d la familia real. Cn los ramesidas, la escultura adopta un aire idealista. Buena muestra d esta recuperada tendencia son los relievs en el templo d Karnak.
5.En el Periodo Saita, tras una larga época d transición, se reproduce un renacimiento dl arte menfita k copia ls models d este periodo anterior. Xo su técnica se hace mas refinada, con pulids muy finos y vestids muy ceñids. Represntativo d este periodo es la Dama d Takusi, o la reina Koromana y, sobre todo, la cabeza verde dl museo d Berlin.
6.El Periodo Greco-Romano, desde el 333 a.c., es un periodo d decadncia. La escultura keda sometida a la influencia d Grecia y Roma komo potencias dominadoras.

Entradas relacionadas: